La OPEP destaca su rol en la prevención de una disparada en los precios del crudo

Los principales referentes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) señalaron que gracias al trabajo del grupo se evitó una hipervolatilidad en los precios a diferencia de lo ocurrido con el gas y el carbón. Advierten que para el 2022 podría haber una sobreoferta que desplome el precio.





Si bien el petróleo alcanzó en los últimos días el valor más alto de los últimos tres años, el precio de los futuros ha tenido apenas un alza del 12% desde junio en contraste con las disparadas del 150% que se ve en los futuros del gas en Asia y Europa, y también en el precio del carbón que se duplicó en un trimestre.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, destacó que «hemos hecho un trabajo extraordinario». Y señaló que “los mercados del gas, los mercados del carbón y otras fuentes de energía necesitan un regulador. Esta situación nos dice que la gente necesita copiar y pegar lo que ha hecho la OPEP”.

«A diferencia del mercado del gas, el mercado del petróleo es ahora más predecible, más comprensible para los participantes del mercado», dijo el viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, quien maneja la política energética. «Los precios de hoy y el equilibrio actual de oferta y demanda reflejan la situación actual», señaló.

Para otro peso pesado del sector, el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al-Mazrouei, no había peligro de que el mercado petrolero se sobrecaliente debido a la postura de la OPEP +. “Debes confiar en nosotros porque tenemos suficiente experiencia tratando con diferentes ciclos”, dijo.

El príncipe Abdulaziz bin Salman remarcó la OPEP + debe seguir con aumentos graduales de producción, a pesar de los pedidos de muchos comerciantes e incluso de Estados Unidos para que la producción se incremente más rápidamente.

Precisamente,Abdulaziz indicó que le preocupa que el mercado petrolero cambie a una oferta superavitaria para el año que viene que lleva que se termine el año con una  «gran cantidad de exceso de existencias».

“Tendremos un año desafiante. Seguimos diciéndole a la gente que debemos mirar más allá de la punta de la nariz», enfatizó.

Varios comerciantes y bancos de Wall Street pronostican que la demanda mundial de petróleo caerá por debajo de la oferta a principios de 2022. El saldo diario cambiará de un déficit de oferta de alrededor de 1,5 millones de barriles ahora a un superávit de casi 2 millones en marzo, según JPMorgan.


Comentarios


La OPEP destaca su rol en la prevención de una disparada en los precios del crudo