“La respiración consciente”



A través del siguiente ejercicio podemos experimentar en nosotros mismos cómo nuestros sentimientos y pensamientos influyen en nuestra respiración. Nosotros, los hombres, buscamos siempre pruebas que nos demuestren si las legitimidades espirituales son ciertas. Las reacciones de nuestro cuerpo nos demuestran de formas muy diversas que éste reacciona al mundo de nuestras formas de sentir, percibir, pensar, hablar y actuar. Si lo desea, compruebe en sí mismo con un ejercicio cómo su cuerpo reacciona. Mediante la autoobservación usted puede comprobar, por ejemplo, cómo las sensaciones y los sentimientos tienen un efecto sobre su respiración: coloque las dos manos sobre el pecho y hágase consciente de su respiración. Observe su respiración, cómo viene y cómo va. Alguno notará en seguida que su respiración es superficial, que le cuesta respirar de forma relajada. Esto muestra, en algún aspecto, un bloqueo parcial. Ahora ponga ambas manos sobre su abdomen y concéntrese de nuevo en la respiración. ¿Le es posible a su respiración ensanchar su abdomen sin mayor esfuerzo o tiene que esforzarse y respirar bajando hasta el fondo del abdomen? Nuestra respiración debería llegar sin gran esfuerzo a todas las células y grupos celulares, a todos los órganos, a todas las partes del cuerpo y a la totalidad de las funciones corporales. Si inspiramos y espiramos varias veces profundamente, nos daremos cuenta rápidamente de si en nosotros existen bloqueos. Al inspirar nos daremos cuenta de que nuestra respiración quiere traspasar todo el cuerpo y, al espirar, tenga usted total certeza, la respiración saca las substancias nocivas del mismo. Inspire y espire varias veces. En tanto sea posible, respire por la nariz. Llene su cuerpo con la respiración. Ahora espire lentamente por la boca. Espire tanto tiempo como le sea posible. Realícelo varias veces y no consienta que ningún pensamiento le distraiga. Concéntrese totalmente en su respiración. Ahora deje que respire otra vez, así como la respiración quiera ir y venir. Querido lector, usted puede informarse más sobre éste y otros temas en el libro de los cristianos originarios en Vida Universal, “La sanación a través de la fe. La sanación completa”. Maximiliano Corradi DNI 27.090.991 Mendoza


Comentarios


“La respiración consciente”