La crisis económica genera incertidumbre para elaborar el presupuesto 2019

El Ejecutivo cipoleño comienza a delinear los cálculos de gastos para el año que viene. El incremento con respecto al actual no estará por debajo del 20%.

#

Los secretarios deben presentar los números antes de fin de mes. (Foto: Archivo )

Los permanentes cambios en la económica nacional generan incertidumbre en la elaboración del presupuesto 2019 municipal. Desde el área de Finanzas y Hacienda adelantaron que el incremento presupuestario no será menor al 20%, pero que están evaluando hacer una proyección de la inflación para evitar quedarse “cortos” en las partidas.

El Ejecutivo quiere evitar el desfasaje económico que la inflación provocó en el actual presupuesto. Las corridas cambiarías le generaron un gran dolor de cabeza al equipo de Finanzas. Aumentó las tasas un 15%, igual al incremento salarial. Sin embargo en julio tuvieron que dar un nuevo aumento no previsto en la partida. Si el dólar sigue disparando los gremios volverán en octubre a solicitar un reajuste salarial.

Si bien ese aumento no generó crisis en las arcas municipales sí representó una pérdida de capital. El secretario de Finanzas Edgardo Molinarli no quiso aventurar cifras, pero adelantó que no se puede pensar en un incremento del presupuesto por debajo del 20%. Teniendo en cuenta la proyección para 2019, la cifras estarán por encima de los 1.200 millones de pesos para el 2019.

El principal desfasaje que le generó este escenario económico es obras públicas. Las obras no se detuvieron pero muchas de las partidas no ejecutadas a la fecha deberán ser ajustadas. “Por ahora no se paró ninguna obra, pero ya estamos recibiendo pedido de reajustes”, expresó Molinaroli.

Una de las novedades que pretende impulsar el área de Finanzas es la modificación del cálculo para las tasas municipales. En los próximos días harán una prueba digital y si funciona bien comenzará a funcionar desde el mes próximo. La nueva fórmula no generar mayores ingresos al municipio sino que tendrá modificaciones en los ciudadanos. El nuevo cálculo será más “objetivo” y estará realizando con el uso de la tierra.

Es decir que habrá aumentos y rebajas en el impuesto de acuerdo al sector urbano y al uso del terreno. “Esto no es una suba en cubierto, sino que tiene como función calcular un valor acorde al uso que se haga del terreno. Es más justo”, explicó el funcionario. Por otro lado Molinaroli aseguró que no habrá ningún ajuste de tasas hasta el año que viene.


Comentarios


La crisis económica genera incertidumbre para elaborar el presupuesto 2019