La polémica por la Vega ya es interjurisdiccional

Parque Nacionales reclama revisión de la ordenanza. Aseguran que se puede afectar los humedales.





SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El Parque Nacional Lanín terció en la polémica desatada en esta ciudad, por la reforma de la ordenanza que regula los usos del suelo y el código urbano de la Vega Plana, al considerar que las nuevas y eventuales urbanizaciones podrían afectar la cuenca del lago Lácar bajo jurisdicción del área natural. La institución reclamó al municipio que se revise esa decisión, promulgada por la intendente Sapag.

«Si hay cosas que no entienden de política y mucho menos de límites jurisdiccionales, son el agua, el fuego y la fauna», dice el escrito enviado a la intendente Sapag y a la presidenta del Concejo, Cristina Frugoni, por el titular del Parque Nacional Lanín, Salvador Vellido.

Se trata de una vuelta de tuerca en una disputa que lleva ya varios meses y que podría terminar en tribunales, por las demandas de diversas organizaciones ambientalistas y fuerzas políticas contrarias al cambio de indicadores urbanos en la Vega, un área de humedales que actúa como regulador hídrico natural para el valle del Lácar. Sin embargo, conviene recordar que la nueva normativa fue aprobada por mayoría en el Concejo Deliberante, con la sola oposición, en el recinto, del bloque del UNE. De hecho, ese partido convocó vecinos y organizaciones a recurrir al derecho de iniciativa en un intento por volver atrás con la reforma.

En su nota, Vellido sostiene que el cambio de indicadores «ha generado preocupación en el seno del organismo nacional que represento y al que se ha omitido consultar, no obstante ser un actor de trascendental intervención en la vida de la cuenca del arroyo Pocahullo y el lago Lácar, éste último de jurisdicción de Parques Nacionales y receptor ineludible de ese curso de agua, con el cual conforma una unidad indisoluble más allá de las distintas jurisdicciones que los regulan».

Sin bien admite que no es su propósito profundizar el análisis de las «sustanciales alteraciones» a la que fue sometida la ordenanza 3012 de 1998, Vellido insiste en que la inquietud se fundamenta en el hecho de que Parques ha sido ignorado como referencia para la consulta.

El intendente del PNL recuerda que la Vega, que constituye una parte vital de la cuenca del arroyo Pocahullo y lago Lácar, es un «amortiguador hídrico natural para San Martín, cuyos mallines almacenan excedentes de agua en épocas de fuertes lluvias o deshielos, que luego libera evitando inundaciones aguas abajo…».

Asimismo, Vellido considera como «altamente probable» que la Vega «disminuya su poder de absorción de agua si se produce un aumento de superficies impermeables por urbanizaciones», lo que provocará alteraciones en el equilibrio hidrológico.

En consecuencia, dice la carta enviada a Sapag y a Frugoni, «es esta vinculación inseparable entre faldeo, arroyo, mallín y lago, lo que constituye la cuenca, cuya gestión no puede ni debe ser concebida unilateralmente, porque se violaría el principio jurídico esencial que establece su unidad (artículo 3 de la ley 25.888».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La polémica por la Vega ya es interjurisdiccional