Un fiscal pidió sanciones administrativas a dos policías de Cipolletti por no concurrir a la sentencia

Fueron condenados a 2 años de prisión en suspenso más 4 años de inhabilitación especial para el desempeño de funciones como policía. Golpearon y humillaron a un joven de 15 años en un procedimiento en 2020.

Un fiscal de Cipolletti actuó con rapidez ante un acto de rebeldía de dos policías imputados en una causa por vejaciones y solicitó sanciones administrativas: a pesar de estar notificados y en conocimiento de un deber ciudadano, Ángel Contreras y Daniel Vera, no asistieron a la audiencia de lectura del veredicto que los halló responsables de golpear a un joven de 15 años en la Comisaría 24, en tiempos de pandemia.

El fiscal jefe Santiago Márquez Gauna adelantó en la audiencia que se desarrolló hoy que se va a librar oficio a las autoridades de la regional Quinta. «Haciendo saber que los imputados no concurrieron a la audiencia de lectura de sentencia en la causa, pese haber sido notificado en la audiencia de cesura, y que al momento de la apertura de la ausencia no se acompañó ninguna justificación de la falta”. Tampoco participó el defensor Pablo Barrionuevo, aunque no se ventiló si su ausencia fue justificada.

De la audiencia sólo formaron parte el juez Guillermo Baquero Lazcano y Márquez Gauna, además de empleados de la Oficina Judicial. El magistrado dio a conocer las penas para los dos uniformados que prestaban servicios en la Unidad 24.

Ambos fueron condenados a la pena de 2 años de prisión en suspenso más 4 años de inhabilitación especial para el desempeño de funciones como policía de prevención y seguridad, más el pago de las costas del proceso. Se les impusieron una serie de condiciones que deben acatar para sostener el privilegio de la prisión condicional. 

El hecho


El hecho ocurrió el 30 de septiembre de 2020, en pleno epicentro de la primera ola de Covid en el país y con las restricciones vigentes a la libre circulación.

La fiscalía probó que el cabo Contreras  y el Sargento 1° Vera interceptaron a un joven menor de edad en la calle,  lo redujeron y esposaron. Al momento de ingresar al móvil, Vera le propinó dos golpes de puño en el abdomen. Una vez en la comisaría  ambos lo volvieron a agredir físicamente mientras la víctima estaba esposado. Lo siguieron golpeando hasta humillarlo, ya en el suelo lo obligaron a bajarse los pantalones. La madre del joven radicó la denuncia que derivó en este proceso. 

Durante la pandemia, entre 2020 y 2021 se registraron muchas denuncias contra la fuerza policial en la zona del Alto Valle Oeste, especialmente en Cipolletti. La causa más grave y que mayor difusión alcanzó fue la condena a 9 años de prisión para el exoficial Crisitan Caumillán, quien torturó y abusó sexualmente a un joven en un procedimiento.

Pero el fin de la pandemia no lo fue para las acusaciones contra la policía de Río Negro. A fines del año pasado se consumó la muerte de Jorge Gatica en la Comisaría 45. Había sido detenido por robar un par de chorizos en una carnicería. Esa misma noche murió como consecuencia de múltiples golpes que recibió. Hay cinco policías de la Unidad 45 imputados en la causa. Todos con prisión preventiva, tres de ellos bajo la modalidad domiciliaria.

Uribe a Viedma, ¿Castigo o premio?


Este hecho sin precedentes en Cipolletti dejó acorralado a Daniel Uribe, por entonces titular de la Regional Quinta y quien estuvo a cargo de todo el corredor del Alto Valle Oeste en los últimos años, justamente en el lapso de tiempo en el cual se incrementaron las denuncias contra la policía rionegrina.

Lejos de cuestionar su gestión, la gobernadora Arabela Carreras y la ministra de Seguridad Betiana Minor dieron «luz verde» para que mantenga el mismo cargo pero en Viedma. 


Temas

Cipolletti

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios