“La aventura de emprender es riesgosa en cualquier lugar del mundo”

Emprender es siempre un desafío riesgoso. Mucho más si se hace el intento de desarrollar un proyecto en medio de una pandemia. Juan Martín Rodriguez es Director Ejecutivo del Centro de Entrepreneurship del IAE Business School, y parte del equipo que lleva adelante el programa Naves Federal. En diálogo con PULSO, el especialista dió su visión acerca de cómo es el camino de intentar poner en marcha una idea en Argentina.

PREGUNTA: ¿En qué consiste Naves Federal?
RESPUESTA: Naves Federal es un programa del IAE Business School junto al Banco Macro, que busca descubrir, contener y capacitar a los emprendedores de todo el país. La sociedad con Banco Macro nos permitió llegar al interior del interior del país, y la pandemia en 2020, nos obligó a un formato nuevo, el virtual, lo que amplió todavía más las posibilidades de llegar a cada rincón, alcanzando un número récord de 1.800 proyectos participantes. El impacto que tiene Naves en todo el país es muy grande. Los emprendedores tienen una etapa de formación, y luego se eligen los ganadores de cada región, que luego pasan a una final nacional. Los equipos seleccionados reciben el apoyo del banco para completar su formación en el IAE, la escuela de negocios de Universidad Austral, y para una experiencia práctica en el exterior. Todo ello hizo que el programa fuera elegido hace dos años por el capítulo jóven del G20, como iniciativa a replicar en todo el mundo con el objetivo de generar ecosistema emprendedor.

P: ¿Cómo continúa la experiencia de un emprendedor que participa del programa?
R: Tenemos a lo largo de los años, más de 500 empresas que han nacido luego de participar en Naves, de diferente magnitud. Hay proyectos que vendieron su idea a Disney en millones de dólares y proyectos que sirven para que los emprendedores puedan tener un ingreso y subsistir. Y obviamente hay proyectos que desaparecieron. Es un dato conocido que el 80% de los proyectos no alcanza el segundo año de vida. Existen también muchos emprendedores que vuelven a participar de Naves, a veces con el mismo proyecto mejorado y a veces con otro proyecto. Y hay otros que son emprendedores seriales, porque probablemente no son buenos gestionando una empresa que ya está funcionando, pero son excelentes poniendo iniciando cosas, gestando.

P: Existe un idea de que en Argentina es difícil emprender ¿es así?
R: Emprender es difícil en todos lados, con diferentes particularidades en cada lugar. Hay un estudio titulado “Global Entrepreneurship Monitor (GEM)” que compara las condiciones que enfrentan los emprendedores en más de 80 países del mundo. La realidad es que existen características propias en cada lugar. Por ejemplo, varía mucho la realidad entre los emprendedores por necesidad y los emprendedores por oportunidad. Los primeros son los que no analizan el mercado, sino que se lanzan porque necesitan generar ingresos. Este tipo de proyectos suelen ser más improvisados, de bajo impacto, y vida corta. Los segundos son los que detectan una necesidad y la forma de resolverla. Estos últimos suelen ser los de mayor potencial, que duran en el tiempo y generan empleo. En los países basados en producción como es el nuestro, el porcentaje de emprendedores por necesidad, es mayor al de Europa o EEUU. Eso genera ciertas diferencias. Pero la realidad es que en Argentina, China o España, emprender es riesgoso.

La principal razón de la desaparición de proyectos, son problemas propios del equipo emprendedor.

P: ¿Cuáles son las particularidades en Argentina?
R: Hay varias. Las condiciones cambiantes, el marco regulatorio que varía constantemente, el tipo de cambio que siempre es un problema, la variable impositiva que también suele cambiar e impacta en los números de forma dramática. Hay varias cosas extra en nuestro país.

P: ¿Cuál es el principal obstáculo que enfrenta un emprendedor?
R: La realidad es que la principal razón de la desaparición de proyectos, son problemas propios del equipo emprendedor. No tiene que ver ni con lo comercial, ni con lo regulatorio, ni con el contexto. Estadísticamente, el principal obstáculo es el propio equipo. Otro factor determinante es la falta de acceso al financiamiento. Ese es un problema extra que tenemos en Argentina. Y también existen factores como un mercado insuficiente, o no poder monetizar el producto.

P: ¿Existe mucha burocracia al momento de abrir una empresa?
R: Si. Es un tema que comenzó a resolverse con la Ley de Emprendedores durante el gobierno anterior, que creó figuras jurídicas que facilitaban la apertura de una empresa. Desconozco en que estado se encuentra hoy la implementación, pero sin duda fue un gran avance.

P: ¿Falta en Argentina un paraguas que ampare y facilite el camino del emprendedor?
R: En realidad existen muchas iniciativas, en distintos niveles públicos y privados. Pero en efecto, falta algo así como un “paraguas” que unifique las propuestas y les de consistencia. Entonces sucede que a nivel nacional, provincial y municipal hay diferentes programas y acciones con el fin de fomentar el emprendedurismo, pero que estratégicamente no están alineados. Cada uno apoya como puede, aporta con fondos, crea una incubadora, alguna zona franca. Pero no acuerdan por ejemplo generar proyectos en una industria en la cuál se detectan oportunidades. La realidad es que los países que lograron éxito en la creación de un ecosistema emprendedor sano, tenían muy claro hacia donde iban.

PERFIL: Juan Martín Rodriguez

Es licenciado en administración de empresas de la Universidad de Buenos Aires y MBA del IAE Business School. Completó su formación en innovación y entrepreneurship con programas del IAE, el Politécnico de Milán y Harvard Business School.

Es Director Ejecutivo del Centro de Entrepreneurship del IAE Business School y de su Club de Inversores Ángeles.

En abril de 2019 creó en Hangzhou, China, el China-Argentina Center for Entrepreneurship and Innovation.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


“La aventura de emprender es riesgosa en cualquier lugar del mundo”