La pandemia agudizó la inequidad en el fútbol femenino

En un 2020 marcado por el coronavirus, los torneos femeninos tardaron más en volver y la selección argentina no jugó partidos. Las jugadoras zonales igual pudieron destacarse en sus clubes.

La barilochense, Miriam Mayorga, pasó a Boca y sigue en la Selección.

La barilochense, Miriam Mayorga, pasó a Boca y sigue en la Selección.

El crecimiento del fútbol femenino en Argentina y la región es tan innegable como insuficiente y la pandemia no hizo más que evidenciar esa realidad.

Como pasó con todas las disciplinas deportivas, la actividad se suspendió acorde a las medidas sanitarias por el coronavirus.

El problema fue que mientras en todo el mundo la acción regresó paulatinamente con protocolos de prevención, el fútbol femenino tuvo demoras y recién volvió a fines de noviembre, un mes después que el certamen masculino. Los equipos de Copa Libertadores incluso retornaron antes, en septiembre.

En la primera fecha, el partido entre San Lorenzo y Estudiantes, en cancha de Ferro, fue suspendido por una falla en el suministro eléctrico y la ausencia de un grupo electrógeno. A pesar de las desprolijidades de AFA, es algo que no hubiera pasado en el campeonato de varones.

Más allá de ese retraso, el caso más grave es el de la Selección Argentina que no tuvo un solo partido durante todo 2020.

Mientras el combinado masculino disputó los 4 primeros partidos de las Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022, el femenino ni siquiera pudo llevar a cabo dos amistosos con Brasil, pautados para fines de noviembre.

Por un lado, Conmebol trabajó y presionó para que la pelota vuelva a rodar. Por otro, la Selección femenina no pudo viajar a Brasil por “razones sanitarias” mientras el resto de los equipos viaja constantemente, como lo hicieron Racing, River y Boca por Libertadores, por ejemplo.

A pesar de este contexto desfavorable, las jugadores regionales en primera división pudieron destacarse.

La barilochense Miriam Mayorga dejó UAI Urquiza, donde obtuvo múltiples títulos, y se sumó a Boca. Más allá de que ambos son referentes en la disciplina, la volante de 31 años demostró que está en plena vigencia.

La rionegrina fue una de las 27 jugadoras citadas por el entrenador, Jorge Borrello, para los entrenamientos que marcaron el reencuentro en las últimas semanas.

A la neuquina Ailín Franzante, autora de un gol en el debut de la liga profesional en 2019, no le renovaron en Gimnasia pero consiguió club sin mudarse de ciudad ya que fue refuerzo de Estudiantes.

Franzante quedó libre en Gimnasia y arregló con Estudiantes.

La viedmense Valentina Camara sigue con su carrera en el fútbol español. Pasó de Alavés al Femarguin de la segunda división. En noviembre fue convocada por Borrello antes que se suspendan los amistosos con Brasil.

Camara se repuso a una lesión que la dejó sin Mundial en 2019.

Mara Gómez, la primera jugadora trans en la principal categoría

Uno de los logros más emblemáticos desde la profesionalización del fútbol femenino en Argentina fue la habilitación a Mara Gómez, futbolista trans que juega en Villa San Carlos.

Su lucha para ser incluida fue extensa y finalmente tuvo su aprobación en marzo. El debut en Primera fue el 7 de diciembre contra Lanús, cuando volvió la competencia.

“Al deporte hay que desbinarizarlo y disfrutarlo. Celebro que haya un Estado presente y una Ley de Identidad de Género que nos permita ser parte. A las chicas les digo que salgan a luchar por su sueños, que estamos de paso por la vida. Todo lo que es nuevo es revolucionario, hay que luchar y salir a buscar los objetivos que una tiene. Yo estoy acá cumpliendo el mío”, expresó Mara.

La Copa Neuquén, un compromiso postergado

A comienzos del 2020, antes que la pandemia de coronavirus llegará al país, el fútbol neuquino había asumido un objetivo importante para la historia de los campeonatos femeninos.

La decisión de Lifune era que a partir de la Copa Neuquén, que se hubiera jugado en el segundo semestre del año, todos los equipos estarían obligados a contar con un equipo femenino.

En la copa anterior solo hubo 7 clubes (Pacífico tiene dos equipos) mientras que el certamen masculino cuenta con 22.

La pandemia obligó a suspender todos los torneos y el esperado avance quedó postergado para el 2021.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La pandemia agudizó la inequidad en el fútbol femenino