La conquista del ‘Depo’ se asemejó a una hazaña

No contó con Gregory, pero los ‘criollos’ respondieron con todo.

Casi inesperado. Así podría catalogarse al triunfo que ayer logró Deportivo Roca sobre Argentino de Junín. Y más sorprendente aún la diferencia. Ese 89 a 76 (43-43) con que se sentenció el juego que adelantó -fue por televisión (TyC Sports) en directo al resto del país, inclusive la capital federal- la fecha doce de la región Sur del Torneo Nacional de Ascenso.

Lo de casi inesperado se apoya en las características con que el equipo roquense debió afrontar el partido. No tuvo a Amos Gregory -recién llegaría hoy- y ese detalle -que no es poca cosa-, a la hora de balancear posibilidades, se constituía en un hándicap de apreciable dimensión que confería a su antagonista, que sí llegaba con todos sus efectivos.

Quizá lo de ayer habría que separarlo en dos partes. El partido fue una cosa cuando Argentino contó con todo su personal en buena forma física y técnica. Y otra diferente cuando el desgaste fue minando sus energías y su elemento ‘estrella’ Larry Richardson pasó de ser un implacable verdugo a una figura casi decorativa e intrascendente.

En una parte de la contienda -quizá hasta arrancar el tercer cuarto- Argentino esbozó una ligera superioridad. Fue cuando Richardson se transformaba en un goleador incontenible cada vez que recibía las asistencias en dibujo ‘llovido’. Levantaba los brazos, medio giro y pum... La fórmula de la visita no era otra, porque su perímetro terminaría siendo de terror: 1/19, gracias a un triple de Dubois. Lo de Gil, horrible (0-7).

Y como Richardson primero se lesionó -salió muy mal apenas empezó el segundo tiempo- y más tarde mostró ‘sentir’ el receso. Argentino se dilapidó en arrestos individuales de Malchiodi, Dubois y Pastorino.

Y ahí comienza a cobrar valor lo del “Depo”. Compensó la ausencia de Gregory con gran sacrificio -algo que se le conoce hace rato- y momentos buenos de algunos. Como Chiappero, que bajo el tablero adversario gravitó muchísimo, especialmente en el ‘cacheteo’ para ayudar a conseguir rebotes. Tampoco se quedó cortó en el tanteador (14), que hasta podía haber sido algo más de medir mejor algunos ‘ganchitos’ de corta trayectoria.

En ese reparto de apariciones individuales hay que destacar lo de Neme, no sólo por los 24 puntos que lo convirtieron en goleador y con ejecuciones dentro de la misma zona juninense. Y como siempre Aguilar, el capitán que marca los ‘pulsos’ y la temperatura del funcionamiento.

Cuando en el segundo cuarto a Roca se le complicaron las cosas, el aporte de Chaila -dos triples consecutivos- para darle vigor a la media cancha, abortaron un momento que parecía conducir a un mal destino.

Cuando llegó la hora de echar el resto, ya con muchos minutos consumidos, afloró otro detalle sustantivo en la definición: la resistencia. En ese rubro, Roca demostró con creces arribar más entero, tomar diferencias ya indescontables y entonces forzar la ‘capitulación’ del adversario algunos segundos antes del epílogo reglamentario.

Gran triunfo. Porque lo hizo sin Gregory. Eso demuestra la ‘chapa’ de los criollos y que nadie es imprescindible. Por eso la gente que desafió la tortura del calor festejó con ganas. No es para menos. Líder absoluto y aún invicto en casa. ¿Se puede pedir más?

Los hinchas no le tuvieron miedo al calor

A pesar de los 35/36 grados a los que llegó la temperatura ayer y que se sintió con algo más de rigor dentro de un estadio como el ‘poli’ que no tiene sistema de aire acondicionado y casi nada de ventilación, los aficionados dieron una ‘mano’ con su presencia y hay que calificar como bastante aceptable el número de concurrentes.

El cálculo habla de unas 800 personas. Mejor dicho, 800 ‘héroes’ que se animaron al ‘baño turco’ que fue permanecer casi dos horas en el estadio.

Al menos, los jugadores locales estuvieron a tono con la jornada y sin ser verdaderos Reyes Magos, le regalaron a la afición una victoria más para celebrar, asimismo, la ya segura clasificación para el TNA-1.

A propósito del estadio y del calor, no faltan quienes esperan se termine el nuevo gimnasio ubicado en el barrio Norte, con capacidad para unas 4.000 personas, aire acondicionado, etc. Un lujo para la ciudad. Hasta los colegas de TyC se alegraban por saber de tal novedad. Uno de ellos, el comentarista Miguel Romano -también escribe en “La Nación”- se congratuló de esa obra que dijo conocer por las fotos que se han publicado en ‘Río Negro’.

Otro que anda feliz por eso es el ex intendente local y actual legislador Miguel Sáiz. La obra se inició en su gestión, la apoyó como el que más y dijo ayer que pronto estará lo que falta: piso flotante, jirafas rebatibles y el tablero electrónico. Ojalá se cumpla, como lo anterior.

Visita ilustre: Arrancó un fuerte aplauso cuando el anunciador Aldo Córdoba informó que el remero Javier Correa -representante olímpico y un símbolo del deporte rionegrino- había llegado al estadio. Vio algunos minutos del partido y dijo ser un adepto al baloncesto, destacando el juego del equipo local.

Las campeonas: Al entretiempo no le faltó un espectáculo adicional y de jerarquía. Y de eso se encargaron las chicas del gimnasio Atenas que el mes pasado ganaron un torneo nacional de Aeróbica en la capital federal. El grupo ofreció una muestra de algo menos de cinco minutos que fue seguida con mucha atención por el público, que premió con un aplauso la exhibición.

Siete encuentros completan la fecha

Como Deportivo Roca tomó ventaja no sólo de jugar su partido sino ganarlo, el escolta Ciclista carga esta noche con la gran responsabilidad, en uno de los encuentros que completará la duodécima fecha del TNA.

El elenco juninense recibirá a Vélez, condenado a jugar en el TNA-2.

Estudiantes recibirá en Santa Rosa a Gimnasia en un cotejo clave y Lanús será local de San Andrés.

Por la Norte jugarán Olimpia-La Unión, Ben Hur-San Isidro, Central Entrerriano-Echague e Independiente (Zárate)-Regatas (Corrientes).


Comentarios


La conquista del ‘Depo’ se asemejó a una hazaña