La Convención llamó a radicales K a reinsertarseen el partido y dar debate

Les piden que acepten decisión de la conducción. Marcado discurso opositor al gobierno.



#

Bajo el peso de la figura de Yrigoyen, los convencionales radicales llamaron a recuperar al partido. Desde Alfonsín hasta el socialista Binner, en la convención hubo de todo, menos los GK.

ROSARIO (Enviado especial, Claudio Rabinovitch).- Con unanimidad y cierta dureza, los radicales reunidos ayer en la apertura de la Convención Nacional en Rosario marcaron su decisión indeclinable de ser oposición, y aún cuando prefirieron no cortar todos los lazos con los 'gobernadores K', los condicionaron a que si quieren reinsertarse en la vida partidaria tendrán que dar el debate y aceptar el nuevo rol que imponga la conducción.

Los líderes que subieron al estrado en el Sindicato de Luz y Fuerza quisieron dar una clara señal del peso partidario que tiene la cumbre: en el centro se ubicó el ex presidente Alfonsín, a su izquierda el titular del partido Roberto Iglesias, a la derecha el ti

tular de la bancada de la UCR en el Senado Ernesto Sanz y a su lado el ex gobernador Rozas.

Desde la platea los siguieron 227 convencionales de diferentes provincias y una nutrida concurrencia de afiliados. Aunque el nombre Lavagna estuvo en boca de muchos de los presentes se decidió que en esta instancia no se procederá a definir el apoyo hacia ninguna candidatura para las presidenciales del 2007.

En palabras de Rozas, lo que se buscará perfilar es "si la UCR va a ir con candidatos propios o en alianza con otros partidos".

Un dato singular fue la fuerte presencia que hizo el socialismo con el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, el diputado nacional y líder del Frente Progresista Cívico y Social, Hermes Binner y el senador nacional Rubén Giustiniani. ¿Anticipo de una próxima alianza?

Si bien los tres dirigentes oficiaron de anfitriones, Giustiniani (a quien se le cedió un espacio como orador y recibió como retribución los aplausos) al tiempo que elogió la recuperación económica lanzó una fuerte crítica al estilo institucional del gobierno de Néstor Kirchner y puso como ejemplo la situación de Misiones donde "la ciudadanía está reaccionando contra la hegemonía que busca imponer su gobernador Rovira quien se encumbró como aliado al kirchnerismo).

En el discurso de apertura del acto -precedido por el canto del himno nacional y la fervorosa entonación de la marcha radical- el titular de la Convención, Adolfo

Stubrin, acusó a Kirchner de imponer un régimen plebiscitario buscando perpetuarse en el poder y de querer rapiñar en el radicalismo. Stubrin denominó como "documento de Rosario" al que la convención emitirá hoy con los principales acuerdos alcanzados, y anunció la puesta en marca del Tribunal y el Código de Etica para sancionar conductas indisciplinarias, herramienta con la que alguna vez fueron advertidos los legisladores del radicalismo que votaron en contra de los lineamientos partidarios.

En relación a Lavagna, hubo algunas referencias como la de Iglesias, quien dijo que no le molestó que Lavagna cantara la marcha peronista. "No tengo problemas de gorilismo", señaló aunque agregó que no es lavagnista ni kirchnerista sino que defiende a la UCRl. Para después de las nueve de la noche de ayer se esperaba un acto en el que Raúl Alfonsín iba a sostener su defensa de Lavagna pero hubo quienes como Margarita Stolbizer adelantaron que no iba a asistir por entender que es prioritario marcar una identidad partidaria.

Los 'radicales K' recibieron una dura respuesta, especialmente de Rozas quien definió como una "infantilada" el argumento de que no asistieron porque se había adelantado un documento: "Siempre hay un anteproyecto, por ejemplo yo le marqué a Stubrin varios puntos con los que no estaba de acuerdo, no tengo que coincidir con él ni con Iglesias, pero eso no lleva a que tenga que buscar un pretexto para no venir". El ex mandatario chaqueño sostuvo que el actual gobierno es el de "la billetera para los amigos y el palo para los que lo critican". Iglesias coincidió en que siempre se emiten documentos "como hicieron ellos (por los 'gobernadores K') en Vicente López que coincidieron en un texto que iban a llevar a la Convención".


Comentarios


La Convención llamó a radicales K a reinsertarseen el partido y dar debate