“La verdadera disyuntiva que enfrenta el gobierno es política ó economía”



La polémica por estos días pasa por el daño que la economía ha recibido a raíz del confinamiento obligatorio, y por la imperiosa necesidad que ciertos sectores manifiestan en relación al regreso al trabajo. Para analizar el resultado de las medidas adoptadas por el gobierno y la posible dinámica a la salida de la cuarentena, PULSO dialogó con la catedrática y especialista Diana Mondino, quien se manifestó a favor del fin de las restricciones, señaló inconsistencias en las medidas oficiales y valoró la experiencia en otros países, donde no se siguió la estrategia sanitarista.

PREGUNTA: ¿Qué opina de lo sucedido hasta aquí con el confinamiento?
RESPUESTA: Es difícil porque hay muchísima incertidumbre. No tengo tan claro que sea la intención del gobierno finalizar por completo la cuarentena. Lo que si tengo claro es que desde el punto de vista económico es esencial dar por finalizadas las restricciones. Siempre se habló sobre la falsa dicotomía entre salud o economía, mientras que la verdadera disyuntiva es política o economía. El gobierno se ha fortalecido con la cuarentena, y entonces a costa de aumentar la recesión, tiene la tentación de extenderla más de lo necesario.

P: ¿Qué diagnóstico tiene de la economía, más allá de la cuarentena?
R: La economía ya venía mal. Los primeros tres meses del gobierno fueron malos en términos de recaudación. Sucede así porque las ideas propuestas y los mecanismos para implementarlas, empujan hacia abajo la economía, más allá de la intención del gobierno de levantarla. Para mi gusto, se tomaron decisiones que van en contra del objetivo que perseguía.

P: ¿Cómo evalúa la gestión de la pandemia en el país?
R: Lo que me preocupa de las medidas que se tomaron en Argentina desde el primer minuto, es que fueron medidas muy drásticas para un contexto donde existe un sector formal pequeño y un sector informal muy grande. Nuestro sector formal respecto al PBI, es mucho menor que en Estados Unidos, Europa o Japón, y nuestro sector informal es mucho más grande. Ni Brasil ni México por ejemplo, que tienen conceptos ideológicos totalmente distintos, han seguido este camino. Es así porque nuestras estructuras económicas son diferentes. Pero lo llamativo es que los países que no han cerrado su economía, no están peor que los países que eligieron el confinamiento.

P: Las medidas durante la cuarentena ¿son adecuadas?
R: Creo que se pensó en proteger el salario de los que tenían empleo formal, en lugar de proteger el empleo, o lo que sería todavía más importante, a la empresa que da el empleo. Nadie puede garantizar lo que va a suceder. Pero el pecado que está cometiendo este gobierno, es no decir que es lo que cree que va a pasar. Al menos condicionar “si sucede esto, voy a liberar esto. Si sucede esto otro, libero esto otro”. El otro problema es que se ha destruido el capital de trabajo. Por ejemplo la medida que permite el pago reducido de los alquileres. Es llamativo que son los propios sindicatos los que en acuerdo con las empresas han procurado una baja de salarios, a cambio de evitar la pérdida del empleo.

Todas las medidas que ha tomado el gobierno, consisten en obligar a un privado a ayudar a otro privado. Lo que ha sucedido ha raíz del virus, es una fenomenal destrucción de riqueza.

P: ¿Y qué opina de las medidas que implican transferencias directas financiadas con emisión monetaria?
R: Inicialmente se intentó transferir fondos a los excluidos. Por ejemplo a los que hacen changas. Su pensó en proteger a ese sector, más allá de los problemas que luego pudo haber para pagar. En el minuto cero, me parece una medida correcta. No había más remedio que acudir a la emisión. Además como la economía se encuentra paralizada, la velocidad de circulación del dinero cayó, con lo cuál el riesgo inflacionario es menor. Al menos hoy, dentro de dos meses hablamos. Pero por ejemplo, que haya que tomar un crédito para pagar los gastos corrientes, no está bien, aunque sea a tasa cero. Estás suponiendo que si volviera la actividad, una pyme con el margen de siempre, va a poder afrontar los gastos del mes que viene, más los del mes anterior. Lo que ha sucedido ha raíz del virus, es una fenomenal destrucción de riqueza. El flujo de fondos de los negocios se ha reducido, tal vez por un largo periodo de tiempo. Y si no hay flujo de fondos, entonces ese negocio ya no vale lo que valía antes. No es un problema solo de Argentina, pero cada país intenta resolverlo.

P: ¿Considera que ha quedado a la vista la necesidad del Estado?
R: El problema del Estado, es que sigue gastando como si no hubiese un mañana. En el sector público no solo no se han reducido los sueldos, sino que sigue habiendo nombramientos. Se mantienen un cúmulo de actividades que no son esenciales en este momento. Así como las escuelas están cerradas por cuestiones sanitarias, hay muchas actividades del estado que podrían estar cerradas por las mismas razones. Hay una brusca reasignación recursos, en la que no es solo el fruto de tu esfuerzo el que te va a sacar adelante, sino que va depender “de qué lado del decreto estabas”.

P: La reconversión de muchos trabajos ¿significará un salto de productividad?
R: Hay saltos de productividad enorme en muchos sectores, y donde se ha logrado, ya no se vuelve atrás. Eso es fantástico. Pero de nuevo, el salto de productividad es un punto de quiebre positivo, aunque el sector que lo alcanza, deja atrás al sector que por algún motivo no puede obtenerlo. Lo importante es generar canales para que quienes no tienen esa posibilidad, puedan también aprovechar las ventajas relativas.

PERFIL: Diana Mondino

Diana Mondino es Máster en Economía y Dirección de Empresas (IESE - Universidad de Navarra). Actualmente se desempeña como Directora de Asuntos Institucionales de la Universidad del CEMA, donde en 1987 se fundó el primer Máster en Dirección de Empresas en Argentina.
Hasta 2015 fue Regio Head para Latinoamérica de Standar & Poors, con sede en New York y responsabilidades sobre la companía en toda la región.


Comentarios


“La verdadera disyuntiva que enfrenta el gobierno es política ó economía”