La única buena noticia la ofreció el “viejito” Chela

El Flaco fue el criollo que festejó. Hoy irá por el título frente a Almagro.





tenis-basquet

“Es una sensación única ganar en este torneo jugando en gran nivel como lo hice”. El “viejito” Juan Ignacio Chela se transformó en la única buena noticia del tenis argentino al avanzar a la final del ATP de Buenos Aires, donde hoy a las 17 irá en busca del título frente a Nicolás Almagro. La tarea del Flaco fue soberbia durante toda la jornada, ya que por la tarde terminó las semifinal ante Albert Montañés con una victoria por 6-4, 3-6 y 6-3 y por la noche le dio una paliza a uno de los favoritos, al suizo Stanislas Wawrinka, el 15 del mundo al que destrozó con un contundente 6-2 y 6-2. “Pregúntenle a Tito. Yo quiero estar en el equipo de Davis y creo que me siento en uno de mis mejores momentos”, dijo el de Ciudad Evita mientras todo el Lawn Tennis explotaba en un fuerte aplauso. ¿Lo dejará afuera de la serie ante Rumania Modesto Vázquez después de lo de anoche? Es poco probable. Chela salvó la ropa de un sábado para el olvido en la Armada argentina. En Buenos Aires, David Nalbandian perdió en cuartos ante Tommy Robredo (6-4 y 6-4), Juan Mónaco frente a Wawrinka (7-5 y 6-3) y José Acasuso contra Almagro (7-5 y 6-3). Para sumar más pálidas, Andy Roddick no tuvo piedad de Juan Martín del Potro y lo venció en las semifinales de Memphis por un claro 6-3 y 6-4. Si bien Delpo se quedó otra vez con las ganas de jugar una final, sigue dando pasos adelante en su recuperación. Mientras tanto, en el Abierto norteamericano Roddick disputará hoy el título contra el canadiense Milos Raonic, el ganador de San José. Volviendo a Buenos Aires, ya por la “tardecita”, la seguidilla de partidos que provocó la lluvia del viernes llegó hasta Almagro, quien dejó bien en claro por qué era el máximo candidato de la competencia porteña. Es que se convirtió en el primer finalista tras doblegar con más facilidad de la que se esperaba a su compatriota Robredo, por 7-5 y 6-1. Con 31 años, Chela tendrá hoy un partido complicado pero no imposible ante Almagro, en una revancha de lo sucedido en Costa Do Sauipe. “Estoy muy bien, con mucha confianza y la semana pasada jugamos un partidazo con Nicolás, que ganó él pero podía haberme tocado a mi”, añadió el argentino. El Flaco, ganador de seis coronas en su carrera, dos de ellas en 2010, buscará interrumpir la serie de títulos de tenistas españoles en Buenos Aires, tras las coronaciones de Robredo en 2009 y Juan Carlos Ferrero en la edición pasada.

DyN

“Lo de la gente fue muy importante, hace 11 años que quiero llegar a la final y es la primera vez que se me da”, dijo emocionado.


Comentarios


La única buena noticia la ofreció el “viejito” Chela