La Justicia investiga el caso del fotoperiodista detenido en Vaca Muerta

Stefan Borghardt será recibido hoy por el fiscal general José Gerez. El ministro de Trabajo y Seguridad pidió informes sobre la detención. La Policía dijo que se debió a una denuncia de Treater.



#

El joven de origen alemán fue demorado por la fuerza cuando sacaba fotos en una pileta de residuos petroleros. (Foto: mauro pérez )

La detención del fotoperiodista alemán Stefan Borghardt cuando sacaba fotografías en los piletones de residuos petroleros de Treater Neuquén SA tomó ayer estado público nacional y el fiscal general, José Gerez, anunció que lo recibirá hoy a las 10 para interiorizarse sobre la denuncia y gestionar la devolución de los equipos retenidos por la policía. “Hubo un claro exceso de la fuerza pública”, afirmó ayer el abogado del joven, Emmanuel Guagliardo, quien lo acompañó en la denuncia penal que realizó contra la fuerza por incumplimiento de deberes de funcionario y abuso policial.

El hecho ocurrió el lunes a la tarde cuando el fotoperiodista ingresó al predio de la firma para tomar fotografías de los piletones
–investigados por presunta contaminación ambiental– como parte de un trabajo documental independiente que está realizando en la zona de Vaca Muerta.

“Pensé que me iban a llevar a la comisaría simplemente para pedirme los datos. Arriba de la camioneta, una mujer policía se metió en mis mensajes de Whatsapp y cuatro oficiales me hicieron preguntas bombardeándome para que no pueda entender bien”, relató ayer Borghardt a este diario. Indicó que en el hospital de la localidad le hicieron una “revisión médica” para la cual le pidieron dejar la mochila con sus equipos fotográficos en la camioneta y luego de eso no se los devolvieron más.

Indicó que los agentes tampoco le permitieron leer el acta labrada en la comisaría 10 de Añelo. “Ahí se ofendieron. Un policía que se presentó como el jefe me empujó, llamaron a un testigo que no llegué a ver para que firme y la mujer me agarró por la espalda y me ingresó al calabozo”, contó. Allí detalló que fue rodeado por unos siete policías. “Al menos tres de ellos me golpearon, me patearon y me apresuraron a que me quitara los cordones de las zapatillas. Un oficial me dijo si quería que me ayudara y sacó un cuchillo del bolsillo. Otro me golpeaba en la cabeza con una escoba sucia”, señaló.

Si bien el joven fue liberado unas dos horas después, hasta ayer no había recuperado sus dos cámaras fotográficas profesionales, los lentes, rollos ni memorias de almacenamiento. “Un policía me preguntó por el valor de las cámaras. Me causó curiosidad”, relató.

Ayer la policía dio su versión sobre lo que había ocurrido y manifestó que la detención se hizo dado que Treater había formalizado una denuncia contra él por el ingreso irregular al predio. De esa forma justificó el secuestro de los equipos, supuestamente para ser revisado.

Borghardt dijo que nunca se le notificó de esa investigación ni se le ofreció la opción de un abogado.

El profesional no había recuperado hasta ayer sus dos cámaras fotográficas profesionales, lentes, rollos y memorias de almacenamiento.

Abren investigación sumarial

El ministro de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad, Mariano Gaido, solicitó un informe al jefe de Policía, Rubén Tissier, por la detención del fotoperiodista alemán Stefan Borghardt en Añelo. Desde la fuerza afirmaron ayer que ya iniciaron los “procedimientos administrativos correspondientes”.

“Tengo absoluto respeto por el trabajo de los periodistas y lo que representa la difusión de la información”, manifestó Gaido, quien señaló que los hechos “deben ser materia de investigación”. “Siempre se abre una investigación sumarial para saber qué sucedió y esto es lo que solicité”, sostuvo.

La policía aseguró que detuvo al joven por un llamado del personal de seguridad de la firma Treater Neuquén SA.

gof6_tB28Cw

Datos

El profesional no había recuperado hasta ayer sus dos cámaras fotográficas profesionales, lentes, rollos y memorias de almacenamiento.

Comentarios


La Justicia investiga el caso del fotoperiodista detenido en Vaca Muerta