“La ciudadanía espera un gobierno en acción”



En las últimas informaciones publicadas por distintos medios he leído que se habría falsificado la firma del gobernador Carlos Soria. La noticia causa asombro, pero más aún las declaraciones de su hijo Martín, intendente de nuestra ciudad. Después de denostar, agraviar y maltratar a la prensa viedmense (fiel a un estilo de confrontación permanente) manifestó que su secretaria firma el despacho mientras él está en Viedma. Pregunto: ¿de sus años de estudiante de abogacía no recuerda que la falsificación es un delito? ¿Cómo se puede hablar tan livianamente de un tema preocupante? Quiero suponer que algún fiscal de oficio investigará. Hay un viejo refrán en la Justicia que dice “A confesión de parte, relevo de pruebas”. Todo sigue su curso como si nada hubiera pasado. Pero no todo llega hasta aquí. Al presentar el balance 2010 el Sr. intendente dijo que el gasto en los empleados había aumentado por culpa de la Justicia y sus fallos a favor de los reclamos efectuados por los mismos. Recordemos que por esos fallos el ex intendente Carlos Soria intentó declarar personas no gratas, con publicación de las fotos para la rápida identificación por parte de los roquenses, de los miembros del Superior Tribunal de Justicia. ¿Por qué siempre la culpa la tienen los otros? En el caso de los empleados la oposición desde el 2004 del ex intendente dio lugar a la iniciación de los juicios. Pasando a nivel provincial, les recuerdo que tienen todo el poder para gobernar, con mesura y racionalidad y sin aplicar medidas que causen tanta preocupación en la población (discusiones internas por espacios de poder, por determinar quién es el referente del PJ, etcétera). Mientras tanto la ciudadanía rionegrina espera un gobierno en acción, como dice su eslogan. Espero que recapaciten y que se calmen las aguas tan turbulentas que rodean al nuevo gobierno. Por último, y ante las declaraciones del Sr. gobernador, no me parece mal que sus pares hayan juzgado al juez Pablo Iribarren. Creo que la lógica indica que sean profesionales del derecho los que lo hagan, por el conocimiento que deben tener para analizar cada una de las situaciones que se plantean. Lo que sí me preocupa, y mucho, es que los órganos de control del Estado (como el Tribunal de Cuentas tanto provincial como municipales) se encuentren en manos del mismo signo político que gobierna. Considero que lo adecuado sería que estuvieran al menos en mayoría en manos de la oposición. Eso sería democracia. Mirta Susana Arias DNI 4.217.685 Roca


Comentarios


“La ciudadanía espera un gobierno en acción”