La inflación histórica del 2019



Miguel Á. Knecht*

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) la inflación de diciembre y el acumulado de todo el 2019 habría cerrado en torno al 53,8%, porcentaje este más elevado desde 1991 cuando se ubicó en el 84%, hace 28 años atrás. Los analistas del sector financiero, incluidos en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), que realiza el Banco Central, estimaron que en diciembre la inflación fue 4,1%, menor que el 4,3% registrado en noviembre pasado. Pero según los últimos sondeos de las consultoras privadas, el alza del costo de vida de diciembre resulta una consecuencia directa de la inercia inflacionaria de los meses anteriores y la aceleración en los incrementos de precios.


Por ello, el último bimestre del año mostrará una inflación de casi 9%, el doble de la promesa del anterior gobierno que había pautado como meta una inflación anual menor al 5% en sus últimos 12 meses de gestión. En tanto, la inflación de 2019 sería la mayor desde 1991, cuando se ubicó en el 84%, impactada por la emisión monetaria, la devaluación del peso y el ajuste de las tarifas.


En este contexto, el año terminará con un aumento en los precios de los alimentos básicos en torno al 56%, los de la salud por arriba del 72%, los de la vestimenta en torno al 52%, los del costo del mantenimiento del hogar por encima del 60% y los de limpieza e higiene personal arriba del 57%.
Por otra parte, los aumentos de tarifas de los servicios públicos impactarán durante el año en casi 42%, pese al congelamiento de diciembre. Mientras que los aumentos en el transporte llegarían a fin de año al 48% y los de las comunicaciones superarán el 60% anual, de acuerdo a la evolución de los últimos meses.


En cambio se ubicarían por debajo del nivel general los incrementos anuales de precios de la educación (alrededor del 47%), los de restaurantes y hoteles (51%), recreación y cultura (48,8%) y los de las bebidas alcohólicas y tabaco (49%).


Para finalizar, los productos que más subieron en diciembre último fueron los snacks, la crema dental y el suavizante, con relación al mismo período del 2018. Con un aumento del 97,7%, el primer puesto fue para los snacks, seguidos por la crema dental con 84,1% y suavizantes con 78,7%.
Luego se posicionó la manteca con 77,9%, leudantes con 72,7%, dulce de leche con 69,7%, jabón en barra con 67,4%, detergente con 66,3% y quesos untables con 65,1%.


En la medición de diciembre contra noviembre pasado, un estudio señaló que la mayonesa experimentó una suba de 17,6%, los chocolates de 16,3%, el arroz de 15,9%, el azúcar de 14,9%, y agua saborizada con gas de 10,2%.
En tanto, el té aumentó 10,2%, el yogur un 8,1%, los “nuggets” un 7,6%, y el flan un 7 por ciento.

Por supuesto, ha quedado relegado el porcentaje de aumento de los haberes mensuales donde nunca se le puede dar alcance o equiparar con la inflación, dado que se produce un proceso progresivo de depreciación de los salarios de los trabajadores que actúa en desmedro de la economía nacional.

*Docente, exconcejal del PJ, fundador y titular de la primera Asociación de Defensa del Consumidor de Viedma


Comentarios


La inflación histórica del 2019