La Peña: Una gran paleta de colores por los que vamos transitando

Columna semanal



Escribimos gracias a las emociones que en determinados momentos afloran. No es que uno cada vez que se sienta tiene ideas y se convence que les van a gustar a otros. Pero a veces, cuando pasó el tiempo releemos escritos y nos emocionamos nosotros mismos. Tal vez hoy escribiría distinto que hace un año o que hace diez.

En una de mis columnas hablaba de la nostalgia, de los recuerdos, de lo lindo que sería traerme un pedacito de mi pueblo, ese donde nací y fui niño. Y claro, no se pueden traer pedazos de pueblos, pero se pueden mantener vivos los latidos que afloran cuando nos invade la nostalgia.

Hoy le sumaría a esa misma columna un detalle, el de los colores. Porque la vida de los que de algún modo fuimos transplantados es eso, una gran paleta de colores por los que vamos pasando cada día. El verde que simboliza la vida no es siempre verde, el amarillo del otoño también es vida, porque cuando en la infancia caen las hojas también es una fiesta, como lo es el carnaval, o la vida intensa que imprimen las mandarinas. El negro es el que más temo, tal vez porque esconde cosas, porque obliga a esperar hasta que aclare.

Y la mudanza, el transplante de una ciudad a otra es eso, un cambio de colores. Un verde que promete, un azul que invita, pero también grises, muchos grises que pueden ser rojos intensos, amarillos o blancos.

Volví muchas veces y los colores de la vida fueron mutando. Más grises, más desteñidos, pero también el verde que siempre vuelve. Lo que se mantuvo es el color imponente de los naranjos cargados en las calles, el marrón de la nuez, el verde de la aceituna y el marrón de la piel autóctona. El amarillo inconfundible de los zapallos, el amarillo de los limones y el gris de las canas que invadieron a mis amigos.

Eso es la vida, colores que cambian, colores que sobreviven, otros que resurgen, colores que significan el paso del tiempo.


Comentarios


La Peña: Una gran paleta de colores por los que vamos transitando