La guerrilla colombiana golpea al turismo con dos atentados



BOGOTÁ (DPA).- Gran conmoción provocaron dos atentados en zonas turísticas colombianas, que dejaron al menos una persona muerta y otras seis heridas, debido al estallido de dos artefactos explosivos en hoteles de una población al suroeste de ese país.

Las autoridades colombianas desarrollaban anoche un consejo de seguridad en la ciudad de Neiva (sur), para analikzar la situación. El comandante encargado de la Policía de Colombia, general Rafael Parra, dijo que los ataques corresponden a una campaña de la guerrilla para generar pánico en la población y demostrar que aún tienen capacidad de ataque.

“Sabemos que se trataría de un hecho perpetrado por las milicias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), particularmente de la columna ´Teófilo Forero´”, declaró el oficial.

Las explosiones se produjeron al filo de la medianoche del domingo, primero en el hotel Plaza y después en el hotel Sulicam, ubicado a pocos cuadras, ambos en el centro de la ciudad de Neiva, capital del departamento de Huila a unos 240 kilómetros al suroeste de Bogotá.

En el hotel Plaza resultaron heridas dos personas con el estallido de un artefacto en el segundo piso, mientras en el Sulicam murió un hombre identificado como José Leonardo Cardoso, de 56 años y otras cuatro resultaron con heridas por la explosión, también en una de las habitaciones del hotel en su tercer piso, dijo el coronel Eduardo Carrillo, comandante de la policía de Huila.

Las primeras investigaciones indicaron que un desconocido entró al hotel Plaza, pidió alquilar una habitación donde dejó el explosivo, dotado con un mecanismo de tiempo, dijo el oficial en entrevista telefónica. Igual sistema habría sido usado poco después en el Sulicam, donde Cardoso murió en su cama al caerle encima escombros de la pared de la habitación donde hubo el estallido, agregó Carrillo destacando que buscan a por lo menos dos hombres como responsables de la colocación de los artefactos en cada hotel.

La policía ofreció una recompensa de unos 25.000 dólares para quienes den información sobre los que colocaron los explosivos, al menos 2,2 kilos en cada hotel de explosivos como anfo y pólvora.


Comentarios


La guerrilla colombiana golpea al turismo con dos atentados