La pelea de perros que provocó una trama de sangre en Bariloche

Hace más de un mes que en el barrio San Cayetanito abunda el miedo. Un hombre está internado en Terapia Intensiva tras una feroz golpiza. Otro fue asesinado, en medio del enfrentamiento entre dos familias que se originó la noche del 7 de julio.



Tras la noche del 7 de julio fue encontrado ferozmente golpeado Gerardo Antrichipay. Sigue internado en Terapia Intensiva. (Foto: Archivo)

Tras la noche del 7 de julio fue encontrado ferozmente golpeado Gerardo Antrichipay. Sigue internado en Terapia Intensiva. (Foto: Archivo)

Nadie se anima a hablar por estos días en el barrio San Cayetanito. El silencio refleja el temor que se respira en este pequeño sector de la ciudad, donde casi todas las familias se conocen. Es más, la amplia mayoría tiene vínculos familiares. Desde la madrugada del 7 de julio pasado pocos duermen tranquilos en ese lugar.

Esa fría noche hubo una pelea entre dos perros de familias del barrio. Los perros abundan en ese lugar y en todo Bariloche. Sin embargo, ésta no fue una riña común. Uno de los animales recibió varios puntazos a manos de una persona. Nadie sabe aún quién fue el autor de las lesiones. Pero los dueños del perro herido no toleraron la situación y salieron a buscar venganza. Pocos imaginaron que esa riña entre animales provocaría una trama de violencia y sangre, que dejaría familias destrozadas.

La madrugada del 7 de julio pasado, según la teoría de la fiscalía, Macarena Matus salió con su tío Sergio Gatica y Guillermo Fabián Loise a buscar al agresor del perro. Fueron a la vivienda del dueño del otro animal. Pero no lo hallaron. Se dirigieron hacia una segunda casa. Allí, arrojaron piedras contra la vivienda para que los moradores salieran a la calle. Nadie respondió.

Minutos después, el grupo cruzó a Gerardo Antrichipay, que había salido a comprar una cerveza a una casa, que vendía alcohol en forma clandestina. La investigación indica que hubo un cruce de palabras y después insultos.

Antrichipay regresó a su casa. Horas después, cuando uno de sus hijos lo fue a visitar lo encontró golpeado, tirado sobre su cama y con su rostro bañado en sangre.

El hombre, de más de 40 años, vivía solo en su casa. Entró a la terapia intensiva del hospital Ramón Carrillo de esta ciudad, donde sigue internado. A raíz de las agresiones sufrió la pérdida de un ojo y la deformación permanente de su rostro. Y es posible que haya quedado con secuelas neurológicas por la brutal golpiza.

La noche del 7 de julio hubo una pelea entre dos perros de familias del barrio. Uno de los animales recibió varios puntazos a manos de una persona.

La fiscal de feria Silvia Paolini comenzó con la investigación preliminar. Recolectó algunos testimonios y los indicios apuntaron a Matus y Gatica, que fueron detenidos y acusados por el delito de lesiones gravísimas y robo calificado. No sólo golpearon con furia a Antrichipay, también le robaron varias pertenencias, dinero y una motocicleta.

Ambos están detenidos con prisión preventiva, aunque el juez Juan Martín Arroyo dispuso que la joven cumpla la preventiva en un domicilio, con una pulsera electrónica, porque está embarazada.

La violencia no paró. La tarde del 20 de julio, una mujer y tres hombres irrumpieron en una vivienda de una toma, ubicada a pocas cuadras del barrio San Cayetanito. Allí, dormía el dueño de casa y Adrián Book.

El grupo aprovechó el silencio de la intensa nevada que caía sobre Bariloche para actuar. Cuando estuvieron en el interior de la casilla, despertaron al dueño y lo amenazaron con un cuchillo para que no se mueva. Tampoco para que intervenga.

“Esto partió por la pelea de dos perros y tenemos un muerto y una persona que se debate entre la vida y la muerte”.

La fiscal Betiana Cendón

Book dormía. Pero lo despertaron a puñaladas. “¡Esto es por lo que le hiciste a mi papá!”, exclamó la joven mientras le clavaba el cuchillo, según pudo reconstruir la fiscalía. También lo apuñalaron los otros tres sujetos. Luego, el grupo huyó. La víctima murió como consecuencias de las graves heridas que sufrió.

El testigo del ataque aportó datos a la fiscalía. Con esa información detuvieron a Romina Antrichipay que fue acusada el 22 de julio por el delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o mas personas.

La fiscalía pidió que se le imponga prisión preventiva porque advirtió que en libertad podría entorpecer el avance de la investigación. Pero el juez desestimó el pedido porque el testigo directo del homicidio no la identificó en la rueda de reconocimiento, que se había hecho antes de la audiencia de formulación de cargos. Los investigadores están convencidos de que el testigo no la reconoció porque estaba atemorizado.

Tras la finalización de la feria judicial de julio, la fiscal Betiana Cendón tomó la investigación. Personal policial detuvo esta semana a Pedro Sánchez, que quedó imputado por el ataque a Antrichipay y se le impuso un mes de prisión preventiva.

Y el viernes, detuvieron a Loise tras 8 allanamientos en la ciudad.

Cendón expuso la teoría del caso en la audiencia de formulación de cargos que se hizo el viernes pasadas las 14. Acusó a Loise como coautor del delito de lesiones gravísimas y robo calificado. Le atribuyó haber sido uno de los agresores de Antrichipay.

El juez Arroyo admitió los cargos contra Loise, que estuvo asistido por la defensora adjunta Paola del Río. Y le impuso 4 meses de prisión preventiva que es el plazo que se otorgó a la fiscalía y la defensa para hacer la investigación.

También, aceptó en la misma audiencia la acusación por un violento robo con armas que Loise ejecutó, según el fiscal adjunto Gerardo Miranda, el 14 de julio pasado en una aseguradora de la calle Vicealmirante O’Connor al 1000 de esta ciudad.

Cendón explicó que tanto el ataque a Antrichipay como el homicidio de Book están conectados. Aunque el homicidio tramita en otro expediente. “Esto partió por la pelea de dos perros y tenemos un muerto y una persona que se debate entre la vida y la muerte”, advirtió Cendón.

Todavía hay prófugos que están siendo buscados. También testigos que no aparecen porque se fueron del barrio por temor a represalias. Y a la investigación aún le faltan algunas piezas para completar el rompecabezas.


Comentarios


La pelea de perros que provocó una trama de sangre en Bariloche