La onda verde prendió en los edificios

En la capital neuquina se sumaron nuevas construcciones con equipos renovables. Los especialistas aseguran que la zona tiene potencial para la generación solar.



1
#

La inauguración del sector de taller en el edificio sustentable de la firma Nippon Car se realizó en agosto.

2
#

3
#

La inauguración del sector de taller en el edificio sustentable de la firma Nippon Car se realizó en agosto.

4
#

La escalada tarifaria del servicio de energía eléctrica en los últimos años hizo que cada vez más particulares, comercios y empresas comiencen a analizar la posibilidad de instalar algún tipo de fuente renovable. Es que si bien los costos de instalación son altos, el plazo de amortización se ha reducido notablemente.

Hace dos meses se encuentra en pleno funcionamiento en Nippon Car, la concesionaria Toyota de la ciudad de Neuquén, un sistema fotovoltaico que en determinados momentos puede aportar hasta el 25 por ciento del requerimiento eléctrico del edificio.

“Instalamos 50 paneles solares de 270 watts que generan 13 KW o 20 MW/hora anuales. Para la remodelación del edificio se pidieron 80 KV de potencia, pero como es muy eficiente en términos energéticos no usa más de 40 MW. Esto quiere decir que la energía solar hoy está proveyendo una cuarta parte de lo requerido”, explica Matías Cicchitti, responsable del diseño y la instalación del sistema.

Cicchitti, titular de la empresa unipersonal Alter Energy, tiene una experiencia de cinco años en el tema y más de 25 instalaciones. “Hasta el momento esta es mi obra más importante, porque además está interconectada a la red, algo que hasta hace un año no existía a nivel nacional”, comentó.

Si bien todavía no se pueden inyectar los excedentes a la red, ya que aún no se reglamentó la ley de Generación Distribuida tanto en el ámbito nacional como provincial, Cicchitti hizo las pruebas correspondientes a través de un convenio con CALF. “Técnicamente no hubo ningún problema, es una lástima que todavía no se pueda hacer porque los costos bajarían aún más si el usuario pudiera recibir una compensación por esa energía que vuelca a la red”, precisó.

Comentó que en el caso de Nippon Car se trató de una instalación relativamente sencilla. “Los paneles se conectan a un inversor fotovoltaico, que vendría a ser el cerebro del sistema y una vez que está en funcionamiento los costos son casi nulos”, explicó y agregó que la vida útil es de unos 20 años. “No quiere decir que no va a servir más sino que después de ese tiempo va a aportar un 80 por ciento de la generación original”, detalló.

Dijo que en Neuquén recibe muchas consultas y que para una casa tipo, con cuatro personas, se puede abastecer en verano “entre un 60 y un 70 por ciento del consumo en forma directa, sin utilizar baterías”. Neuquén tiene muy buena exposición solar durante todo el año, en promedio 4,5 horas solares pico por día. “Esto es el doble de lo que tienen países como Noruega o Alemania”, aseguró.

Hoy los costos de equipamiento e instalación para un domicilio particular rondan los 5.000 dólares, pero los plazos de amortización han bajado mucho porque las tarifas del servicio de red son altas y todavía tienen un sendero de crecimiento.

“Después de los 20 años no quiere decir que no va a servir más, sino que va a aportar un 80%
de la generación original”.

Matías Cicchitti creó
la empresa Alter Energy de energías renovables.

En números

Renovables Energía

Datos

“Después de los 20 años no quiere decir que no va a servir más, sino que va a aportar un 80%
de la generación original”.
80
kW de potencia se solicitaron para la remodelación del edificio, sin embargo no consume más de 40.
50
panales se instalaron en todo el predio. Los equipos tiene una vida útil de 20 años.
20 MW/h
es lo que puede generar el sistema. Todavía no consiguen, por falta de reglamentación, inyectar a la red los excedentes.

Comentarios


La onda verde prendió en los edificios