La deuda con el Fondo, la llave para destrabar Vaca Muerta

El sector espera definiciones de la macro para avanzar con los desarrollos. Nación se abocó a los compromisos con el FMI y la industria quedó en lista de espera.





Equipos de perforación. La semana pasada volvieron a operar dos rigs en la formación luego de llegar al piso de 29 en enero.

Equipos de perforación. La semana pasada volvieron a operar dos rigs en la formación luego de llegar al piso de 29 en enero.

"Primero la deuda, Vaca Muerta después”. Ese es el mensaje que bajaron desde el Frente de Todos y que dejó abierta la posibilidad para que el tratamiento legislativo de la ley de blindaje se postergue hasta después de marzo, o en el peor escenario, hasta mitad de año.

Las proyecciones para los no convencionales no ofrecen buenas perspectivas. Nadie sabe con certezas qué va a pasar y los planes de la mayoría de las petroleras de capitales extranjeros están puestos para el segundo semestre del año.

Desde que se desplomó la actividad, el diálogo entre los principales actores de la industria quedó reducido a la mínima expresión y el intento de los gremios por reactivarlo a través de la nueva Mesa Vaca Muerta, luego de la cancelación de los despidos, quedó en la nada.

Aún no nos hemos juntado. He tenido varios asuntos que resolver acá en Neuquén y por eso no he podido viajar a Buenos Aires. Espero que antes de que termine la semana lo pueda activar”, aseguró el titular del sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, en diálogo con Energía On.

Hace rato que el problema de los no convencionales dejó de ser el desconocimiento del subsuelo y pasó a ser lo que está arriba, principalmente la macroeconomía y la poca cintura que queda para acelerar los desarrollos ante la presión de la deuda.

Hasta que no esté resulta la macro, no tiene mucho sentido juntarse y acordar objetivos si no sabés si vas a entrar en default en un mes”, le dijeron a este medio desde una de las operadoras con desarrollos masivos en la formación.

El gremio va en la misma línea, saben que no deben quedarse con “la última victoria” porque de seguir sin actividad, en el corto plazo pueden volver a circular los telegramas.

Sin actividad. El nivel de fracturas volvió a caer en enero y no parece que vaya a revertirse.

El tema de los despidos está solucionado, pero está pegado con Cintex”, definió Pereyra. Y sumó: “Sino se arregla el tema de fondo que es el precio en boca de pozo, el de los combustibles, las retenciones y todo lo que mencionan las empresas que es la causa por la cual se bajaron los equipos, vamos a volver a lo mismo”.

El tema despidos está solucionado, pero está pegado con Cintex. Hay que arreglar el tema de fondo sino vamos a volver a lo mismo”.

Guillermo Pereyra es el secretario general de Petroleros Privados.

Lo que piden desde el sector privado y los gremios es previo a lo que puede aportar la ley de blindaje. “El tratamiento de la modificación de la ley de hidrocarburos está bien, pero los temas que hoy tienen frenada la actividad no los toca la ley”, aseguró Pereyra.

“La ley busca darle una cierta idea de largo plazo. Exceptuando el tema caliente que es básicamente si se les va a permitir a las empresas saltar el cepo, el resto son cuestiones que pueden resolver con resoluciones”, expresó una importante fuente del sector sin contacto con las anteriores nombradas.

La estrategia de Nación

Nadie hubiese cuestionado nada si Fernández (por Alberto) no decía que la ley se podía tratar en febrero”, opinaron desde una petrolera.

Desde varios sectores de la industria entienden -no comparten- la idea de postergar el tratamiento de la ley. Coinciden que esperar unos meses para ver dónde culmina todo es lo mejor para saber sobre qué base pueden planificar inversiones.

Mesa Vaca Muerta. El diálogo en el sector quedó reducido a su mínima expresión.

Lo cierto es que antes de comenzar a discutir el precio de los combustibles, el del gas o las retenciones el problema al que se enfrenta Vaca Muerta es dual: para las firmas extranjeras el control de capitales hace que Argentina sea poco competitiva en comparación a su porfolio internacional y limita las proyecciones. Para las empresas de capitales nacionales no hay lugar de dónde sacar plata a tasas razonables, en operación, la billetera es acotada y en servicio es casi imposible mantenerse con tecnología de punta.

“Acá hay varios temas que no debemos desconocer, una es la deuda externa que tenemos que hasta tanto no renegocie, vamos a estar atado permanente a los compromisos con el FMI. Si se refinancia, ahí si podemos pensar en un país en desarrollo”, cerró Pereyra.

Las pymes acorraladas

Al igual que el resto de los sectores, desde las pymes de Vaca Muerta no saben nada sobre la nueva mesa sectorial a las que iban a ser convocadas por primera vez y aseguran que a medida que pasan los días “la situación se agudizará”.

Concretamente de esta mesa sectorial como fue en su momento la mesa Vaca Muerta, no hemos tenido noticias, solo sabíamos que se iba a constituir, que íbamos a estar incluídos e ibamos a participar, pero no hubo otro tipo de comunicación”, aseguró el secretario de la Federación de Cámaras de Energía de Neuquén (Fecene), Edgardo Phielipp.

Desde la cámara que agrupa a más de 400 empresas neuquinas proyectan que van a pasar “algunos meses” hasta que se reactiven los desarrollos no convencionales porque se trata de una actividad que “no se puede normalizar en 15 días”.

“El sector sigue complicado, estos procesos a medida que transcurre el tiempo y no se generan soluciones que los mitiguen los problemas financieros, colapsan”, concluyó Phielipp.


Comentarios


La deuda con el Fondo, la llave para destrabar Vaca Muerta