Kirchner dice que 'atentaron' contra él, pero el fiscal lo descartó

Calificó así el vuelco del camión frente a su casa. Para el fiscal, fue un psicótico sin nexos políticos.

#

En su loco recorrido en el que chocó diez autos, el camión volcó frente a la casa de Kirchner.

RIO GALLEGOS.- El fiscal de Instrucción Andrés Vivanco, que atiende en la causa del vuelco del camión frente a la vivienda de la familia Kirchner, descartó ayer la teoría de un atentado con móviles políticos y aseguró que el chofer, José Mansilla Alarcón, es "un desequilibrado que actuó individualmente".

El agente público recordó que la segunda pericia realizada al imputado revela que padece un cuadro de "psicosis paranoide con delirios", y consideró que está descartada su relación con sectores políticos o gremiales".

Dio por tierra así con la hipótesis funcional a los intereses de la Rosada.

El presidente Kirchner, lanzado en plena campaña electoral, se puso al frente de esa operación al calificar de "atentado" contra su persona el incidente con el camión, y aseguró que recibe amenazas "diaria y cotidianamente".

Desde el gobierno nacional no sólo sostienen esa hipótesis sino que también relacionaron el hecho -sin ningún dato en qué apoyarse- con el conflicto docente al que no le encuentran solución.

Sin embargo, desde la oposición diversas fuentes sostienen que lo del atentado en Gallegos, la "transferencia" de la culpa a Tinelli y Telerman por el caso Skanska y el rumor de la muerte de Maradona son todas operaciones montadas en la Rosada para tapar las denuncias de corrupción que investiga la Justicia con eje en el kirchnerismo.

En medio de este contexto, el presidente se quejó el lunes durante un acto en Casa de Gobierno: "Si me tiran un camión contra mi casa, es de casualidad; si le hubiera pasado a cualquier dirigente de la oposición dicen que falta seguridad o que está orquestado por el gobierno", advirtió.

El presidente reforzó la senda abierta por el ministro del Interior, Aníbal Fernández, quien reiteró la hipótesis del atentado y dijo que el agresor "no es un 'loquito' como se quiso hacer parecer la situación".

Fernández reveló además que la propia madre del Presidente, María Juana Ostoik Dragnic, de 88 años, recibe "permanentes amenazas" a las que no le da importancia.

Por su parte, peritos siquiatras del Cuerpo Médico Forense del Tribunal Superior de Santa Cruz determinaron que Mansilla presenta "un cuadro psicopatológico compatible con la psicosis paranoide".

En tanto, el intendente de Río Gallegos, el radical Héctor Roquel, dijo ayer que las "acusaciones" contra dirigentes de su partido formuladas por el ministro del Interior, Aníbal Fernández, "no se las compra nadie".

A su vez, el dueño de la empresa de seguridad Fortaleza, donde trabajaba José Walter Mansilla, Federico Romagnoli, afirmó que cuando habló con el individuo en su lugar de detención lo notó "totalmente alterado e incoherente", y desestimó la posibilidad de que hubiera "planeado" un atentado.

Dirigentes opositores, entre los que cabe mencionar al candidato presidencial Lavagna y el titular de la UCR, Gerardo Morales, afirmaron que el hecho "genera muchas dudas". Para Morales, el episodio "se inscriben en una campaña que se ensucia cada vez más", y afirmó que "ya nadie cree" en la versión oficial.

(R.Central y DyN)


Comentarios


Kirchner dice que 'atentaron' contra él, pero el fiscal lo descartó