La calle Buenos Aires, una obra que le cambia la vida a los visitantes

Hay esperanzas de que la céntrica calle de Viedma sea inaugurada el próximo 22 de abril, en coincidencia con el aniversario de Viedma y Patagones.



#

El costo de la obra fue de 16 millones de pesos.(Foto: Marcelo Ochoa )

La revalorización de la calle Buenos Aires de esta capital asoma paulatinamente luego de varios meses de permanecer neutralizada desde el punto de vista comercial, y a raíz de lentas modificaciones en su infraestructura y estética.

Las autoridades y propietarios de locales aguardan con expectativa la posibilidad de que esas obras puedan inaugurarse el 22 de abril próximo coincidiendo con el 238° aniversario de fundación de esta capital.

Su modernización -habilitada en la práctica- implica una mejora en la circulación de vehículos concentrando actividades comerciales con la posibilidad de generar un enorme potencial para concretar en sus cuatro cuadras, nuevos espacios culturales y de esparcimiento.

En la puesta en valor tanto la Cámara de Comercio, Industria, Producción y Turismo como la comuna capitalina apuntan a generar un “Centro Comercial a Cielo Abierto” con nueva iluminación y mobiliario urbano.

“Sin lugar a dudas es una obra necesaria para actualizar el centro comercial, quedó mucho mejor, los visitantes pueden transitar con más comodidad”; destaca ante DeViedma el presidente de la institución comercial, Agustín Moggio.

No obstante, pide “no pasar por alto la excesiva demora” en que incurrió la contratista Planobra en realizar las tareas. Puso como ejemplo que como consecuencia del cerco perimetral establecido sobre esa arteria bajaron sus persianas más de una docena de firmas comerciales.

“Estoy ‘chocha’ me encanta porque le dio vida, hay otro movimiento de gente que se va acostumbrando a que es semipeatonal. Su movimiento incide en forma positiva aunque no se venda como antes. Lo único que me preocupa es que la Municipalidad no se encarga de la basura, y también de la proliferación de perros”, dijo Alicia Zanet.

El 19 de octubre de 2015 se había dado inició al primer levantamiento del asfalto en un tramo de una cuadra con el levantamiento de vallas sobre las casi cinco que desde ahora cubren el paseo.

Los términos en que se desenvolvieron los trabajos generaron todo tipo de molestias al punto tal que la Provincia –como administradora- tuvo dar explicaciones en más de una oportunidad respondiendo a pedidos de informes del bloque legislativo del Frente para la Victoria, ya que ponían en duda la solidez de la contratista.

Resta todavía concretar el enterramiento de coaxiles de electricidad para evitar la contaminación visual, y al parecer este cometido no tiene demasiadas certezas de que se cumpla.

Según fuentes ligadas a la obra, esta operación está fuera del contrato presupuestario de 16 millones de pesos con Planobra.

Este proyecto surgió en 2007 por iniciativa del fallecido intendente Jorge Ferreira, y merced a su gestión ante el gobernador Miguel Saíz fue incluido en un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el curso de ese lapso burocrático, sufrió un recorte presupuestario.

Juan Eidintas: “Significa mucho porque activó un poco (el comercio), ahora la gente camina, sale y disfruta en familia. Lamentablemente, muchos todavía tienen la cultura de estacionar autos sobre los comercios aunque hay avasallamiento de vehículos en todos lados.

Pues, de casi siete cuadras que ocupa esta arteria, se concluyeron escasas cinco; entre la avenida 25 de Mayo y Alvaro Barros donde se ubica la céntrica plaza Alsina.

Moggio dijo estar informado de las tareas parciales de soterramiento de coaxiles por lo tanto rehusó asegurar la posibilidad acerca de que se cumpla el anhelo de empresarios y autoridades para se puedan cortar las cintas de inauguración en el cumpleaños de la ciudad.

Aun así, el directivo reiteró su complacencia acerca del emprendimiento en virtud de que abre un abanico hacia el desarrollo de un centro comercial a cielo abierto “en una estrategia de asociativismo a fin de darle vida a una obra de cemento, con usos recreativos, animaciones o planes promocionales hacia los clientes”.

En ese sentido, el secretario de Hacienda comunal, Hernán Perafán, confirmó el intercambio de opiniones con la entidad empresarial en la que “no sólo acordaremos normas de regulación y señalización, sino también la creación de un consorcio de administración para su mantenimiento, y que además cambiará la lógica con nuevos planes comerciales para mejorar los servicios a los clientes”.


Comentarios


La calle Buenos Aires, una obra que le cambia la vida a los visitantes