Alegatos contra Cristina: fiscales denuncian un «canal de pago preferencial» para Lázaro Báez

La Fiscalía cargó contra la expresidenta y el empresario Lázaro Báez por las irregularidades de la obra pública en Santa Cruz. Nueva embestida de la vicepresidenta contra el fiscal y un juez, a los que ya recusó.





Nota actualizada 18.30 hs.- La fiscalía realizó hoy el quinto día de su alegato final en el juicio por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 y analizó modificaciones y extensiones de plazo que se autorizaron al grupo que encabezaba el empresario Lázaro Báez. Consideró que fueron utilizadas como «una práctica sistemática de la corrupción».

La jornada estuve marcada hoy por la tarde por una nueva embestida de Cristina Kirchner, una de las acusadas en proceso judicial. La vicepresidenta lanzó una serie de tuits donde volvió a cargar contra la relación del expresidente Mauricio Macri con el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, que intervienen en este juicio, motivo por el cual ayer recusó a estos funcionarios judiciales.

La fiscalía en el juicio por el direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz entre 2003 y 2015 afirmó hoy que durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se creó un «canal de pago preferencial» para empresas de Lázaro Báez.

Buena parte de la audiencia de hoy fue utilizada por la fiscalía para cuestionar la utilización de la resolución 899/2010, firmada por el entonces administrador Periotti, a la que señalaron como una «herramienta con un fin noble» que «sólo usaron las empresas de Báez sin invocar jamás las supuestas razones de fuerza mayor» por las cuales recurrían a ella.

«La resolución 899/2010 fue una herramienta muy eficaz por el fin buscado, por su discrecionalidad», sostuvo Luciani que remarcó que esa herramienta facultaba al administrador general de Vialidad a suscribir convenios de pago anticipado con las empresas que lo solicitaran, de modo «arbitrario» y dando «apariencia legal a la maniobra investigada».

La fiscalía aseguró que aquella medida no tuvo la difusión correspondiente, que «las restantes empresas no tuvieron conocimiento de esta resolución» y que «solo la usó Báez», por lo que concluyó que «la clandestinidad, la opacidad de esta resolución, dieron cuenta del uso que le dieron a esta herramienta» a la que definió como un «canal de pago de preferencia».

«Mientras a otras empresas les demoraban hasta 600 días (los pagos), a Báez se los adelantaban.

«Mientras a otras empresas les demoraban hasta 600 días (los pagos), a Báez se los adelantaban. El plan diseñado por los jefes de la organización», sostuvo el fiscal para luego indicar que el dueño de Austral Construcciones habría recurrido a esa herramienta en 1.319 oportunidades.

En la primera parte de la jornada de hoy, expuso el fiscal Mola, quien se dedicó a cuestionar modificaciones de obra autorizadas a empresas de Báez en 39 de los 51 contratos viales adjudicados «con excusas o pretextos para extraer ilícitamente más dinero del Tesoro Nacional».

«Se pedían en momentos críticos, cuando las obras debían estar terminadas o próximas a terminar con el fin de postergar fechas de entrega, la modificación fue una herramienta para encubrir la incapacidad del grupo para hacer frente a la avalancha de obras que se les adjudicaba y para hacerse de la mayor cantidad de fondos públicos posible», afirmó el fiscal.

Mola apuntó a la dirección de Vialidad de la provincia de Santa Cruz «en connivencia con el contratista seleccionado y también de instancias superiores del Estado Nacional».

«La subsecretaría de Obras Públicas a cargo de Abel Fatala, la secretaría de Obra Pública a cargo de José López y De Vido, y también me refiero a los presidentes de la Nación, doctor Néstor Kirchner y Cristina Fernández», apuntó.

Las defensas sumaron más recusaciones

Al inicio de la jornada las defensas de los acusados exministro de Planificación Federal Julio De Vido, del empresario Lázaro Báez y del exdirector de Vialidad Nacional Nelson Periotti se sumaron al pedido de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para apartar del caso al fiscal Diego Luciani y al juez del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu.

Además la defensa de otro acusado, el exsecretario de Obras Públicas José López anunció que también presentará un planteo de recusación, luego de publicarse fotos que mostraron a ambos funcionarios como parte de un mismo equipo de fútbol y disputando un encuentro en la quinta Los Abrojos del expresidente Mauricio Macri.

La foto del equipo de fútbol en la quinta del expresidente Macri.

Al presentarse ayer la recusación del fiscal y el juez por haber sido compañeros en un equipo de fútbol y jugado partidos en la quinta Los Abrojos, del expresidente Mauricio Macri en la zona norte del conurbano bonaerense, los otros dos jueces Jorge Gorini y Andrés Basso resolvieron darle trámite «incidental».

Las recusaciones se tramitarán de manera paralela al desarrollo de las audiencias que seguirán adelante.

Los cuestionados responderán a los planteos de las defensas y luego Gorini y Basso resolverán si aceptan o no apartarlos del caso.

En caso de rechazarse las recusaciones, el planteo podrá llegar hasta la Cámara Federal de Casación Penal.

Luciani ya anticipó que desea responder de manera oral durante la audiencia a los cuestionamientos mientras que Giménez Uriburu podría hacerlo por escrito.

Larreta opinó de la causa


Esta mañana el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acusó a la vicepresidenta de querer utilizar “maniobras distractivas” para “sacar el foco del tema”. Además, le dio un espaldarazo a Luciani. “La información que presentó fue contundente”, aseveró el mandatario.

La denuncia del mate


El recusado magistrado Giménez Uriburu siguió ayer la audiencia a través de la plataforma virtual zoom, en silencio y con un mate en la mano. El comentario entre los abogados que participan del debate fue que ese mate tenía grabado el logo de Liverpool, precisamente el equipo de fútbol que integró junto al fiscal en la quinta del expresidente Macri.

«El juez Giménez Uriburu lleva a audiencia de juicio por la obra pública un mate del equipo de fútbol que juegan Macri, el fiscal Luciani y él, en casa del expresidente Macri. Se llama provocación e impunidad. ¿Si jugara al fútbol en lo de Báez? Imparcialidad es lo único que no hay«, señaló la senadora Juliana Di Tullio en su cuenta de Twitter.

Agencia Télam

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alegatos contra Cristina: fiscales denuncian un «canal de pago preferencial» para Lázaro Báez