La alerta por fuertes lluvias se mantiene hasta hoy en la zona

El agua se sintió y complicó el día en



Las fuertes lluvias acompañadas, en algunos sitios, de granizo que cayeron con fuerza ayer sobre varias ciudades de Río Negro y Neuquén se repetirán hoy con una intensidad similar sobre la región.

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), con información de su centro de pronósticos, lanzó ayer al mediodía una alerta meteorológica dirigida especialmente a las direcciones de Defensa Civil.

El pronosticador de la AIC, Fernando Frasetto, advirtió sobre la posibilidad de intensas lluvias con probabilidad que en algunos sectores caigan hasta 100 milímetros y anunció a partir de anoche el comienzo de una inestabilidad que se mantendrá hoy para mejorar paulatinamente a partir de mañana.

El fenómeno mantendrá la temperatura por debajo de los 25 grados y, tal como se dijo, se espera que en la zona atlántica estas condiciones continúen al menos hasta el jueves.

Para muchos de los que viven en las ciudades de los tres valles del río Negro y la zona de influencia de Neuquén, la lluvia fue un alivio tras un enero más bien caluroso, aunque trajo complicaciones en las calles céntricas y en los barrios.

La zona que más sufre las consecuencias del temporal es la atlántica rionegrina porque el fenómeno le quita lo que miles de turistas fueron a buscar: sol y calor.

Es más: en las playas de esa región no se vislumbra por ahora un mejoramiento para los próximos días.

En cambio, en el otro extremo, la cordillera, la tormenta no pasa de alguna que otra lluvia. Aunque parezca increíble, este semana en Bariloche hará más calor que en Las Grutas.

Inclusive, el jueves en las montañas los termómetros podrían llegar a marcas superiores a las del valle, con un sol libre de nubes.

Los especialistas de Cuencas describieron esto como un fenómeno de "tormentas eléctricas con chaparrones moderados a fuertes y localmente intensos, con alta probabilidad de caída de granizo".

Este último dato no es menor: la caída de granizo en esta época de la temporada rural haría estragos en las plantaciones frutales de la zona.

Las condiciones más severas se presentarán en la zona de la costa atlántica, el Valle Medio, el Alto Valle, la Línea Sur rionegrina, el Valle Inferior, Patagones y el Golfo San Matías.

 

Lluvia en Viedma-Patagones

 

Y tal como lo anticipara el pronosticador Frasetto, en la tarde de ayer llovió intensamente

sobre la comarca Viedma-Patagones con un cielo que permanecía anoche totalmente cubierto con permanentes chaparrones.

La lluvia, si bien incomodó la movilidad en la ciudad y en algunos barrios con viviendas precarias y calles de tierra, fue bienvenida en el campo donde la sequía preocupaba a los ganaderos.

La de ayer fue la primera lluvia de este año que por su intensidad ayuda el crecimiento de las pasturas en los campos, tras los intensos días de calor de esta temporada.

Ayer no sólo llovía en Viedma sino en Patagones, Conesa, Río Colorado, San Antonio y Sierra Grande.

Ya que todos los municipios de la zona saben que hoy volverán a caer chaparrones intensos, será una oportunidad óptima para prevenir inconvenientes como los que se produjeron en la jornada de ayer en diferentes ciudades de la región. (AC/AV)

Algo de alivio en el Valle Medio y granizo en Centenario

Un fuerte chaparrón trajo algo de alivio en Valle Medio. Por un lado para los vecinos de la comarca que venían soportando desde hacia varios días atrás altas temperaturas y por otra parte como forma de frenar los riesgos que traía la sequía en la zona. Aunque los pocos milímetros caídos de agua no han podido revertir la situación en que se encuentran los campos de la zona, donde se ha ido perdiendo en stock de animales por esta situación. Las lluvias fueron desparejas, dado que mientras en algunas zonas de Valle Medio llegaron a a los 20 milímetros en otros sectores apenas supero los 10 milímetros. "Por ahora estas precipitaciones no ayudan a los campos. Sirven para refrescar un poco, pero la verdad es que se necesitan fuertes precipitaciones en otoño para que los campos mejoren sobre todo porque se esta perdiendo stock de animales", mencionó una fuente del sector ganadero. A la par, y ante la falta de lluvias estacionales importantes, desde la Sociedad Rural se está evaluando la posibilidad de realizar gestiones por el uso de las bombas de gas, que desparraman las tormentas, y no permiten que llueva. "Sabemos que otros sitios de la provincia ya hubo reuniones por este caso. Y queremos saber quién regula esto, porque en algunos casos ha perjudicado al sector ganadero", mencionó ayer a este medio una fuente de la entidad.

Esta podría ser la primera parte de un conflicto que podría enfrentar a ganaderos y productores, y en a que debería terciar obligatoriamente el gobierno provincial.

Por su parte, un granizo con fuerte lluvia sacudió ayer por la mañana a una amplia franja comprendida entre el barrio Nueva España de Centenario y la jurisdicción de Vista Alegre, y si bien las precisiones sobre probables daños a la fruta podrían tenerse en el término de 48 hs, se estima a primera vista que los efectos no fueron considerables.

Si bien la fuerte lluvia que se abatió sobre todo ese sector se extendió durante una hora aproximadamente, el granizo totalizó unos 7 minutos de duración.

Blas Ortuño, presidente de la Cámara de Productores de Centenario y Vista Alegre (PACVA), señaló que el granizo abarcó una franja transversal entre Nueva España y Vista Alegre que a su entender, en una primera observación efectuada ese mismo día, no tendría mayores consecuencias para los fruticultores. (AVM/ACS)

Nota asociada: El municipio neuquino espera la tormenta  

Nota asociada: El municipio neuquino espera la tormenta  


Comentarios


La alerta por fuertes lluvias se mantiene hasta hoy en la zona