La pista del auto fue crucial: condenaron a Godoy por matar a Pino Vinet

El Tribunal de Juicio rescató la investigación realizada por la fiscalía, y coincidió en que el crimen se pudo descubrir a partir de un dato que parecía menor.





Un Tribunal de Juicio declaró responsable a Juan Octavio Godoy (38) del asesinato de Luis Mario Pino Vinet (61), y ahora enfrenta una pena mínima de 10 años y medio de prisión que se sumarán a otras condenas que le dictaron en la provincia de Río Negro.

El veredicto fue pronunciado por el juez Luis Giorgetti quien aclaró que fue por unanimidad del Tribunal integrado además por Leandro Nievas y Andrés Repetto. En la sala de audiencias estuvieron presentes Godoy con sus abogados Laura Plaza y Facundo Trova, la fiscal Eugenia Titanti y el asistente letrado Bruno Miciullo.

Pino Vinet, un exconvicto por delitos sexuales contra adolescentes que pasó 21 años preso, fue asesinado a los 4 meses de recuperar su libertad, el 22 de octubre del 2020 a las 18:30, cuando caminaba por la esquina de Salta y Suipacha de Plottier.

Recibió dos balazos calibre .45 en las piernas y murió desangrado. Pero antes alcanzó a señalar un Ford Focus gris con un ocupante, y dijo a los vecinos que lo asistían «desde allí me dispararon».

Como informó Río Negro, esa tenue pista permitió casi cinco meses después vincular a Godoy con el homicidio y detenerlo. Así lo destacaron también los jueces en su veredicto.


La venta y el vuelco


Godoy, en una foto distribuida por la Policía de Neuquén. (Archivo)

Al día siguiente del homicidio, Godoy -que estaba prófugo de una cárcel de Río Negro- permutó el Focus por un Chevrolet Cruze. Una semana más tarde esquivó un control policial y terminó volcando contra un canal de riego. Lo detuvieron pero escapó a las pocas horas.

La policía ubicó al hombre que le había vendido el Cruze y que aún tenía en su poder el Focus. Lo había puesto a la venta en las redes sociales. Esta persona, de apellido Costich, les dio el número telefónico de Godoy.

Por ese entonces la policía buscaba a Godoy por su fuga de la provincia de Río Negro, pero pronto encontró elementos que lo vincularon con el homicidio de Vinet: el Focus, la ubicación del teléfono, y conversaciones que fueron interceptadas. Así se logró detenerlo, y luego de tres audiencias de juicio oral, se declaró su responsabilidad.

El móvil del homicidio no se pudo determinar. Se sabe que víctima y victimario compartieron unidades de detención y pudo quedar algún resentimiento mutuo de esa época, pero ninguna prueba lo confirmó.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La pista del auto fue crucial: condenaron a Godoy por matar a Pino Vinet