Kevin, ni de aquí ni de allá

El "errante" Johansen se presenta el fin de semana en Neuquén.

NEUQUEN (AN).- No parece nacido en Alaska. En realidad su música está muy lejos de ese paisaje que suena a témpano. En realidad su arte, como sus raíces, tienen un poco de todo, un aroma a inclasificable. Kevin Johansen tocará suelo neuquino este fin de semana, el sábado y domingo, y lo hará presentando algunas "partículas" de su último disco, "City Zen".

La visita de Johansen no pasará inadvertida. Los show que brindará en el flamante y coqueto casino Magic -ambos a las 23.30- no serán los de un músico desconocido que se está abriendo paso en el difícil e intrincado mundo del espectáculo. Johansen ya se ganó su sitio y ahora lo disfruta.

¿Cómo lo hizo? Con talento, dedicación, y un grado de exposición mediática que no había logrado antes: mucho de su añorado presente tiene que ver el tema que secuestró tantos oídos, y del que se apropió el multipremiado culebrón argentino "Resistiré".

Ahora Johansen, hijo de madre porteña y padre americano -desde el vamos es difícil encontrarle etiquetas-, mezcla varios idiomas y se apoya en instrumentos tan dispares como una guitarra española y un bandoneón, o un bombo legüero y el cajón flamenco.

En la imagen de la tapa de "City Zen" aparece sentado en el techo de un autobús, "desubicado", un espejo de un artista que tuvo casas en Alaska, Buenos Aire, Montevideo, Nueva York, San Francisco y nuevamente Capital Federal. Su nuevo trabajo es testigo de la evolución de vivir en grandes urbes, y es que "al final te adaptas a todo", aseguró en varias entrevistas.

"City Zen" es reflejo de espíritu urbano, el mismo que posará sobre el escenario del nuevo casino.


Comentarios


Kevin, ni de aquí ni de allá