Diez años de prisión para un hombre de Neuquén por matar a otro cerca del Centro Cívico de Bariloche

Marcos Graf fue acusado por el homicidio simple de Antonio Luengo el 26 de agosto. Las imágenes que aportaron las 23 cámaras de la zona del hecho fueron contundentes.

Marcos Rodrigo Graf fue declarado autor penalmente responsable del homicidio de Antonio Luengo y condenado a 10 años de prisión. Así lo acordaron la Fiscalía y la Defensa en un juicio abreviado y el acuerdo, a su vez, fue validado este jueves al mediodía por el tribunal integrado por los jueces Romina Martini, Gregor Joos y Marcelo Alvarez Melinger.

Acepto mi responsabilidad en el hecho y me hago cargo. Estoy dispuesto a cumplir la pena y quiero pedirle disculpas a la madre de esta persona que yo no conocía”, dijo Graf durante la audiencia. En ese momento, la madre de la víctima estalló en llanto.

Le pido perdón, señora. No era mi intención terminar con su vida. No estaba en mis cabales”, agregó Graf.

Quien intervino fue la tía de la víctima: “Mataste a un joven que tenía toda una vida por delante. ¿Por qué no pensaste? Ahora lo tenemos bajo tierra. No tenés perdón”.

El hecho ocurrió el 26 de agosto pasado, alrededor de la medianoche. En esa ocasión, Luengo se encontraba con su novia comprando una hamburguesa en uno de los carritos frente al Centro Cívico cuando le dijo que iría a comprar a un kiosco. Regresó cuatro minutos después y solo atinó a decir: “Amor, me acuchillaron en la espalda”. Murió horas después en el hospital Ramón Carrillo.

Marcos Graf fue condenado a 10 años de prisión por el homicidio de Antonio Luengo a metros del Centro Cívico de Bariloche. Foto: Chino Leiva

La fiscal Silvia Paolini destacó el análisis de 23 cámaras de seguridad de la zona que aportaron imágenes permitiendo individualizar al agresor. “Las imágenes permiten ver cómo Luengo conversa con un sujeto masculino en la calle Morales. En determinado momento, Graf corre hacia ellos y por detrás, le asesta un puntazo a Luengo en la espalda con un cuchillo. Le provocó una herida de 3 centímetros de ancho”, dijo Paolini.

Tras la agresión, según se puede ver en las imágenes de las cámaras, Graf y el otro sujeto -que aún no pudo ser identificado- se dieron a la fuga por calle Juramento hasta ingresar a un departamento de la calle Panozzi 63. El edificio también tenía cámaras en la parte exterior y en cada uno de los pasillos.

Marcos Graf fue condenado por un homicidio en Bariloche. Foto: Chino Leiva

En el allanamiento, la policía detuvo a Graf y a María Sol Mordeglia -que continúa imputada en la causa por el delito de encubrimiento ya que alojó al agresor y escondió el cuchillo en el departamento de alquiler turístico donde se alojaba-. Además, se procedió al secuestro de las prendas que usaba el agresor y el cuchillo que usó para matar a Luengo.

Al presentar el acuerdo de partes, Paolini solicitó una condena de 10 años de prisión argumentando que, a través de las cámaras, se puede ver el momento exacto en que Graf “le clava el cuchillo” a Luengo.

Por su parte, el abogado defensor Marcos Miguel admitió que las 23 cámaras de seguridad permitieron identificar a Graf y dijo: “Consentimos en el monto de la pena por la evidencia contundente contra mi asistido”.

Tras un cuarto intermedio de 15 minutos, los jueces validaron el acuerdo entre las partes. “Hablamos de 23 cámaras de seguridad en un espacio reducido. Esto permitió a Fiscalía solucionar el caso rápidamente. Estos acuerdos de juicio abreviado son válidos cuando además de la confesión del acusado, se suma evidencia. Y hay evidencia contundente que fue verificada incluso por el abogado defensor”, dijo Joos.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios