Las explicaciones del relato oficial no se condicen con la realidad

La inflación existe, aunque no se mencione oficialmente. Caída de las reservas, aceleración de la tasa de devaluación, topes a las importaciones, aumentos del gasto público y de los subsidios. Habrá menor crecimiento y creación de empleos, y se desaceleraría el consumo. Promesas de menores erogaciones.



#

Actualidad y perspectivas de la economía argentina

En la segunda parte del año, la realidad económica y política que atraviesa nuestro país contrarrestó el relato de funcionarios del gobierno nacional, lo que se evidencia en la evolución reciente de algunas variables.

En relación con las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), esta semana perforaron la barrera de los u$s 30.000 millones. En el acumulado del año, la pérdida supera los u$s 13.000 millones. Los esfuerzos del Central (ritmo de devaluación anualizado del 80% en las últimas tres semanas) y la Anses (venta de bonos en dólares) lograron reducir la brecha entre el dólar oficial y el paralelo por debajo del 50% en los primeros días del mes. La estrategia de minidevaluaciones contribuye a corregir el atraso cambiario, pero no alcanzaría para recuperar la competitividad reclamada por la Unión Industrial Argentina (UIA). De seguir la tendencia actual estiman que la paridad oficial llegaría a $ 6,40 a fin de mes y no menos de $8 al concluir el 2014.

Teniendo en cuenta que el déficit en el sector turismo excedería los u$s 10.000 millones en el año, no resultó una sorpresa que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) elevara al 35% la retención del 20% que los contribuyentes anticipaban de los impuestos a las Ganancias y a los Bienes Personales. Esta nueva alícuota se estableció, también, para la compra de divisas con fines turísticos en el mercado oficial. Después, la AFIP recibió instrucciones del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de permitir la compra del dólar turista sin restricciones ni límites a quienes puedan justificar ingresos.

El gobierno nacional siguió aumentando el gasto público en septiembre, antes de las elecciones legislativas, y las cuentas cerraron con el desequilibrio financiero más alto del año (después del pago de intereses de la deuda). Los subsidios para mantener congeladas las tarifas de electricidad, gas y transporte fueron cubiertos con emisiones monetarias. “Los subsidios todavía no se modificarían y seguirían eliminándose o reduciéndose para quienes no los necesitan y no habría precios dolarizados de la energía”, prometió Julio De Vido, ministro de Planificación Federal, Ingresos Públicos y Servicios. Insistió en que no habrá un “tarifazo”, mientras el gobierno ampliaba el presupuesto del 2013 en $ 18.200 millones. El 80% del mayor gasto se atendió con partidas de diferentes organismos, en especial la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Cuando diversos gobiernos provinciales atravesaron crisis institucionales, movilizaciones facciosas de policías y tumultos y saqueos perpetrados por delincuentes y habitantes, la coparticipación federal se desaceleró en forma alarmante (ver nota).

La deuda neta del gobierno nacional alcanzó a fines de junio pasado u$s 196.143 millones, u$s 13.402 millones más que los u$s 182.741 millones del mismo mes del 2012. Pasó del 41,5% al 43,6 del equivalente del Producto Bruto Interno.

La desocupación habría sido del 6,6% al concluir el tercer trimestre del año, según la encuesta de hogares urbanos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Si así ocurrió, retrocedió 0,8% en dicho lapso respecto del mismo período del 2012, presumiblemente por la cantidad de personas que dejaron de buscar ocupaciones. En la última década se incorporaron 1,1 millón de empleados estatales en la nación, provincias y municipios.

Jubilados y asalariados no recibirán este fin de año los pagos extras o “plus salariales” conocidos como bonos navideños compensatorios de la inflación. El haber mínimo de los abuelos es de $ 2.477 mensual, cubría en noviembre la mitad de los gastos básicos de los mayores de 65 años, que ascenderían a $ 4.885 mensuales para la Defensoría de la Tercera Edad porteña.

Las decisiones en materia de importaciones afectaron los desenvolvimientos fabriles por faltas de insumos, en un país donde el 99% de las empresas necesita bienes del exterior. Ricardo Echegaray, titular de la AFIP, comentó que se modificarían las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI) para agilizar tales adquisiciones. Mientras tanto, Jorge Milton Capitanich y Axel Kicillof, jefe de Gabinete de Ministros y ministro de Economía y Finanzas Públicas, respectivamente, forzaron la renuncia de Siomara Ayerán como directora general de Aduanas, quien fue reemplazada por Carlos Sánchez, hombre de confianza de Capitanich. Ahora el gobierno estudia qué insumos no producidos en el país ingresarían tal vez automáticamente y posibles licencias para productos sensibles (textiles, calzado, muebles, línea blanca, autopartes y metalúrgicos).

Estimaciones privadas calcularon que la inflación subiría en noviembre y en este diciembre casi el 3% en cada mes –el doble en alimentos– y en todo el año, entre el 27% y el 30%. Sin nunca mencionarla por su nombre, Kicillof aludió a un “aumento generalizado y más o menos constante”. Junto con Capitanich propusieron a empresarios y sindicalistas oficialistas un nuevo acuerdo de precios y una canasta de 100 productos congelados, que tendría una vigencia trimestral a partir del 1º de enero.

Por un menor nivel de ventas externas y mayores pagos de las importaciones en los primeros nueve meses del año, el saldo de la balanza comercial bajó u$s 8.079 millones respecto del mismo período del 2012.

La industria automotriz afrontó incrementos de impuestos, caída de las exportaciones y suspensiones, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Por eso la producción en noviembre cayó el 20,2% en forma interanual. En idéntico lapso, los despachos al extranjero bajaron por cuarto mes consecutivo, en este caso el 24,6% por el factor Brasil. Ciertas terminales ni siquiera pudieron concretarlas por problema portuarios. Hasta hubo 40.000 vehículos demorados en puertos y playas de depósito por falta de autorizaciones para ingresarlos. Entre unidades cero kilómetro nacionales e importadas se venderían 920.000 unidades en todo el 2013. Las firmas que las traían del extranjero cuestionaban el alza en la tasa de impuestos internos a las de alta gama, con lo que se desalentarían transacciones por u$s 800 millones. La sesión en el Senado para tratar el correspondiente proyecto de ley se haría el 18 de este mes y en el mismo se incluirían ciertos modelos de motocicletas, vehículos especiales para acampar y embarcaciones o aeronaves de uso recreativo o personal.

Florencio Randazzo, ministro del Interior y Transporte, confirmó que el Banco de Desarrollo de China otorgará un crédito de u$s 2.099 millones para financiar a China Machinery Engineering Corporation (CMEC) la reconstrucción y equipamiento del ramal ferroviario Belgrano Cargas que une 14 provincias.

De Vido busca líneas de crédito de China y Rusia para obras de infraestructura, que demandarían u$s 16.966 millones.

Con $ 4.000 millones de la Anses, se financiarán, en siete provincias del norte, edificaciones del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (Procrear).

Aumentó la demanda energética y declinó la producción de hidrocarburos, sin embargo De Vido manifestó que el país está en el “camino del autoabastecimiento”. Las expectativas futuras se concentran en los yacimientos “shale oil” y “shale gas” de Neuquén, sobre todo Vaca Muerta. Por el arrastre de la devaluación, a fines de noviembre y por segunda vez en el mes aumentaron los precios de las naftas.

Después de que Kicillof afirmara en abril del 2012 que Repsol le debía plata a la Argentina e YPF no le pagaría ni un dólar, el mes pasado se reabrió la negociación con la española para la compensación por el 51% de las acciones. De lograrse un acuerdo, quizás genere certidumbres a las multinacionales interesadas en invertir en el sector energético. Además el gobierno español levantaría las restricciones al ingreso de biodiésel argentino. YPF, a su vez, cerró un reservado contrato con la cuestionada (en Ecuador) norteamericana Chevron.

Miguel Ángel Fuks

miguelangelfuks@yahoo.com.ar


Comentarios


Las explicaciones del relato oficial no se condicen con la realidad