Las escuelas secundarias se vuelven “azules”: promoverán la cultura oceánica

Lo coordina el Centro Cultural de la Ciencia del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación con apoyo de Unesco y universidades

El océano cubre más del 70% del planeta. Es nuestra fuente de vida y el sustento de la humanidad y de todos los demás organismos de la tierra. Produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, y es la principal fuente de proteínas para más de mil millones de personas en todo el mundo. Además, es clave para la economía: para el año 2030 habrá 40 millones de trabajadores en el mundo dentro del sector relacionado con los océanos.

Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios, el océano necesita más apoyo que nunca: el 90% de las grandes especies marítimas de peces han sido mermadas. Con la idea de desarrollar una cultura oceánica, se lanzó la iniciativa Escuelas Azules, un programa educativo que promueve proyectos en escuelas secundarias en Argentina.

Está coordinado por el Centro Cultural de la Ciencia (http://c3.mincyt.gob.ar/) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. También cuenta con la colaboración con la iniciativa interministerial Pampa Azul y la comunidad científica, el Ministerio de Educación, la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con UNESCO, y la participación de las instituciones educativas y universidades nacionales.

Las escuelas secundarias que se suman pasan a tener una vinculación mayor con la comunidad científica especializada, un mayor acceso a la información y al trabajo en Red para promover el desarrollo de experiencias locales y comunitarias.

La iniciativa Escuelas Azules se hace en el marco de la Década de la Ciencias Oceánicas, que empezó este año 2021 y terminará en 2030 para el Desarrollo Sostenible según fue proclamado por Naciones Unidas (ONU).

Según informó el Centro Cultural de la Ciencia, “una Escuela Azul es una escuela que se involucra activamente, a través de su comunidad escolar, en la comprensión de la influencia del océano en nuestra vida y nuestra influencia en el océano. Integra a la comunidad local en sus acciones e interactúa con las otras instituciones educativas que también participan".

Entre otros objetivos, se busca que cada escuela aliente a sus estudiantes y docentes “a ser más conscientes del océano, a vincularse emocionalmente con el mar y traducir su conocimiento en efectivos cambios de actitud que sirven de impulso para una sociedad azul”, explicaron en el informe sobre la iniciativa. La idea es “llevar el océano” como tema en las clases y desarrollar pensamiento crítico.

Para participar, cada escuela debe seleccionar docentes referentes para coordinar un proyecto anual con estudiantes interesados en participar (de un mismo curso o de varios). Entre otros temas, se pueden enfocar en cómo hacer para que el océano tenga menos plásticos.

El proyecto debe realizarse durante el horario escolar y cada escuela habilitará los espacios y tiempos necesarios, ya sean presenciales y/o virtuales, para poder llevarlo a cabo. Por consultas sobre la iniciativa Escuelas Azules, hay que escribir al e-mail: escuelasazules@ccciencia.gob.ar


Comentarios


Las escuelas secundarias se vuelven “azules”: promoverán la cultura oceánica