Las claves de los dos índices de precios que hay en Neuquén

El Estado provincial mide un grupo de 100 bienes y servicios en la capital neuquina y el Isepci calcula la canasta básica en 300 puntos y la proyecta al interior.





Desde hace 41 años la dirección de Estadística de Neuquén realiza una medición sobre el comportamiento de los precios que indica las variaciones en la ciudad de Neuquén para lo que releva todas las segundas quincenas de cada mes un grupo de 100 bienes y servicios. A esta medición se le sumó desde el año pasado un relevamiento de precios de una canasta de productos que realiza una organización independiente vinculada a organizaciones sociales como Barrios de Pie.


Ambas mediciones no son comparables y mucho menos es idéntica a la que realiza a nivel nacional el Instituto Nacional de Estadística y Censos, Indec, que también tiene una medición regional donde ubica a Neuquén en la Patagonia.


Por ejemplo se puede saber cuánto costaba un producto o un bien determinado a lo largo del periodo en la ciudad. El programa nació con la incorporación a uno nacional que pretendía tener información de los precios minoristas en las ciudades capitales de provincia, se elaboró el índice y se continúa hasta ahora con esa medición.
La dirección informó que a partir del año 2000 y debido a que el Indec no incluyó en el convenio que suscribe anualmente con cada provincia el subprograma del IPC, decidió continuar calculando el índice como programa provincial.

Las mediciones se focalizan en la ciudad de Neuquén y se lo toma como provincial. El Isepci estableció diferencias con el norte y el sur neuquino.


¿En qué consiste?. Se relevan precios de 100 variedades (bienes y servicios) en distintos puntos de venta durante la segunda quincena de cada mes. El listado de comercios visitados se actualiza en función de las altas, bajas y del grado de respuesta de los informantes. Se aclaró que, ante cambios en las preferencias de los consumidores y en la disponibilidad de algunos bienes que conforman la canasta, “se fue adaptando y sufriendo ajustes pero mantuvo a lo largo de toda la serie la misma metodología de cálculo”.


Se aclaró que el índice “no incluye ponderaciones, es decir que cada producto y servicio tienen el mismo peso en el gasto total, a diferencia de un Índice ponderado por una canasta familiar que se calcula a partir de información de encuestas de consumos y gastos de los hogares”.


De acuerdo a un informe metodológico del índice, se indicó que se incluye un 90% de bienes y un 10% de servicios en 12 puntos de venta que incluyen supermercados e hipermercados y 49 comercios para bienes y servicios específicos.
El trabajo es efectuado por un tomador de precios aunque en pandemia mutó a mediciones mixtas y se utilizan medios electrónicos para la obtención de la información los días hábiles de la segunda quincena de cada mes. Se aclaró cómo se hace el tratamiento de precios faltantes: “para cada bien o servicio que conforma el índice, se relevan 2 o 3 precios de marcas sustitutas de la principal, realizando un seguimiento de la variación de los precios de las mismas para el caso en que deban incluirse en el cálculo”.


En junio el índice de precios al consumidor registró un aumento de 3,58% mensual y acumuló una suba interanual de 46,69%.

Un año

81,81%
es lo que aumentó el precio de la yerba mate según el relevamiento que hizo el instituto Isepci.
71,15%
aumentó de junio de 2020 al mismo mes de este año el precio de la carne picada.

56,25%
es el incremento acumulado del kilo de papas en Neuquén, superado por los fideos con un 60%, el arroz con un 57,14% y la leche, un 50,58%.


Los bienes se incrementaron por encima de los servicios en la comparación mensual y por debajo en la comparación interanual.


Las principales subas mensuales se registraron en los grupos “Otros” (8,29%), “Equipamiento y mantenimiento del hogar” (5,26%), “Indumentaria” (5,22%) y “Vivienda” (3,77%).


Dentro del grupo “Alimentos”, los principales aumentos se observaron en “Productos lácteos y huevos” (7,21%), “Condimentos y otros productos alimenticios” (6,63%), “Bebidas e infusiones” (5,01%) y “Productos de panificación, cereales y pastas” (4,10%).


Los grupos que más se incrementaron en términos interanuales fueron: “Atención médica y gastos para la salud” (82,71%), “Indumentaria” (67,08%), “Transporte y servicios para el mismo” (45,52%) y “Esparcimiento” (45,17%).
Cuando los gremios pactaron con el gobierno una suba según la inflación pidieron un promedio entre la medición nacional del Indec, de la provincia de Córdoba y el de Neuquén. En forma excepcional hubo variaciones a la baja en la medición de Neuquén y eso alertó a los gremios estatales.


Hubo subas mensuales en 2018 y 2019 que eran menores a la medición neuquina porque la mayor circulación de dinero hacían subir la inflación por encima de lo que mide el Indec, lo que se llama “precios petroleros”.
La Provincia no mide precios en el interior y discontinuó una encuesta permanente de hogares que se hacía en varias localidades.

Piden control para las frutas y las verduras

El Isepci presentó el informe sobre el relevamiento del Índice Barrial de Precios realizado en junio y dio como resultado un incremento del 3.27% de la Canasta Básica Alimentaria, y del 2.84% de la Canasta Básica Total en Neuquén y Plottier. El rubro almacén fue el que registró subas más significativas.


La presentación la realizó la directora del Isepci Neuquén, Paula Sánchez, junto a Jesús Escobar.


“Los controles de precios, el alcance de los programas de precios cuidados a comercios de cercanía, la inclusión de frutas y verduras a esos programas, la eliminación del IVA sobre los productos de la Canasta Básica, son algunas de las medidas que se deben tomar para contener la inflación”, sostuvo Sánchez.

Un año de aumentos

98,14%
fue el aumento de las frutas que mide la dirección de Estadística entre junio de 2020 y el mismo mes de este año.
55,62%
es la suba que registró el índice oficial en los huevos y productos lácteos.

57,33%
aumentó el precio de las carnes frescas y embutidos de acuerdo a lo que mide Estadística en la ciudad de Neuquén.


El relevamiento de 57 productos de la Canasta Básica Alimentaria se realizó en 217 comercios del conglomerado Neuquén-Plottier. Se registró un incremento en la Canasta Básica Alimentaria del 3.27%, en tanto el incremento de la Canasta Básica Total fue del 2.84%.


La evolución del rubro almacén fue el más significativo,
con un incremento del 6.22%, en tanto el rubro frutas y verduras subió un 2.03% y el rubro carnicería un 0.48%.


En el segundo trimestre de 2021 la Canasta Básica tuvo un incremento acumulado del 10.49%, mientras que la Canasta total aumentó un 9.56%.

Los alimentos son un 17% más caros en el sur de Neuquén

El Instituto de Investigación Económica y de Políticas Ciudadana está impulsado desde sectores académicos de Libres del Sur al que se suman profesionales que no integran el partido. Neuquén se integró a principios del año pasado y en marzo comenzó la pandemia, según informó la directora del Isepci de Neuquén, Paula Sánchez.


Comenzó a relevar los 19 productos esenciales porque “básicamente veíamos que el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio generaba una situación de mayor precariedad y vulnerabilidad en los sectores más humildes que ya venían golpeados por la crisis económica”.


Ahora miden 57 productos que integran la Canasta Básica Alimentaria, según lo estipulado por le Indec, que incluye productos de almacén, carnicería y verdulería. A través de una fórmula del Indec que calcula la canasta básica total se hace una proyección que no incluye esparcimiento y alquileres sino lo que necesita una familia de cuatro personas, dos adultos y dos niños, en sus necesidades muy básicos.


“A diferencia de la que hacíamos el año pasado, la canasta básica la hacemos en el conglomerado Neuquén-Plottier para que no varíe en función de la distancia de precios que vimos en el 2020, porque por ejemplo en Zapala es un 7 y 8 % más cara la canasta que en Neuquén capital, es un 13% más cara en Chos Malal y un 17% más alta en el sur”, contó Sánchez.


Explicó que por ello se focalizó el relevamiento en 300 comercios de Neuquén y Plottier tal como lo mide el Indec y la dirección de Estadística y se hace la proyección al interior.


A diferencia de las mediciones oficiales no se miden los precios según las marcas sino “el precio más bajo del producto que esté disponible en góndola al momento de ir a encuestar, si no hay ese producto, se busca el más barato”. Aclaró que es una medición en tiempo real y no está diferido con lo que sale publicado al mes siguiente, se mide en la tercera semana de cada mes cuando el precio se estabilizó cuando no hay ofertas de fin de mes ni el alza de precios de principios de mes.


Las encuestas son presenciales en supermercados y comercios de cercanía sin importar las superficies: minimercado o almacén que es de la gente compra durante la pandemia.


El organismo también lleva adelante el Indicador Barrial de Precios desde 2011 cuando el gobierno de Cristina Fernández intervino el Indec y dejó de haber datos estadísticos confiables que permitieran conocer la pobreza y la indigencia.


La provincia discontinuó los datos sobre la base de un indicador que es un método obsoleto porque tiene productos que no se miden más y por eso muchas veces los datos están por debajo de lo que indica la realidad.
Según Indec el 32,1 de los hogares de Neuquén no cubre la canasta básica total.


Comentarios


Seguí Leyendo

Las claves de los dos índices de precios que hay en Neuquén