La Justicia avaló lagunas cloacales en Cipolletti

Vecinos del barrio donde se encuentra la planta de tratamiento de líquidos cloacales se reunirán mañana con funcionarios provinciales, municipales y de la empresa ARSA, tras el rechazo judicial a vaciar las lagunas.



CIPOLLETTI (AC)- Si bien la justicia multó a Aguas Rionegrinas por no minimizar los riesgos de contaminación a los que están expuestos los barrios aledaños a la planta de líquidos cloacales, no hizo lugar al pedido de los abogados de los vecinos que solicitaron que se vacíen las lagunas donde se vierten los fluidos para su tratamiento.

Mariano Rossi y Cecilia Saraceni habían presentado un escrito en el juzgado de Familia a cargo de María Alicia Favot pidiendo que de manera "urgente" se encuentre una solución al problema del olor que emana de la planta y que afecta a unas 110 familias. Una de las propuestas que habían realizado era que hasta tanto se reparen los aereadores los líquidos cloacales dejen de ingresar a la planta.

Margarita Riffo, una de las voceras del sector informó que fueron convocados para participar mañana de una reunión con el intendente Alberto Weretilneck, el gerente de ARSA, Juan Carlos Ricca y el ministro de Gobierno Iván Lázzeri.

Aseguró estar cansada de convivir con el olor y manifestó una preocupación "muy grande" por la salud de los niños que viven en el barrio y que "como cualquier otro chico juegan sin preocuparse por dónde andan". Según informó, por casa hay un promedio de tres chicos o más. "Yo, por ejemplo, tengo seis hijos", explicó.

Muy a su pesar, reconoció que la operadora de la planta aún no cumplió con la orden de la justicia de colocar un cerco perimetral de tela que aisle la planta del barrio y que tampoco se comenzaron a plantar los eucaliptus que servirán de barrera perenne.

En su habitual programa semanal por la radio LU19 -el de este fin de semana fue el último del 2006, y los retomará en marzo- el intendente Alberto Weretilneck salió al cruce de vecinos que decían que la planta había quedado "al medio" de la ciudad. En rigor de verdad está en uno de sus extremos pero hay que aceptarla porque no hay ya posibilidad de cambios, aunque indicó que hará todo lo que se deba hacer para que el organismo provincial competente active para evitar la proliferación de malos olores.

Sí compartió que el complejo debiera haber sido construido en la barda norte, porque ese era el proyecto inicial del municipio, el que resultó descartado luego por el de La Falda, donde se levanta ahora. En la barda, con un proceso complementario en las piletas, podría haberse filtrado el agua y utilizado como riego en ese desértico paraje.


Comentarios


La Justicia avaló lagunas cloacales en Cipolletti