La detención de dirigentes de Uocra llega a juicio

El gobernador Saiz podría declarar como testigo.





Archivo

VIEDMA (AV)- Otra causa por la privación ilegítima de la libertad durante la dictadura militar a un paso del juicio. Se trata de las detenciones ilegales de 1976 de los entonces dirigentes de la Uocra en Sierra Grande, Daniel Orlando Ávalos y Carlos Apolinario Lima, quien murió en Plottier en abril del año pasado. En el ofrecimiento de pruebas el abogado querellante Roberto Gaviña pidió, entre otras medidas, que se cite al gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, en calidad de testigo nuevo, para que se expida sobre si en 1976 patrocinó como abogado a la delegación del gremio de la construcción en Sierra Grande y si tuvo vinculación con Ávalos y Lima. Esta causa fue iniciada en febrero de 1985 en el Juzgado en lo Criminal y Correccional N°2 de Viedma ante la presentación del entonces gobernador, Osvaldo Alvarez Guerrero, en el marco del decreto provincial N° 375/84. La causa fue luego radicada en el Juzgado de Instrucción Militar N° 91 de Bahía Blanca para regresar 20 años más tarde a la Justicia Federal en Viedma -en 2005- tras la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final. Ávalos era secretario general de la Uocra en Sierra Grande y Lima colaborador de esa seccional. Fueron privados ilegítimamente de la libertad y sometidos a apremios ilegales en la comisaría de Sierra Grande. Luego los trasladaron a Viedma. Ávalos estuvo detenido en un sótano de la Escuela de la Policía en esta capital y Lima en la comisaría Primera. Ambos fueron sacados en algunas oportunidades y trasladados a un lugar común -presuntamente próximo al mar- donde fueron víctimas de un simulacro de fusilamiento y otros apremios. A los dos meses fue liberado Ávalos y a los tres Lima, “todo ello en el marco de la utilización del aparato estatal en la consecución de fines delictivos impropios de un estado de derecho con un objetivo de persecución de ciudadanos como política sistemática en ocasión de la denominada lucha antisubversiva llevada a cabo entre el 24 de marzo de 1976”, dice la elevación a juicio de agosto del 2010. Los procesados Por el delito contra la libertad y las personas están procesados los policías retirados de la Policía de Río Negro Víctor Manuel Lobos, de 74 años y de Villa Regina, entonces jefe de la comisaría de Sierra Grande; Rubén Alcides Codina, de 70 años y de Luis Beltrán, segundo jefe de esa dependencia en aquel momento; Sixto Navarrete, de 81 años, suboficial del cuerpo de Infantería; su hijo Elfio Enrique Navarrete, de 54 años, también residente en Viedma y en el mismo lugar de función que su padre; y Alberto Mario Marasco, de 73 años y policía retirado de Viedma que en el momento de los hechos estuvo a cargo de la Escuela de Cadetes de la Policía de Río Negro en esta capital. Por otra parte se encuentran también procesados los militares retirados Raúl Lucio Pedernera de 84 años residente en Buenos Aires, quien fue jefe de la Policía de Río Negro y Néstor Rubén Castelli, de 80 años y con domicilio en la Capital Federal. Fue interventor militar de la Policía provincial. Todos se encuentran eximidos de prisión residiendo en los domicilios reales.

La Justicia dispuso en el 2007 una recorrida por la Escuela de Policía de Viedma, donde estuvo detenido Ávalos (en la foto, a la derecha).

a 35 años del golpe


Comentarios


Seguí Leyendo

La detención de dirigentes de Uocra llega a juicio