La jueza Pájaro no dijo la verdad



Me demoré en escribir esta nota porque tenía que hacer una afirmación sobre una jueza en actividad en la provincia de Río Negro. Vi el programa “De la A a la Z” en Bariloche con la doctora Marcela Pájaro en el que afirmaba que desde una asociación a la que pertenezco le solicitamos un encuentro y lo rechazó porque nos manifestamos adeptos al concepto de síndrome de Alienación Parental de Gardner. Todo lo contrario, nosotros no habíamos mencionado ese concepto, y en nuestro intercambio epistolar me resultó descabellado que ella lo incorporara. En aquel momento no pude entender esta respuesta, pero ahora que ella hace público que es investigada por el Consejo de la Magistratura entiendo que no fue una falencia nuestra. Es una tendencia de ella a ser arbitraria, tanto al leer una nota de presentación como al redactar un fallo. Trata de alejar a los niños de alguno de sus padres, y aunque se destaca por ser más discriminatoria con los hombres ha tenido excesos descalificando a madres. ¿No sería el momento de que otras personas que se sientan que han sido perjudicadas por decisiones “arbitrarias” se expresen y agreguen sus experiencias a este Consejo de la Magistratura?

Jorge Omar Carri

DNI 8.574.897

Me demoré en escribir esta nota, porque tenía que hacer una afirmación sobre una jueza en actividad en la provincia de Río negro. Y como soy creyente en valores, quisiera que uno de los intachables, fuera la justicia. Vi el programa de la A a la Z realizado en Bariloche con la doctora Marcela Pájaro en que afirma que desde una asociación a la que pertenezco, le solicitamos un encuentro y que rechazo el mismo porque nos manifestamos adeptos al concepto de síndrome de alienación parental de Gardner. Todo lo contrario nosotros no habíamos mencionado ese concepto, y en nuestro intercambio epistolar me resulto descabellado que ella lo incorporara.En aquel momento no pude entender esta respuesta. Pero ahora, que ella misma hace público que está siendo investigada por el Consejo de la Magistratura, entiendo qué no fue una falencia nuestra. Es una tendencia de ella a ser arbitraria, tanto al momento de leer una simple nota de presentación como de redactar un fallo o dictamen judicial. Trata de alejar a los niños de alguno de sus padres, y aunque predomina el ser más discriminatoria con los hombres, ha tenido excesos descalificando a algunas madres. Bariloche recuerda a esa madre que padeciendo una enfermedad terminal no pudo despedirse de su hija. Posiblemente desde una posición soberbia creyó que fue “justiciera” castigando a “estos” adultos, pero algún día comprenderá que la más castigada fue esa niña que tendrá un agujero en su identidad para toda la vida. No se entiende porque no podemos informarnos por los medios de comunicación, de que el Consejo de la Magistratura encontró razones para investigar a esta jueza. Yo lo tengo que averiguar leyendo entre líneas un programa de TV, de un medio que ha sido el único en no ser acallado, y puedo confirmar (por tener relación con periodistas) que me confirman pero que no informan. No sería el momento de que otras personas que se sientan que han sido perjudicados por decisiones “arbitrarias”, y que no han tenido las posibilidades económicas y culturales de defenderse, se expresen y agreguen sus experiencias a este Consejo de la Magistratura. O es eso lo que se intenta evitar: que la gente común también tenga acceso a la justicia.

Jorge Omar Carri

DNI 8.574.897

Jorge Omar Carri

DNI 8.574.897

Jorge Omar Carri

DNI 8.574.897


Comentarios


La jueza Pájaro no dijo la verdad