Un condenado por abuso sexual infantil en Viedma deberá resarcir a la víctima

Así lo dispone un fallo civil, que consideró probado el daño moral y las secuelas psicológicas. La víctima sufre "un Trastorno de Estrés Postraumático crónico a más de 20 años de los hechos" destaca la sentencia.

Un hombre que fue condenado por abuso sexual infantil deberá resarcir económicamente a la víctima de acuerdo a un reciente fallo del Juzgado Civil de Viedma, que consideró probado el daño moral y las secuelas psicológicas.

La condena penal al abusador tuvo una primera instancia y luego fue ratificada por el Tribunal de Impugnación y por el Superior Tribunal de Justicia.

En la demanda civil, el condenado reconoció los hechos, pero negó que hayan generado «consecuencias dañosas» y argumentó que los hechos estaban prescriptos; pero el juzgado tuvo en cuenta la prueba documental, los testimonios y las pericias psicológicas realizadas a la víctima.

Estableció que tras la denuncia penal de la víctima, todo el entorno familiar se vio modificado. Muchos vínculos fueron interrumpidos y una pericia psicológica dio cuenta que la víctima «se presenta en estado de lucidez, su juicio está conservado y su relato no presenta contradicciones».

Indicó que la situación le generó «un daño de grado severo ya que necesita apoyo psicoterápico por un tiempo superior a un año y psicofarmacológico prolongado» y sufre de un Trastorno de Estrés Postraumático crónico, incluso a más de 20 años de los hechos.

La sentencia rechazó el pedido de prescripción en el marco de la Convención de Belem do Pará, «especialmente la manda de asegurar el acceso a la reparación por parte de las mujeres del daño sufrido por violencia de género y violencia sexual» y luego analizó cada rubro indemnizatorio y fijó los montos correspondientes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios