La oferta habitacional, lejos de alcanzar la demanda

En Neuquén hay 28.000 familias que esperan la casa propia. Este año el IPVU construirá 2.353 viviendas distribuidas en 40 localidades de la provincia. La cuota mensual no supera el 20% del ingreso familiar. Inquilinos reclaman loteos sociales.



El sueño de la casa propia se abre con más posibilidad para los que tienen registrado su domicilio hace más de 5 años en Neuquén. Las familias que buscan vivir bajo su propio techo son 28 mil familias y la mitad es de la ciudad capital.

En 2019 se construirán en toda la provincia en los planes de vviiendas proyectados 2.353 casas distribuidas en 40 localidades según se informó desde el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU).
Si bien la cobertura territorial es amplia la franja entre la demanda y los nuevos ladrillos que se levantan tienen grandes diferencias.

Marcelo Sampablo, presidente del IPVU, indicó que los requisitos básicos para acceder a un plan de viviendas son tener domicilio en la provincia hace más de 5 años y no tener una casa en ningún lugar del país.
La cuota para abonar la vivienda desde el momento de la adjudicación ronda los 10 mil pesos.

Cifras del IPVU

10.000
Pesos es el valor de las cuotas que debe abonar el adjudicatario hasta completar el valor total de la construcción
20%
es el máximo que puede representar del ingreso familiar, la cuota mensual de los planes de vivienda.

El titular del IPVU sostuvo que el valor mensual no puede superar el 20 por ciento del ingreso familiar y la cantidad de cuotas se ajusta teniendo en cuenta ese parámetro.

“Puede comenzar a los 7.500 pesos, incluso menos, pero no puede superar el 20 por ciento del ingreso del grupo familiar. Si el ingreso no cumple para cubrir el financiamiento se puede financiar en más de 300 meses porque el objetivo es que la persona pueda costear sus gastos de vida”, explicó Sanpablo.

Agregó que se usa un sistema que no tiene intereses “y que va creciendo el monto de la cuota con el paso del tiempo de manera que haya amortizado al final de la financiación, el capital sin interés”.

Desde el Estado provincial y sobre todo del municipal tendrían que impulsarse políticas que generen loteos sociales”.

Pamela Gaita es la presidenta de la Unión de Inquilinos Neuquinos.

Aclaró que se adapta según “la situación de cada familia”.
Explicó que el cobro de la vivienda tiene que ver con la sustentabilidad y la solidaridad del sistema.

La selección definitiva depende cada plan. En todos los casos se tiene en cuenta la situación de cada familia. A veces se determina mediante comisiones vecinales y pautas que se prefija en cada plan de vivienda.
Comentó que desde el organismo hay proyectos presentados por más de 5.000 viviendas en toda la provincia “pero hay que conseguir la financiación”.

Señaló que es obligación cuando se entrega la vivienda al adjudicatario que ya cuente con los servicios de agua y luz y afirmó que cada vez son más frecuentes que tengan además gas y cloacas.

Es requisito en casas mediante cooperativas que en el momento de la entrega “la vivienda tenga el pago del terreno para nosotros hacer la hipoteca”, agregó.

En Neuquén capital se realizan 272 viviendas en Cuenca XVI. En la zona del ex cartódromo hay 96 y se están por empezar otras 90 casas.
Se suman otras 251 viviendas que se construyen en Zabaleta, en el límite entre Neuquén y Plottier. Son con financiamiento de Nación, Provincia, y el Banco Nación.
Otras 48 departamentos se erigen totalmente con financiamiento del banco provincia en la capital y agregó que hacen 19 viviendas en las 127 hectáreas del barrio La Sirena. .
Marcelo Sanpablo precisó que cada casa tiene un valor que va de 1.750000 pesos a los 2 millones de pesos.

En el caso de las viviendas con cooperativas explicó que estas asociaciones solicitan financiamiento y el IPVU registra quiénes son las personas y si cumplen con los requisitos para ser beneficiarios.

Las casas en marcha. Características

El titular del IPVU, Marcelo Sampablo describió que las viviendas que se llevan a cabo se realizan con distintos sistemas constructivos.
Del total, un 30 por ciento son con sistemas constructivos no tradicionales. Aquí se usan Panel, Cassaforma y Concrehaus, entre otros. También se hacen casas de madera en conjunto con la Corporación Forestal Neuquina (Corfone).

“Vamos trabajando con viviendas de distintos tipos y estamos haciendo unos prototipos de ensayo para probar distintos sistemas constructivos en distintos lugares de la Provincia por diferentes zonas climáticas porque hay que mejorar la eficiencia térmica de las viviendas”, expusoSampablo.
Mencionó que 272 viviendas que se hacen en Cuenca XVI van todas con vidrios dobles.

Todo lo que es nuevo de ser posible son con termotanques solares para el aprovechamiento energético.

Hay proyectado este año levantar 10 casas que son prototipos de ensayos para monitorear el comportamiento a lo largo del tiempo según las tres zonas climáticas que hay en Neuquén.

Hay 150 mil familias que deben alquilar una vivienda

Según una encuesta de la Unión de Inquilinos Neuquinos (UIN) y datos con base en el Censo 2010, en la Provincia hay cerca de 150 mil inquilinos, de los cuales 90 mil están en la ciudad capital.

“Con los precios que se manejan hoy la mayor parte tienen capacidad cero de ahorro. En una familia tipo los ingresos están entre 30 y 40 mil pesos, y el alquiler ronda los 20 o 25 mil pesos. Entonces el alquiler con los servicios y la canasta básica se lleva el 80 por ciento de los ingresos y que no te queda con este panorama margen para pagar un terreno”, señaló Pamela Gaita, presidenta de la UIN.

Dijo que las cooperativas ofrecen una posibilidad “más accesible de acceder al terreno” aunque en algunas no es tanto “porque tienen cuotas muy elevadas que los que alquilan no pueden pagar”.
A la vez denunció que hay cooperativas que aprovechan para hacer “un gran negocio inmobiliario comprando un lote y vendiendolo a mucho más”.

“Desde el Estado provincial y municipal tendrían que existir políticas que generen loteos sociales. En Neuquén se ve primero la toma con los asentamientos irregulares y después se sale a regularizar. Porqué no hacer loteos sociales y después darle la oportunidad que la gente acceda”, se preguntó Gaita.

Sostuvo que el Estado debe impulsar políticas públicas para generar loteos sociales y de esa manera “que la gente acceda, pueda construir y salga del mercado de alquiler”.
Justamente la semana pasada la asociación neuquina lanzó la cooperativa Inquilinos Unidos por la Vivienda Digna y abrieron la convocatoria para un loteo en Cipolletti

Mostró que la franja más grande de los que alquilan tienen un ingreso promedio entre 30 y 40 mil pesos. Hay otra franja de menores ingresos que buscan acceder a precios más bajos de alquiler.
El promedio para alquilar en Neuquén una casa con dos dormitorios es superior a 18 mil pesos al mes.


Comentarios


La oferta habitacional, lejos de alcanzar la demanda