Una familia de la zona norte de Roca solicita ayuda para terminar de construir su vivienda

Solicitan chapas, maderas y ropa de abrigo para poder pasar las bajas temperaturas. El matrimonio también denuncia que sus familiares intentan quitarles la tenencia de sus hijos, ante la desesperante situación que atraviesan.





Una familia de la ciudad vive momentos desesperantes, luego de quedar en la calle y acarrear a cuestas el latente riesgo de que sus hijos sean arrebatados de sus brazos. Hoy solicitan ayuda para terminar cuanto antes una «ranchita» en la cual poder soportar los embates del frío patagónico.

«Necesitamos cables, chapas, postes, una garrafa para calentar leche a los nenes, frazadas, clavos. Todo lo que sea para cerrar nuestra casa porque corremos el riesgo de que se largue a llover pronto«, mencionó Juan Carlos. El hombre necesita cuanto antes de la cooperación de la comunidad para terminar su vivienda emplazada en barrio Fiske Menuco, en la zona norte de la ciudad.

Junto a su esposa y dos de sus tres hijos, debieron tomar coraje y levantar una precaria construcción en tiempo récord. Y tras verse obligados a desalojar el espacio que habitaban en la zona rural de Fernández Oro. «Vivíamos en una chacra que cuidabamos, pero nos tuvimos que ir porque el dueño alquiló el lugar y nos pidió que nos retiremos. Así que nos volvimos a Roca, de donde somos», precisó Juan Carlos.

Imposibilitados de acceder a un alquiler por sus elevados costos, solicitaron ayuda al municipio local. Las autoridades le concedieron a la familia un aporte de 15 mil pesos con el fin de resolver provisoriamente el asunto habitacional.

Pero la inesperada muerte del hermano de Juan Carlos, los obligó a destinar el dinero obtenido para poder solventar los gastos del eterno descanso de su ser querido. Allí es que con ayuda de una familiar de Buenos Aires iniciaron la campaña de ayuda a través de las redes sociales y los medios de comunicación.

Ahora necesitan primordialmente de madera, chapas, nylon, postes y elementos de abrigo, tanto para poder cerrar su modesta morada como para transitar las bajas temperaturas. «También necesitamos de cables, porque hicimos una línea de electricidad con cables de teléfono. Pero solo sirve para prender un foco, con un calefactor explota», aseveró.

Pero además del peligro de electrocución, otros temores se asoman por la ventana. Es que la rivalidad sufrida por parte de la familia de la pareja de Juan Carlos, los intimidan con la tenencia de sus chicos. Esto se debería a las malas condiciones en las que viven los menores.

«Nos quieren sacar a los nenes porque dicen que los pasamos de hambre, que no tenemos donde estar. Realmente queremos estar mejor y estamos armando algo para estar con ellos. Lo único que deseo es tener mi casa, estar tranquilo y salir a buscar un laburo«, precisó Juan Carlos.

Hace poco más de tres semanas las autoridades entregaron la tenencia a uno de los pequeños, quien por estas horas permanece en custodia de su abuela materna. «Nos lo sacaron de afuera de la chacra, trabaron las puertas de la casa e impidieron que mi señora pueda hacer algo para que no se los llevaran».

Según denuncia la pareja, las amenazas se multiplican. Incluso llegaron a amedrentarlos con posibles atentados contra sus vidas de no «entregar» a los otros dos chicos.

Las personas interesadas en ayudar con materiales para la terminación de la vivienda pueden comunicarse al teléfono: (011) 62331630.

Juan Carlos y su familia buscan ayuda para poder acondicionar su precaria vivienda ante las bajas temperaturas. Foto Juan Thomes.

Aclaración:

Ante un pedido expreso, los familiares de la joven mencionada en esta nota, desmintieron amenazas de cualquier índole hacia los implicados. También aseguraron que no son ciertas las situaciones de amedrentamiento con el fin de «atentar contra sus vidas de no ‘entregarse’ a los menores», tal como lo había denunciado esta persona.

Explicaron que se encuentran siguiendo las vías judiciales pertinentes y es acompañado por los organismos dedicados al cuidado y protección integral de las infancias. Particulamente, los referentes de Senaf se encuentran tomando cartas en el asunto para asegurar un correcto resguardo de los pequeños.

Aclararon que la joven involucrada y sus hijos «son víctimas de violencia», por lo cual la familia realiza «reiterados esfuerzos para reguardar su integridad y protección de sus miembros«. En la nota se hace mención a uno de los niños -cuyo padre no es la persona entrevistada por este medio- y el pequeño ya se encuentra a resguardo de su abuela.

Además descartaron la posibilidad de que haya existido un «robo» o cualquier ilícito en torno a esta situación. Aclararon que el operativo fue respaldado por personal de Senaf y «primó el bienestar integral del pequeño».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una familia de la zona norte de Roca solicita ayuda para terminar de construir su vivienda