“La ciclovía en Esandi, peligro mortal”

Hace algún tiempo advertí sobre el tránsito por la Avenida Esandi, que llega desde la rotonda de 12 de Octubre hasta Av. de Circunvalación. Parece que mi advertencia cayó en “saco roto” porque se siguen sucediendo los accidentes. No sólo no se han colocado reductores de velocidad y no existe control vehicular alguno, sino que se está construyendo una ciclovía, próxima a inaugurarse según lo expresado por la señora intendenta recientemente. A mi entender, y creo de muchos más, se trata de una obra que no ha sido analizada por las autoridades pertinentes, ya que va a constituir un “arma mortal” para los posibles usuarios... Y, ¿por qué digo esto? Porque una ciclovía debería estar separada del cordón de la calzada por varios metros, y no este “injerto” de colocar tacos sobre la calzada para delimitar una zona dentro de la misma calle, los cuales ya antes de terminarse la “obra” se están saliendo... Se puede verificar en el lugar lo que estoy diciendo. ¿Cómo es posible que los ciclistas y peatones puedan circular con seguridad por la mencionada ciclovía? Si el tráfico desde circunvalación por la mano hacia abajo y hacia arriba es totalmente descontrolado, además de un intenso movimiento de automóviles, camiones, motos y micros de corta y larga distancia que circulan pegados a lo que pretende ser una ciclovía. ¿Cómo es posible que las autoridades no hayan visto o previsto estas circunstancias? Entiendo que la necesidad de efectuar inauguraciones en épocas electorales pueden llevar a desatinos como éste. ¿Cómo es posible que la asociación que lucha y propone la construcción de estas ciclovías tan importantes para muchos habitantes que practican esta disciplina no hayan advertido sobre esto? Apartándome, o no tanto, de la advertencia, la línea de colectivos que circulan por Av. Esandi obligadamente deben detenerse cerca del cordón para que suban los pasajeros, por lo que el peso del vehículo rompe los tacos de la ciclovía; además las personas deben soportar el viento el frío y la lluvia dado que esperan a la intemperie el servicio de transporte. No hay garitas, ¿por qué nos tienen sumidos en la miseria? Sonará fuerte esta palabra, pero a ver si esto no es cierto: cortes de luz regulares, poca presión de agua, no hay gas suficiente para abastecer a quien adquiere una vivienda, hay tomas ilegales por todos lados, las luminarias (por favor, ahorro de energía), la inseguridad, basura que se acumula en esquinas (¿y los contenedores?) y las calles intransitables cuando no llueve –ni hablar después de la lluvia–. ¿Sigo? Nuestra diligencia política está en campaña... A ver, muchachos, a embarrarse los pies y a empezar a ser políticos en campaña de veras, recorran Bariloche con seriedad y mirada crítica, la realidad no es la declamación diaria, acción se necesita. Por favor, que no se cometan errores que luego deban ser lamentados en valiosas vidas humanas. Los votos se ganan cuando las propuestas se concretan. Atención, que los ciudadanos no somos corderos, ni idiotas. Martín Puricelli, DNI 7.575.521 Bariloche

Martín Puricelli, DNI 7.575.521 Bariloche


Comentarios


“La ciclovía en Esandi, peligro mortal”