Las fuerzas analizan las tareas en la contención y recuperación de votos en Río Negro

Unos 34.000 rionegrinas y rionegrinos no votaron, considerando la asistencia del 68% en la Provincia.

El Frente de Todos cayó a casi la mitad de los votos obtenidos en el 2017, que es la última elección de medio termino. Fueron 66 mil adhesiones menos. Juntos por el Cambio creció en 22 mil. El oficialismo -JSRN- amplió su respaldo en algo más de 53 mil. Unos 34 mil no votaron, considerando la asistencia del 68% del domingo contra el 73% de hace cuatro años.

Otra fuga estuvo en los Blancos y Nulos. Cerca de 13 mil, entre los 32.000 del domingo y los 19 mil del 2017.

Aquellos votantes del FdT se dispersaron en distintas direcciones. Gran parte no votaron o, también, recayeron en JSRN. Algunos optaron por las opciones de izquierdas.

Tienen razón en Juntos cuando advierte que un desafío para noviembre es conservar esos 122 votos obtenidos. Su crecimiento fue sorprendente. Rondó los 69 mil en el 2017 y, este domingo, sumó 53 mil votos.

La recuperación de electores es un objetivo y necesidad inobjetable del FdT. También JSRN se apunta en ese propósito. Son unos 34 mil, con el nivel de asistencia del 2017, aunque podría superar los 50 mil, considerando una presencia del 77%, como ocurrió en el 2015.

Juntos por el Cambio totalizó 95 mil votos, es decir, unos 22 mil más de los casi 73 mil del 2017 (Cambiemos, por entonces, y la Coalición Cívica-ARI afuera). Aníbal Tortoriello deberá retener la sumatoria, es decir, los apoyos a Mario De Rege y Germán Jalabert, que lograron 31 mil votos. Ambos ya hablaron -como también la diputada radical Lorena Matzen- con el cipoleño.

Ayer, con las primeras evaluaciones, el legislador Juan Martín ratificó la estrategia de la grieta a la rionegrina, entre JxC y el oficialismo. “Los números -resaltó- muestran que los votos que perdió el Frente de Todos se fueron a JSRN. Ambas propuestas expresan más o menos lo mismo”, remarcó.

También ya se prevé direccionar la campaña o el discurso de Tortoriello a votantes puntuales, como aquellos de respuestas duras a los reclamos por seguridad. Entonces, se piensa en nuevas visitas de la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Fugas de votantes

34.000
votantes menos, considerando la asistencia histórica, como el 73% de la elección del 2017, también de medio término.
66.000
votos menos obtuvo el Frente de Todos en relación al 2017. Parte de esa merma se explica en los que no fueron a votar.

Otro enfoque estará en los grupos anti-aborto, especialmente los religiosos. Un defensor de la causa “celeste”, Tortoriello quedó liberado con la composición final de la lista, confirmándose Adriana Fenouil como su segunda. La minoría no logró votos suficientes para incorporarse. Si lo hubiese alcanzado, Lorena Matzen debería acompañarlo y ella votó en Diputados por “el aborto legal”.

El Frente de Todos deberá salir a recuperar votos, mínimamente para alcanzar el segundo lugar y lograr una banca. JxC lo aventajó por más de 7.000 votos.

La presidenta del PJ, Alejandra Mas expresó el agradecimiento general pero dijo estar convencida que, con “mayor participación” y “un mensaje esperanzador” se logrará el “acompañamiento en la reconstrucción del país, en el marco del proyecto de Alberto y de Cristina”.


Comentarios


Las fuerzas analizan las tareas en la contención y recuperación de votos en Río Negro