La derecha crece fuerte, pero no gana en elecciones claves en Alemania



Emilio J. CÁrdenas *

Alemania, cuando se cumplen ya treinta años de su lenta reunificación, acaba de tener dos importantes elecciones regionales. Reunificación que, cabe advertir, aún luce bastante problemática, desde que el este del país, aún algo retrasado, ha perdido nada menos que tres millones y medio de jóvenes, atento que en el oeste están ciertamente las mejores oportunidades de trabajo. Una elección tuvo lugar en Brandeburgo y la otra, en Sajonia.


En ambas se impusieron los partidos tradicionales, los más afines a la Democracia Cristiana, manteniendo un caudal superior al 30% del total, aunque con alguna pérdida relativa de votos.
También en ambas se presentó, ante la expectativa general, un joven partido, bastante nuevo desde que fuera conformado recién en el 2013: “Alternativa para Alemania”.


Es, esencialmente, una agrupación política de centro-derecha, pero ciertamente no parece estar cargada de una ideología con tonos “nazis”.
Está esencialmente preocupada por las consecuencias sobre la identidad de su propio país que pueda tener el actual fenómeno inmigratorio que lo afecta, conformado por una constante ola de inmigrantes provenientes de Medio Oriente y del norte de África.


La aparición de esa fuerza coincide con el evidente colapso de las fuerzas de izquierda, las del socialismo, que hoy pesan relativamente poco desde que sólo obtienen aproximadamente un 10% de los votos totales de los alemanes.


En Sajonia, la izquierda acaba, concretamente, de hacer la que fuera su peor elección en toda la historia.
El desequilibrante fenómeno inmigratorio que afecta al Viejo Continente parece haber también debilitado particularmente a las fuerzas políticas de la izquierda alemana, que hasta ahora parecen no haber sido capaces de conformar una respuesta adecuada que satisfaga las expectativas de sus particulares militantes en esa tan difícil y delicada cuestión.

* Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.


Comentarios


La derecha crece fuerte, pero no gana en elecciones claves en Alemania