La represalia de China: aumentó los impuestos a productos de EEUU

Es en respuesta a las medidas adoptadas la semana pasada por Donald Trump. Representan unos 60.000 millones de dólares. La guerra comercial bilateral está lejos de terminar y la tensión se profundiza. Las bolsas de todo el mundo volvieron a caer.



Luego de la reacción de Trump, China anunció que “nunca” cederá a ninguna presión exterior. (AP)

Nuevo capítulo de la guerra comercial Pekín-Washington: China anunció ayer que aumentará sus aranceles aduaneros a la importación de productos estadounidenses que representan un monto de 60.000 millones anuales, en represalia a las medidas adoptadas la semana pasada por Donald Trump. Las bolsas de todo el mundo volvieron a caer.

A partir del 1 de junio, las tasas aplicadas serán del 10%, 20% e inclusive de hasta el 25% sobre un conjunto de productos estadounidenses ya gravados, anunció la Oficina de la Comisión tarifaria del gobierno chino.

Las nuevas negociaciones con el objetivo de poner fin a la guerra comercial bilateral, presentadas como la última oportunidad, terminaron la semana pasada en Washington sin que hubiera un acuerdo entre ambas potencias.

El presidente estadounidense, Trump, aprobó el viernes, en tanto medida punitiva, un salto del 10% al 25% de los aranceles a la importación de productos chinos que representan un monto de 200.000 millones de dólares anuales. También amenazó con gravar los 300.000 millones de importaciones chinas restantes.

El gobierno chino ha prometido en varias oportunidades durante los últimos días que tomará “las medidas de represalia necesarias”.

La reacción de Trump, este lunes a través de un tuit, fue amenazante: “¡China no debería responder, esto sólo empeorará la situación!”.

Sin embargo, el gobierno chino ha afirmado su determinación.

China no retrocede

“China nunca cederá a ninguna presión exterior. Tenemos la determinación y la capacidad de defender nuestros derechos e intereses legítimos”, afirmó ayer Geng Shuang, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Pekín.

“Hemos dicho en repetidas ocasiones: el aumento de los derechos de aduana no resolverá ningún problema”, subrayó en una conferencia de prensa, en la que abogó por “un acuerdo en beneficio mutuo” de los dos países.

Antes de las medidas anunciadas ayer por Pekín, la cuasi totalidad de los productos estadounidenses ya estaban sobretasados en China.

Esto afectaba a un monto de 110.000 millones de dólares sobre un total anual de 120.000 millones de importaciones desde Estados Unidos.

Wall Street reaccionó a las noticias con caídas en torno al 2%. Las principales bolsas europeas sufrieron importantes pérdidas: París perdió 1,22%, Fráncfort cayó 1,52% y Madrid 0,78%. Además Londres cedió 0,55% y se ubicó en 7.163,68 puntos. Madrid bajó 0,78% y acabó en 9.046 puntos. Mientras que Milán retrocedió 1,35% y cerró en 20.594 puntos.

Cronología del conflicto

Enero de 2018. EE UU impone aranceles sobre los paneles solares y lavadoras importadas desde todo el mundo.

Marzo de 2018. EE UU impone aranceles a las importaciones de acero y aluminio de todo el mundo.

Abril de 2018. China responde con aranceles a 120 tipos de productos estadounidenses valorados en 3.000 millones de dólares.

Agosto de 2018. EE UU anuncia aranceles sobre más productos chinos, valorados en 16.000 millones. Pekín contraataca con aranceles equivalentes a otros 16.000 millones sobre bienes importados de EE UU.

Septiembre de 2018. Washington añade aranceles del 10% sobre una lista de productos de China por un 200.000 millones. Pekín responde con aranceles sobre bienes de EEUU por 60.000 millones.

Mayo de 2019. La Casa Blanca aumenta al 25% los aranceles. Ayer Pekín anuncia represalias con un alza de aranceles del 10% al 20-25%.

Dato

25%
es la tasa más alta que el gobierno chino aplicará sobre los productos de Estados Unidos.

“China nunca cederá a ninguna presión exterior. Tenemos la capacidad de defender nuestros derechos e intereses legítimos”

Geng Shuang, portavoz de la Cancillería china

Comentarios


La represalia de China: aumentó los impuestos a productos de EEUU