La pandemia impactó en la demanda de energía eléctrica

La principal distribuidora de Río Negro tuvo una caída promedio del 5%. La merma fue principalmente en los grandes usuarios.




El segmento que más impactó esta medida es al T1G: usuarios comerciales que demandan hasta 10Kw.

El segmento que más impactó esta medida es al T1G: usuarios comerciales que demandan hasta 10Kw.

El impacto del aislamiento social y preventivo en la demanda de energía eléctrica tiene dos caras bien definidas en Río Negro: por un lado una disminución en los grandes usuarios, en su mayoría en el sector comercial, y por el otro un aumento en los residenciales. La rigurosidad de los primeros meses de pandemia obligó a muchos comercios a cerrar sus puertas mientras que el ya instalado home office comenzó a generar mayores demandas en viviendas particulares. En promedio, el nuevo mapa de consumo tuvo una caída con un piso del 4 por ciento y un techo del 12 por ciento si se compara con períodos de 2019.

Río Negro cuenta con tres distribuidoras de energía, Edersa, la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) y la Cooperativa de Electricidad de Río Colorado.

Edersa cuenta con la mayor cantidad de usuarios en la provincia y tiene 223.500 clientes de los cuales 198 mil son residenciales, 23 mil pequeños comercios o industrias que consumen hasta 10 Kw.

El resto, 2.500, son los T2: medianas y grandes usuarios con demandas que están por encima de los 10 kw.

Según indicaron fuentes del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), la venta de energía a la demanda de la distribuidora ronda los 1.100 GWh-año.

Edersa le compra a la mayoría Cammesa, 1350 GWh año que es el 98 % del total de abastecimiento de energía anual. Entre sus clientes está la Cooperativa de Río Colorado que cuenta con alrededor de 4 mil usuarios.

De la información del EPRE, se desprende que el trimestre que va desde febrero hasta abril la caída en comparación al mismo período de 2019 fue del 4 por ciento. El siguiente período, de mayo a julio, fue del 6 por ciento. La merma en Bariloche fue aún más marcada.

El segmento que más impactó esta medida fueron los usuarios comerciales que demandan hasta 10Kw.

La merma en el consumo energético se sintió más en Bariloche

La situación de Bariloche fue más marcada, sobretodo en el período invernal donde la ciudad cordillera tiene, habitualmente, una gran demanda de energía por la temporada alta del turismo. Sin embargo, en este escenario, la demanda fue mucho menor.

La cooperativa cuenta con alrededor de 52 mil usuarios. Del total, hay 610 T2, es decir que consumen más de 10 Kw. Se trata de los grandes usuarios como hoteles, centros turísticos y grandes comercios, entre otros.

En números

223.500
usuarios tiene Edersa, principal distribuidora de Río Negro. Bariloche y Río Colorado tienen cooperativas.

En el trimestre que va desde febrero hasta abril la caída fue del 3 por ciento, mientras que en el período invernal la merma trepó al 12 por ciento, la más alta de la provincia.

“En Bariloche se ve mucho más la caída en el segundo trimestre por la falta de actividad comercial”, indicaron desde el EPRE.

A fin de mes se conocerá un nuevo informe sobre los consumos de energía eléctrica.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


La pandemia impactó en la demanda de energía eléctrica