La asistencia en Río Negro por tarjetas seguirá para 6.000 alumnos, sin comedores

Unos 30 mil alumnos volverán a comer en los establecimientos. Desarrollo Humano asiste -actualmente- a unos 36 mil con las tarjetas alimentarias. Estos aportes solo se mantendrán en los chicos que concurran a escuelas que no tengan comedores.




Educación prepara la vuelta de los comedores escolares, anunciada para el lunes 18 de octubre, mientras que el gobierno provincial decidió que las tarjetas alimentarias quedarán circunscriptas a los alumnos que no tengan asistencias en sus establecimientos.

Esta continuidad se daría en unos 6.000 estudiantes, según datos preliminares, considerando que las tarjetas asignadas otorgan una cobertura a más de 36 mil hijos escolarizados y Educación contenía a unos 30 mil cuando en marzo del 2020 se suspendieron los comedores.

La cartera educativa trabaja -inicialmente- con un regreso al esquema previo a la pandemia, con convenios con municipios que se encargan de la compra y entrega de los alimentos a las escuelas mientras Educación cumple directamente esas tareas en siete ciudades porque las administraciones locales no acordaron con el ministerio. Este segmento no es menor, pues concentra -con Bariloche y Roca- un tercio de los comedores.

No existen precisiones de Desarrollo Humano -que conduce José Deco- sobre qué ocurrirá con la entrega de las tarjetas Nutre, que la Provincia asignó a los alumnos asistidos con el cierre de los comedores.


Educación prepara el regreso de comedores mayoritariamente en convenios con los municipios, y organiza el operativo directamente en siete ciudades.


En principio, la gobernadora Arabela Carreras reconoció que las tarjetas entregadas a familias con hijos en las escuelas -que rondarían las 27 mil- se suspenderían con la restitución de los comedores.

Sin información de Desarrollo Humano, Educación prevé con que próximamente no habrá acreditación para los alumnos de las escuelas con comedores.

En una reunión con las coordinaciones, la ministra Mercedes Jara Tracchia adelantó que esa suspensión no alcanzará a aquellos chicos que incorporados en las asistencias de Río Negro Nutre no tengan la posibilidad de comer en su escuela porque no disponga del servicio.

Incluso se prevé casos en el mismo establecimiento con distintos tratamientos, considerando que algunos grados no tienen jornadas completas y, en consecuencia, no comen en la escuela aunque, últimamente, chicos asistentes reciben acreditaciones. Estos aportes se mantendrán, anticipan.


La entrega de plásticos a los padres con hijos en edad escolar para sus alimentos se aplicó en agosto. Cerró el 2020 con 18.000 y ya superó los 36.00 alumnos.


También, los módulos de verduras y de frutas -hoy complementarían de los plásticos- se seguirán entregando hasta fin de año.

En la instrumentación, Educación y Desarrollo Humano realizarán los cruzamientos de registros de alumnos con tarjetas y aquellos que volverán a los comedores. Una estimación indica que los aportes dinerarios persistirán en unos 6.000 chicos.

En estos días, la cartera educativa avanzó en los contratos de adquisición de alimentos para los siete municipios que no tienen convenios. El operativo se aceleró en el inicio de septiembre después que la gobernadora sorprendió a todos con la decisión de la vuelta de los comedores, empujada por los reclamos de los padres.

Además, las autoridades escolares organizarán sus funcionamientos, según los espacios físicos, en cumplimiento del protocolo, como la ventilación cruzada y la presencia de las burbujas/cursos para garantizar las distancias exigidas.

En la irrupción pandémica, Educación implementó -en la urgencia- entregas de bolsones y, luego, a partir de agosto del 2020, los reemplazó por las tarjetas Río Negro Nutre, previo convenio con Desarrollo Humano.

Al comenzar este año, el ministro Deco estimó 25.000 acreditaciones mensuales cuando había cerrado el 2020 con unas 18.000 asistencias. Los últimos registros indican asistencias a más de 36.000 alumnos.

Ese programa otorga aportes por familias para comprar alimentos. Se acredita 3.000 pesos en el primer niño a cargo y 1.000 pesos por hermano/a que concurra a escuelas con “el servicio de comedor”. La asignación mensual puede llegar a 5.000 pesos, con tres niños escolarizados.


Comentarios


La asistencia en Río Negro por tarjetas seguirá para 6.000 alumnos, sin comedores