Las exportaciones de frutas están paralizadas por un conflicto gremial

Unas 11.000 toneladas de peras y manzanas se encuentran frenadas en las aduanas de la región. Las pérdidas se estiman en 10 millones de dólares.



#

Camiones varados en Centenario, a la espera de novedades. (Foto: oscar livera )

Las exportaciones de frutas de la región con destino a Estados Unidos y Brasil, entre otros mercados, están prácticamente paralizadas desde el viernes por una medida de fuerza gremial.

El reclamo afecta parte importante del comercio externo de la actividad, con pérdidas que alcanzan los 10 millones de dólares, según destaca un informe elaborado por el sector privado.

Hay en juego más de 11.000 toneladas de fruta que deberían estar rumbo a los distintos mercados externos, pero se encuentran frenadas en las aduanas de la región por la falta de empleados del Senasa que certifiquen esas partidas. Todos aquellos destinos que tienen acuerdos sanitarios (Carpocapsa, Mosca de los Frutos, etc.) con la producción frutícola del Valle de Río Negro y Neuquén se encuentran afectados por esta medida. Entre estos mercados clave se puede mencionar el caso de Brasil, Estados Unidos, India y China, que representan hoy el 50% de la oferta exportable regional.

El conflicto gremial nace luego de la decisión del Senasa de despedir a 213 trabajadores, de los cuales al menos siete tenían sus funciones en la delegación Patagonia Norte. “Tenemos la expectativa de que las partes en conflicto continúen con las conversaciones, pero acuerden liberar las exportaciones para no perjudicar al sector”, confiaron fuentes allegadas a la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) al ser consultadas sobre este tema.

Desde la CAFI enviaron ayer una carta al ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, solicitando que intervenga para destrabar el conflicto que está afectando el normal funcionamiento del Senasa. En el escrito señalan que las pérdidas económicas generadas por las medidas gremiales alcanzan los 10 millones de dólares, hasta ayer, y los millones aumentarán en la medida que las exportaciones no vuelvan a activarse.

Desde el gremio aseguran que existe una política de vaciamiento del organismo sanitario, definición que fue totalmente desmentida por parte de las autoridades del Senasa. “Contamos hoy con más de 5.000 trabajadores en todo el país. Las desvinculaciones representan menos del 5% de la planta de personal del Senasa. Es una torpeza hablar de vaciamiento”, detallaron desde las oficinas centrales del organismo, ubicadas en Paseo Colón.

Datos

Datos

50%
de las exportaciones frutícolas del Valle de Río Negro y Neuquén se encuentran afectadas por las medidas.
11.000
son las toneladas de fruta que se encuentran a la espera de ser analizadas por agentes del Senasa.

Comentarios


Las exportaciones de frutas están paralizadas por un conflicto gremial