Las 15 medidas de Biden para deshacerse del legado de Trump

Estados Unidos regresa al Tratado de París contra el cambio climático y a la OMS, que había abandonado Trump. Fin para el muro con México

El presidente Joe Biden firma sus primeros decretos en la Oficina Oval de la Casa Blanca, en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)

Lucha contra el coronavirus; suspensión de la construcción del muro en la frontera con México; regreso al Tratado de París contra el cambio climático; fin de la prohibición de entrada a Estados Unidos de los ciudadanos de 11 países musulmanes, Venezuela y Corea del Norte; retorno a la Organización Mundial de la Salud (OMS); obligatoriedad de llevar mascarillas en edificios y terrenos propiedad del Estado federal… Y la lista sigue.

Ésas son algunas de las quince Órdenes Ejecutivas firmadas por Joe Biden en su segunda tarde como nuevo presidente de EE.UU.

Recién instalado en la Casa Blanca, dedicó la jornada completa a su prioridad más urgente: la lucha contra la pandemia, que ya se cobró más de 400.000 vidas en Estados Unidos.

Se fijó el ambicioso objetivo de dar 100 millones de dosis en 100 días, acelerando el ritmo de los 17 millones de dosis que registró el gobierno de Donald Trump en poco más de un mes.

Unos 100 millones de estadounidenses serán vacunados en 100 días. Ese es el objetivo fijado por el nuevo presidente de EE.UU.

El demócrata, que considera que “no tiene tiempo que perder” en la lucha contra el coronavirus, tiene previsto firmar diez decretos y otras directivas para acelerar las campañas de vacunación y detección.

“Durante casi un año, los estadounidenses no pudieron encontrar ninguna estrategia, y mucho menos un enfoque integral para hacer frente al covid”, afirmó Jeff Zients, quien coordina la respuesta contra la pandemia del flamante gobierno. “Todo esto cambiará”, anunció.

Fondos para la OMS

La nueva administración estadounidense agradeció a la Organización Mundial de la Salud (OMS) su papel de liderazgo en la lucha contra la pandemia y le aseguró su apoyo financiero, un giro de 180 grados en la estrategia respecto a la mantenida por el expresidente Donald Trump.

Entre las medidas anunciadas, hay un proyecto de ley que será presentado en breve en el Senado por el senador Bob Menendez, para iniciar el proceso de regularización de los más de diez millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

"Ahora tengo esperanzas de que me hagan justicia, estos últimos cuatro años fueron lo peor que nos ha pasado en la vida, estuve con mi hija confinada en una iglesia de Ohio"

Aura Hernández, inmigrante guatemalteca de 39 años.

Con estas iniciativas, el nuevo presidente de Estados Unidos desmantela en buena medida el legado de su predecesor, Donald Trump, que, a su vez, había impuesto esas medidas por medio de Órdenes Ejecutivas o de acciones administrativas. Ésa es la clave de este tipo de actos: no son leyes, así que el presidente puede aprobarlos, literalmente, de un plumazo; pero, por esa misma razón, su sucesor puede borrarlos solo con su firma.

Las medidas ya eran conocidas. Algunas, tienen impacto internacional, como las del primer párrafo. Pero la mayoría son para consumo interno. Algunas, para un electorado muy específico, como la recuperación de la protección de una serie de espacios naturales en Utah y en Nueva Inglaterra que habían sido abiertos por Trump a la explotación petrolera y minera.

En política interior, el poder legislativo deberá tratar la cuestión del segundo “impeachment” de Trump. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, debe anunciar la fecha en que los legisladores de la Cámara Baja envían la acusación del expresidente, instalado desde el miércoles en Florida.

Trump avanzó 500 kilómetros con el muro, para evitar el ingreso de mexicanos.

El fin del muro con México, el símbolo del cambio


Nada ejemplifica mejor la ruptura con las políticas de la anterior administración como el fin de la construcción del muro con México, tal vez el proyecto más representativo de todo el mandato de Donald Trump.

“Ya hemos construido 300 millas (480 kilómetros) del muro fronterizo”, presumió Trump el 28 de agosto pasado, en un acto celebrado justo después de terminada la Convención Nacional Republicana que oficializó su candidatura a la reelección.

Biden firmó ayer un decreto ordenando poner un alto al muro fronterizo que recorre parte e la frontera sur de Estados Unidos.

Biden, además, presentará un proyecto ante el Congreso que permitirá la naturalización de unos 700.000 jóvenes que llegaron como indocumentados en su infancia acompañando a sus padres, colectivo conocido como los “soñadores”.

El gobierno de México elogió la decisión.

“México saluda el fin de la construcción del muro, la iniciativa migratoria en favor de DACA y un camino hacia la doble ciudadanía”, declaró el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

“Como escribió el presidente López Obrador hace unos años al ahora presidente Joe Biden, los puentes abren paso a la cooperación y al entendimiento”, agregó.

La frontera entre Estados Unidos y México tiene una longitud de 3.142 kilómetros y antes de que Trump llegara a la Casa Blanca, había barreras o vallas de separación en un tercio de la frontera, unos 1.050km.

En las zonas más urbanas, las barreras están hechas para impedir el paso de peatones y vehículos. Las vallas son de diversos tipos: en algunos segmentos son paneles de chapa o acero corrugado, en otras partes hay una malla de alambre o varias superpuestas, y en ciertos sectores, hay barras verticales que miden entre 5,5 y 9,1 metros de altura colocadas sobre cemento.


Los que viajen a EE.UU. tendrán que hacer cuarentena


Quienes vuelen a EE.UU. deberán confinarse en forma obligatoria, anunció anoche el presidente Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció ayer que los pasajeros que lleguen a Estados Unidos deberán pasar por una cuarentena a su llegada al país, como parte de una serie de decretos para contener el avance de la pandemia.

“Además del uso de barbijos, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen”, informó Biden en una conferencia en la Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el gobierno anterior, pero el aislamiento era sólo una recomendación.

La lucha contra la pandemia ya se ha cobrado más de 400.000 vidas en norteamérica. EE.UU. tiene el 4% de la población mundial pero alcanza el 20% de las muertes globales. Para dejar claras las diferencias con Trump, Biden también decreto el uso obligatorio de barbijos en edificios públicos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Las 15 medidas de Biden para deshacerse del legado de Trump