La rotura de caños de agua



El problema de la rotura de los caños de agua en la ciudad de Neuquén se solucionará cuando instalen válvulas de sobrepresión para proteger las instalaciones, ya sean las de fibrocemento antiguas o las de plástico modernas. Sea cual fuere la razón de la debilidad de la red, no existe ningún sistema de protección; si existe, no se aplica o está mal calculado. Cuando un paciente sufre de hipertensión se lo cuida y medica para que no reviente, no se le hace un transplante arterial. Todos sabemos que la red eléctrica se encuentra protegida por fusibles y térmicas. Las válvulas de sobrepresión actúan como fusibles de reposición automática, liberarían el líquido bajando la presión. Si hay redes de fibrocemento viejas, con más razón es prioritario protegerlas. Si no resisten 3 kg/cm² resistirán 2 o 0,5 pero seguirán funcionando hasta tanto se puedan realizar obras paralelas pensadas para más de 100 años como hicieron nuestros abuelos. Hace años me di cuenta de que los caños se rompen durante la noche en invierno y en el verano después de una disminución drástica en el consumo. ¿Qué pasa? Pese a la disminución del consumo, le siguen inyectando bomba al sistema y la presión alcanza niveles altísimos. Todo el mundo sabe la cantidad de pérdidas de agua en las calles y, como tengo documentado, las reparaciones las realiza el EPAS con cámaras de bicicleta –sí, tengo las fotografias–. Bueno, vaya descubrimiento, las cámaras flexibles también actúan como válvulas de sobrepresión, perdiendo agua a mayor presión, pero bajo el asfalto, aflorando y produciendo daños mayores. La instalación de válvulas y su construcción es muy simple y su costo, menor al de reparar un caño maestro.

Roberto Jorge Arias

DNI 10.044.729

Roberto Jorge Arias

DNI 10.044.729

La carta destacada


Comentarios


La rotura de caños de agua