Juicio por el femicidio de Patricia en Catriel: ¿por qué aún no tiene fecha?

El juez del caso elevó el proceso para iniciar el debate, pero resta definir la fecha que está a cargo de la Oficina Judicial. El imputado Fernando Cronenbold será juzgado por un tribunal popular.

A partir de hoy la Oficina Judicial cuenta con dos meses de plazo para fijar fecha de juicio por el femicidio de Patricia Rendón en Catriel. El juez de juicio Guillermo Baquero Lazcano dispuso hoy la apertura del debate, notificó a las partes y  al organismo que está encargado de definir la fecha de inicio del juicio oral y público. El único imputado por el crimen de la joven de 31 años es Fernando Cronenbold, su expareja. El hecho ocurrió el 28 de junio de 2022, en la localidad petrolera.

Luego de finalizar el control de acusación y sin poder llegar a un acuerdo abreviado, el magistrado elevó la causa a juicio. Cronenbold, quien se encuentra con prisión preventiva y es defendido por Rubén Antiguala, será juzgado por un tribunal popular.

El imputado llegará a juicio acusado por el delito de femicidio (homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por haber sido cometido por un hombre a una mujer en un contexto de violencia de género, art.80 inc.1 e inc.11 del Código Penal).

En el control de acusación quedaron probadas algunas pruebas que serán clave en el desarrollo del juicio. Entre ellas el hallazgo de sangre de la víctima en el auto del imputado y la confesión del hombre de donde estaba enterrado el cuerpo de la víctima.

 A pesar de la base probatoria en su contra, Cronenbold sostiene que no fue el autor del hecho, y culpó a dos hombres vinculados con el narcotráfico, aunque nadie pudo identificarlos. Incluso el fiscal jefe Gustavo Herrera le dio intervención a la justicia Federal para que investigue esa teoría: tampoco se hallaron indicios sobre los dichos del imputado.

Cronenbold fue detenido la tarde del 28 de junio en un control policial, en uno de los accesos a la ciudad. La fiscalía intentará probar que volvió de enterrar el cuerpo en una zona rural a unos 80 kilómetros del centro de Catriel.

Las fuerzas de seguridad buscaban a la joven desde el mediodía. Una amiga dio aviso a la policía porque Patricia esa mañana tenía un vuelo a Buenos Aires. Su viaje tenía como fin iniciar la Visa para poder viajar a Europa a encontrare con un joven que había conocido. Para los acusadores ese fue el móvil del hecho.

El imputado permaneció varias horas detenido en la Comisaría Novena de Catriel. Y pasada la medianoche confesó dónde estaba el cuerpo enterrado, a pesar que su defensor oficial Sebastian Nolivo le recomendó no hacerlo. Le dijo que no iban a creer su versión.

Ante el reclamo popular, afuera de la unidad policial, el imputado fue trasladado a otra localidad luego de ir con la policía y los fiscales al lugar donde estaba el cuerpo. Fue hallado semienterrado en la zona de Puesto Morales.

En la autopsia se determinó que Patricia falleció  como consecuencia de una hemorragia cerebral causada por un traumatismo de cráneo encefálico. La teoría de la fiscalía es que el imputado la mató de un golpe en la cabeza en su vivienda. Luego la enterró.

La teoría de la fiscalía por el femicidio de Patricia en Catriel


La teoría de la fiscalía y la querella a cargo de Marcelo Hertzriken Velasco es que Cronenbold mató a golpes a Patricia Rendón Rodríguez en su casa, le propinó varios impactos en la cabeza para ultimarla desde atrás. Luego la envolvió en papel film, la cargó en su vehículo y la enterró a unos 80 kilómetros de Catriel. Pero no lo hizo inmediatamente, antes fue a buscar a su hija al colegio y la dejó al cuidado de una amiga.

Herrera aseguró que la mató en su vivienda, ubicada sobre calle Nicaragua, entre las 8 y las 9 de la mañana del martes 28 de junio. Después del mediodía, la cargó en el baúl de un Renault Fluence color gris y llevó campo adentro del ingreso a Medanito, cerca del club de pesca de Casa de Piedra, conocida como Puesto Morales.

El móvil del femicidio en Catriel

El fiscal jefe Gustavo Herrera sostuvo en las audiencias del proceso el móvil del crimen se debió a la decisión de la mujer de viajar a Buenos Aires. Tenía previsto hacerlo horas antes de su muerte. Y la finalidad era buscar su VISA para viajar en julio a Italia donde se iba a encontrar con un joven con quien había iniciado una relación, Francesco Nuvolari.

Herrera contó que cuando encontraron el cuerpo percibieron que le habían cortado el dedo del pulgar derecho. Dijo que el propósito era utilizarlo para desactivar el teléfono de la víctima. Incluso relató que Cronenbold mandó varios mensajes desde ese móvil con el objetivo de entorpecer la investigación.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios