El STJ evaluará el fallo crítico con los abogados que demandan al Estado de Río Negro

La Cámara Laboral aludió a casos de incompatibilidad, que ya llegaron a los órganos de control. Un abogado recurrió al máximo tribunal y pidió la revocatoria, con fuertes críticas a los camaristas.

El análisis sobre la incompatibilidad de abogados del Estado que demandaron a la aseguradora estatal ya está en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y en la Fiscalía de Estado, a partir de que la Cámara Laboral de Viedma ya remitió resoluciones a ambos organismos donde expone a profesionales en esa doble función.

En cambio, un tercer fallo donde describe lazos profesionales y personales cruzados entre el letrado del demandante y los representantes de la aseguradora Horizonte será analizado por el Superior Tribunal Justicia, a partir de que el abogado aludido -Gastón Suracce- reaccionó con un recurso jerárquico en contra de la evaluación del tribunal laboral.

En concreto, ese cuerpo -que integran Gustavo Guerra Lavayén, Marcelo Valverde y Rolando Gaitán- emitió tres fallos con serios cuestionamientos a las conductas de los abogados actuantes. El voto rector correspondió al primer magistrado, quien fue denunciado por el Colegio de Abogados de Viedma y, actualmente, tiene un sumario en curso del Consejo de la Magistratura.

En dos casos, los representantes de los accionantes contra la empresa Horizonte son empleados del Estado -Bruno Giordano, en Trabajo, y Francisco Raul Diguero, en la Legislatura- y se presentan “demandando a una sociedad estatal”, lo cual se “repite -afirman los jueces- en una pluralidad de causas en trámite”. Así, trasladan los casos a la FIA y Fiscalía de Estado para que evalúen esas conductas en el marco de las normas de incompatibilidades y de la ley de Ética Pública.


El juez (G. Guerra Lavayen) ha perdido la templanza -el equilibrio emocional- que es requisito para permanecer en el cargo”.

Gastón Suracce, abogado incluido en los fallos con críticas a profesionales.

Por su parte, Suracce no es empleado del Estado pero la observación de la Cámara recae en vínculos profesionales y personales con los letrados de Horizonte.

Concretamente, el fallo indica que ese abogado demandante tiene el mismo domicilio profesional que el Gerente de Siniestros de la ART Horizonte, Leonardo Fantón y que otro interviniente previo, Pedro Fantón, y además aluden que en la cuestión administrativa en “representación de Horizonte se le ha otorgado poder a quien sería esposa” de Suracce. Las intervenciones para analizar -según el tribunal propone a las fiscalías- radican en “quienes cumplen funciones” en la aseguradora estatal.

Gastón Suracce, no es agente estatal y fue aludido por la Cámara Laboral por su vínculos, reaccionó con un pedido de revocatoria al Superior Tribunal. Foto Gentileza.

En su planteo ante el STJ, Suracce entendió que hubo abuso de la “función jurisdiccional” y, luego, se alude a que Guerra Lavayen “confunde la animadversión” hacía él con los intereses de su representado. Consideró que el magistrado está “seguramente sesgado por motivaciones personales, exclusivamente imputables a su actuación como juez”, y “pretende incorporar en la sentencia” lo que son “circunstancias absolutamente ajenas”.

Explica que las “circunstancias” denunciadas “ no derivan del proceso – son absolutamente ajenas – y las personas que se identifican en el fallo no son parte del mismo, ni han tenido intervención en el expediente”.

Suracce afirmó que es el “único firmante de la demanda, no soy funcionario público, ni tampoco trabajo para el estado Provincial”.

Afirma que si hay dudas de su accionar se “deberá formular la denuncia ante quien corresponda, mediante los carriles procedimentales de rigor”, y no “a través de un expediente judicial”.

Resaltó que “llama poderosamente la atención que las circunstancias que menciona de un modo suspicaz en el pronunciamiento, son todas conocidas por este mismo Tribunal hace más de 8 años”.

El profesional vincula la situación con la denuncia del Colegio contra Guerra Lavayén y, luego, concluye que el juez “ha perdido la templanza -el equilibrio emocional- que debe conservar en su carrera” y es “requisito necesario para permanecer en su cargo”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora