La desinformación que circula entre la gente perjudica a las aves como los cóndores

Hicieron un estudio científico sobre videos y comentarios en redes sociales. Fue realizado por investigadores del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue en Bariloche. Las creencias falsas llevan a envenenamientos de las aves carroñeras.

El video de un cóndor que atacaba  y mataba a un ternero vivo se viralizó en las redes sociales hace ocho años. Tiempo después, 34 cóndores fueron envenenados en Malargüe, en la provincia de Mendoza. Las imágenes de aves carroñeras junto a ganado vivo abundan en las redes sociales. Y los comentarios que le siguen son muy agresivos. Todo llamó la atención de  un grupo de investigadores que trabajan en conservación y biodiversidad del Conicet en Bariloche. Realizaron un exhaustivo análisis y descubrieron que ese tipo de videos y otros mensajes que circulan en las redes sociales repercuten de manera negativa en la fauna. La semana pasada, los investigadores publicaron el estudio en la revista especializada Scientific Reports.

La situación no solo se registra en la Patagonia sino en todo el mundo. Un error común es creer que las aves como el cóndor andino matan al ganado. Lo cierto es que solo se alimentan de animales ya muertos.

“Todos los libros mencionan que las aves carroñeras comen animales muertos. De hecho, recopilamos testimonios y percepciones de la gente de campo en relación a estas aves. Muchas personas consideran que las aves son dañinas para el ganado (en diferentes grados)”, detalló el doctor en Ciencias Naturales, Fernando Ballejo, miembro del Grupo de Investigaciones en Biología de la Conservación  (GrInBiC) del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente, que depende del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue.

Para hacer el estudio, los investigadores recorrieron los campos en los alrededores de Bariloche y la Línea Sur para transmitir a los pobladores sobre los efectos positivos de las aves carroñeras. También ofrecieron charlas en varias escuelas.

El trabajo dio sus frutos porque, si bien en esta zona aún se registran eventos de envenenamiento, son muchos menos que en el Norte de la Argentina.

En esta oportunidad, en cambio, el estudio no consistió en salir al campo sino en profundizar el análisis de las redes sociales.

“Fue un estudio novedoso porque implicó analizar la información de las redes. Uno está acostumbrado a conseguir los datos en el campo. Pero en las redes hay mucha información. Y desde ahí, podemos acceder a lo que piensa la gente sin el sesgo que podemos generar al ir a preguntarle”, especificó Ballejo en diálogo con RIO NEGRO.

El equipo se puso manos a la obra y seleccionó varios videos de YouTube de aves carroñeras interaccionando con el ganado de distinta manera. Ya sea estando cerca pero sin contacto, picoteando los animales de manera más agresiva o comiendo la carroña de un ganado.

En el análisis también se incluyeron videos de carnívoros, como pumas, leones o zorros, en las mismas circunstancias. Se seleccionaron videos de todo el mundo en función del número de comentarios, se clasificaron y se analizaron las palabras de los títulos (unos de los más usados era: ‘Buitres atacan el ganado’) y las descripciones. También se evaluó el tipo de imagen que se muestra -y aquella que se descarta-. El objetivo central fue analizar la reacción de la gente ante esos videos y los comentarios.

Ballejo especificó que tuvieron en cuenta “cómo difieren las reacciones a los videos en relación al marco en que están publicados’’. También estudiamos cómo influyen las estrategias de comunicación en nuestra percepción de la realidad (en este caso, de las aves carroñeras en campos ganaderos)”.

En 2018, en Mendoza, se hallaron 34 cóndores muertos. Fue un envenenamiento deliberado basado en la falsa creencia de que las aves van a matar al ganado. Foto: gentileza

Realidad sesgada

Según Ballejo, el video de un cóndor con un ternero “muestra una realidad sesgada porque no sabemos si ese ternero estaba sano o enfermo y qué pasó antes. Solo vemos el hecho en sí. No hay una visión completa de la situación”.

El biólogo recalcó que estas aves “no están preparadas para matar, a diferencia del águila, sino para encontrar carroña”. Aclaró que algunas aves carroñeras pueden llegar a lastimar a los corderos cuando nacen, aunque en circunstancias muy particulares. Por ejemplo, en el caso de corderos que no se pueden defender o a los cuales las madres los han abandonado. Dijo que “son cosas que pasan excepcionalmente pero mucha gente lo potencia”.  

Reconoció que “cuando sucede, es feo de ver y eso repercute en lo que uno puede pensar de estas aves”. Pero insistió en que estas situaciones suelen darse en estancias grandes donde hay pariciones sincronizadas (muchas en el mismo día) y por lo tanto, suele haber sangre y placenta (algo que las aves carroñeras bajan a comer). “Hay personas que lograron captar esos eventos tan particulares y los suben a las redes. Claramente, esto incide en la percepción de la gente”, dijo.

En los videos analizados, la mayoría de los comentarios mencionan  lamentablemente la necesidad de eliminar a las aves. Los investigadores detectaron que, en Estados Unidos, incluso, se mencionan los nombres de las armas para matarlas. “Notamos también que hay una tendencia mayor a los comentarios agresivos respecto a las aves carroñeras que a los carnívoros. ¿Por qué sucede esto? Suponemos que hay una tolerancia mayor por algo que, en principio, la gente conoce”, expresó Ballejo, quien hizo el trabajo con Pablo Plaza y Sergio Lambertucci.

El relevamiento también sumó videos de los noticieros televisivos y según los investigadores, en estos casos, los títulos “son aún más amarillistas y tienen mayor repercusión en los comentarios”.

Se observó que la presencia de personas victimizadas en los videos tiene un impacto más directo en la percepción de las personas y se ve reflejado, a su vez, en los comentarios agresivos hacia las aves. Sin dudas, los  videos alteran la tolerancia de las personas hacia las  aves. Los videos que circulan reafirman falsas creencias de que las aves, como el cóndor andino, pueden matar al ganado vivo.

Por qué las carroñeras son claves para la salud humana

Ante la circulación de videos que difunden desinformación sobre las aves carroñeras, los científicos del Conicet están preocupados. Porque las falsas creencias pueden derivar en acciones perjudiciales para la fauna. Mucha gente termina disparando a las aves. O usa cebos  tóxicos que matan a muchas aves a la vez.

“Es importante que la gente reconsidere la información que se comparte en las redes sociales y controle la expansión de las noticias falsas o fakes news”, recomendó el doctor Fernando Ballejo, del GrInBiC.

 Las aves, como los cóndores o los jotes, son claves para  mantener limpios los campos y reducir los potenciales focos infecciosos. “Cuando muere una oveja, la gente del campo la deja en el lugar porque desaparece en cuatro horas. Las aves son limpiadores y eso evita acumular patógenos”.

En la India, se redujeron las poblaciones de aves carroñeras y fueron reemplazadas por perros y ratas. Como consecuencia, la cantidad de enfermedades, como la rabia en los seres humanos, subió notablemente, advirtió el biólogo.


Comentarios


La desinformación que circula entre la gente perjudica a las aves como los cóndores