El fiscal apuntó contra Máximo Kirchner en el juicio por la obra pública en Santa Cruz

El fiscal Diego Luciani dijo que pese a no tener cargo oficial, el hijo de la vicepresidenta intervenía en la toma de decisiones.





Nota actualizada 16,50 hs.- El fiscal federal Diego Luciani lleva adelante hoy su alegato final en el juicio oral por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 que se le sigue a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros doce imputados.

El fiscal apuntó esta tarde con Máximo Kirchner, hijo de la vicepresidenta Cristina y Néstor. Luciani mostró nuevos mensajes del teléfono del exfuncionario José López y dijo que si bien Máxino “no tenía ningún cargo” intervenía en la toma de decisiones y era consultado sobre qué obras públicas iban a realizarse.

Los mensajes de López fueron anticipados por los fiscales en la jornada del lunes pasado. Dijeron que se trataba de una prueba novedosa.

“¿Pudiste hablar con Maxi para definir la ubicación de las 100 cuadras?”, se lee en un mensaje entre López y Matías Bezi, hombre cercano al hijo de la vicepresidenta, que mostraron los fiscales.

“Nótese cómo Máximo Kirchner era la persona encargada de definir la ubicación de las 100 cuadras que se iban a repavimentar”, insistió el fiscal.

Luciani también reveló mensajes de López a Máximo Kirchner. “Encaminado lo de la Viv de El Calafate y de 28 de Nov. El miércoles firma los dos convenios Nivello. Viaja a los dos lugares”, dice uno fechado el 30 de julio de 2015.

Para los fiscales, este cruce de mensajes demostraría que Máximo Kirchner, quien por entonces no ejercía cargos públicos, manejaba con Báez las obras en Santa Cruz.

“Quedó establecido que la orden y el apuro para adjudicar esta licitación emanaban directamente de lo más alto del Poder Ejecutivo y en esta obra aparecen como intermediarios José López y el hijo de la Presidenta”, dijo el fiscal. Informó que se gastaron 25 millones de dólares para cien cuadras. Esa licitación fue ganada por la constructora Kank y Costilla (del Grupo Báez). Para los fiscales, “fue una simulación de licitación pública. La obra fue financiada con una transferencia y sin crédito legal”.

“Señores jueces, todo estaba armado de antemano y quienes ejecutaron el plan siguieron las directivas y las órdenes de los jefes de la organización. La participación de Máximo Kirchner está probada”, insistió el fiscal Luciani.

Luciani: «No podemos creer cómo pasaron inadvertidos semejantes actos de corrupción»

“Uno puede entender que una obra pública tenga demoras o prórrogas por determinadas cuestiones, pero si ninguna de las obras cumple con los plazos eso demuestra la incapacidad de Austral Construcciones para desarrollar esas tareas (…) No podemos creer cómo pasaron inadvertidos semejantes actos de corrupción”, había afirmado Luciani más temprano.

Ante el Tribunal Oral Federal 2 la fiscalía abrió la tercera jornada de su alegato, que estará dedicada a continuar con el análisis de las 51 licitaciones que según la acusación se habrían direccionado a favor de empresas del también juzgado Lázaro Báez.

El juicio se realiza de manera semipresencial y -salvo la Vicepresidenta, que obtuvo autorización para no presenciar esta audiencia por motivos de su agenda parlamentaria en el Senado Nacional- estaban conectados a la plataforma Zoom los restantes imputados.

Luciani comenzó a analizar la licitación número 19 de 2006 y, luego, avanzó en las siguientes, en una exposición de la que también participará su colega el fiscal Sergio Mola, en la audiencia que durará toda la jornada.

«El proceso cada vez estaba más aceitado, el aparato ilegal seguía funcionando cada vez mejor«, opinó el fiscal al exponer sobre la licitación número 20 que se hizo por 24 millones de dólares, al valor en esa época de la divisa extranjera, recordó.

«Con la maquinaria que tenía Austral nunca podría haber realizado este proyecto«, sostuvo sobre la empresa «Austral Construcciones» de Báez

El martes último, durante su segundo día de alegato, Luciani sostuvo que en la provincia de Santa Cruz hubo un «direccionamiento grosero inadmisible» a favor de empresas de Báez.

En la primera jornada de alegatos, el pasado lunes, la fiscalía anticipó que acusará por supuesta asociación ilícita y defraudación a los 13 imputados.

Mensajes de apoyo para la Vicepresidenta

Durante toda la semana, referentes del Frente de Todos y funcionarios de la coalición gobernante expresaron mensajes de apoyo a la Vicepresidenta a través de las redes sociales, reunidos con la etiqueta #TodosConCristina.

Ayer, organismos de derechos humanos expresaron su solidaridad con Fernández de Kirchner, y denunciaron que existen “prácticas judiciales persecutorias hacia líderes políticos”.

También ayer el Grupo de Puebla, el foro que nuclea a funcionarios y exmandatarios latinoamericanos de signo progresista, advirtió que la Vicepresidenta es víctima de una «guerra jurídica (lawfare)» y consideró que el juicio es «un proceso plagado de contradicciones y motivado por oscuros intereses políticos de poderosos conglomerados económicos».

Agencia Télam

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El fiscal apuntó contra Máximo Kirchner en el juicio por la obra pública en Santa Cruz