La tarea de contener a las víctimas de delitos sexuales

Organizaciones sociales y gremios han puesto en marcha programas y talleres para brindar ayuda a las mujeres que luchan por sus hijos.



#

Mujeres de diferentes organizaciones sociales reclamaron ante el Ministerio Público Fiscal.(Foto: florencia salto )

Los cientos de casos de abuso sexual que se han registrado en la ciudad han sobrepasado la capacidad del Estado para darles una respuesta a sus víctimas, a sus familias, dejándolas en un camino sin salida. Ante la necesidad de encontrar contención, organizaciones sociales y gremios han puesto en marcha programas y talleres para brindar ayuda a mujeres que han tenido que luchar para que se haga Justicia por sus hijos.

Pese a que en la actualidad se cuenta con más información sobre esta clase de casos, las denuncias no han disminuido. Todo lo contrario. En Cipolletti, en lo que va del año, ya son 120 causas las que se tramitan en la Fiscalía. Algunas fueron iniciadas en el 2016, pero la gran mayoría de las denuncias fueron radicadas en estos últimos cuatro meses.

Mujeres en Lucha

La referente social Lila Calderón hace tiempo que ayuda a mujeres que han denunciado a sus parejas o familiares directos por haber abusado de sus hijos. Lo hace desde varios años y fue así que surgió la organización, que hoy la tiene a la cabeza, Mujeres en Lucha. Calderón cuenta que comenzó con esta lucha hace varios años y que lo hizo cuando notó que donde vive, el barrio Obrero A, es muy común encontrarse con esta realidad. “Los casos sobran”, precisó Calderón.

Es por eso que desde su organización social comenzaron a trabajar para crear una Casa de la Mujer con el sólo objetivo de empoderar a las mujeres y así poder salir de esa situación (ver aparte).

Además, resaltó que es importante la creación de un refugio pero que lo más relevante es trabajar para darles herramientas a las mamás para salir de esa realidad. En cuanto a la cantidad de causas de abuso que están en trámite no se mostró sorprendida y opinó que cree que siempre hubo un gran número de hechos de esta índole pero que recién ahora están saliendo a la luz.

Calderón está convencida de que hay que intervenir en estos casos lo antes posible para evitar males mayores. Asegura que muchas mujeres se encuentran desamparadas y que por eso desde Mujeres en Lucha pensaron en abrir una casa que funcione como un lugar alternativo que les sirva de tránsito hasta conseguir dónde vivir.

Por su parte, la referente de la Comisión de Mujeres de Unter, Laura Contreras, subrayó que “es alarmante que hayan tantas denuncias”. Resaltó que es importante no sólo asistir a las víctimas de abuso sino que a todo su entorno también. “Hay que tener en cuenta que no sólo está la persona que padeció el abuso, sino que están las víctimas colaterales y todos necesitan ayuda. Hay que saber que todos necesitan asistencia y habría que idear un sistema judicial que no revictimice, porque ha pasado con muchos casos que a los niños les hacen contar lo que les pasó muchas veces”, señaló la docente Contreras.

Refugios en la provincia

En marzo, el gobierno rionegrino inauguró una casa refugio para mujeres víctimas de violencia en Bariloche. La razón de su creación es que la ciudad lacustre lleva la delantera en esta clase de denuncias. Sólo en 2016 se registraron 800 casos de violencia.

Otro refugio fue abierto en Catriel. Estos dos son los únicos que actualmente están en funcionamiento. En Cipolletti estaba prevista la creación de uno hasta que se archivó el proyecto. La idea surgió a raíz de la cantidad de casos de violencia de género y abuso que han sido denunciados en la ciudad, aunque pese a esto no se ha podido concretar. Autoridades del municipio evalúan reactivar la iniciativa.

En números

“Cuando las mujeres denuncian a sus parejas por abuso no tienen a dónde ir con sus hijos (...) por eso trabajamos en un lugar donde puedan quedarse”.

Lila Calderón encabeza
la organización Mujeres
en Lucha.

Un lugar donde volver a empezar es posible

La dirigente barrial Calderón explicó que desde hace semanas vienen trabajando juntando material y muebles para poner en condiciones lo que será la Casa de la Mujer.

La organización que dirige encontró un espacio apto en una chacra, detrás del barrio Obrero A, y es ahí donde piensan trabajar para ayudar a todas las mujeres del barrio y sectores cercanos que no tengan dónde vivir o a quién pedirle ayuda. “Cuando las mujeres denuncian a sus parejas por abuso, o algún otro familiar, no tienen a dónde ir con sus hijos. Suelen tener varios niños y es por eso que trabajamos para tener un lugar donde puedan quedarse. Además pensamos en brindar talleres que les ayuden a ellas a tener un oficio o una manera de salir adelante”. Y agregó: “También contaremos con psicólogos y asistentes sociales para brindarles apoyo profesional”.

Datos

120
causas de abuso se tramitan en la ciudad en lo que va del año.
“Cuando las mujeres denuncian a sus parejas por abuso no tienen a dónde ir con sus hijos (...) por eso trabajamos en un lugar donde puedan quedarse”.
2
son los refugios que funcionan en la provincia, ninguno en Cipolletti.

Temas

Cipolletti

Comentarios


La tarea de contener a las víctimas de delitos sexuales