Las Grutas: más turistas, pero gasoleros y con 85% de gastos con tarjeta

Radiografía del verano 2019. Caminar y comparar precios, evitar los comercios que no financian y escapadas de fin de semana completan el panorama.



#

Creció el número de visitantes a Las Grutas a fines de diciembre y principios de enero.(Foto: Martín Brunella )

Pregunta precios. Camina y compara. E, incluso, se aventura a llegar sin reservas de alojamiento pactadas. Para recorrer y negociar las opciones más baratas. Ése es el perfil de turista modelo 2019. Que llegó a este balneario acuciado por una realidad económica complicada. Aunque dispuesto a pelear la posibilidad de vivir una estadía “gasolera”, pero distendida. Para despejarse tras un 2018 complicado.

Adiós al contado rabioso

¿Su estrategia? Financiar el receso familiar con tarjetas de crédito. Y descartar los locales que no le ofrezcan alternativas de pago. Algo que ya está poniendo en jaque a algunos de los comercios del balneario. Que este verano, para sobrevivir, deberán dejar de exigir “efectivo rabioso”. Como suelen hacer para evitar blanquear sus ingresos reales, y evadir de ese modo obligaciones tributarias.

“Este año será así. Al comerciante que no se ponga a tono, directamente no le va a funcionar el negocio. Venimos, y seguimos, en un marco económico complicado. Pero como ocurre en todos estos años que llevo como comerciante, la gente en enero siempre trata de hacerse una escapada. Porque tiene la necesidad de desestresarse. Pero será un verano súper gasolero. Se está viendo, y la tendencia se mantendrá”, es el pronóstico de Walter Sequeira, el titular de la cámara de comercio local.

Para graficar su apreciación, que es compartida por el resto de los que integran la entidad, el hombre compartió cifras contundentes.

“El año pasado, y los anteriores, el consumo se saldaba mediante un 70% de pago con tarjetas de crédito, y un 30% de efectivo o débito. Hoy, el 85% se financia con crédito, y sólo el 15% mediante pago contado o débito. Es contundente el cambio”, aseguró Sequeira.

Estas variables comenzaron a percibirse durante el último fin de semana de 2018 y el arranque de este mes. La buena noticia es que, a comparación de 2017, tanto el “finde” de Navidad como los últimos festejos la gente se volcó a distenderse junto al mar. Y aumentó cerca de un 10% la cantidad de arribos.

“Se vio mucha más gente. Pero, como dije, cuidadosa con respecto al consumo”, señaló Sequeira.

En los hospedajes

Las buenas perspectivas en materia de público son compartidas por Carlos Rivas, uno de los referentes de la asociación de extrahoteleros.

Esa agrupación nuclea a los dueños de departamentos y complejos. Que son los que cuentan con mayor cantidad de camas en la villa turística.

“El arranque de enero y fin de año superó las expectativas en cuanto a cantidad de gente. Incluso muchos se quedaron. Y aunque ya es habitual que a partir del 7 vuelva a ingresar la oleada de gente que directamente se mantendrá en la primera parte de enero, esta vez fueron más los que permanecieron tras los festejos del 1º”, informó Rivas.

Con respecto a la pelea por los precios de alojamiento, el hombre tiene una visión distinta a la que compartió su par de la cámara de comercio. “Todavía no se está viendo mucho. Pero sólo estamos en el arranque. Sabemos que estamos en un verano que se avecina complicado. Por las variables económicas que todos conocemos”, dijo el comerciante. Y agregó su propio panorama para esta temporada 2019.

“Será un turismo más que nada de fin de semana, como ya nos ha tocado otros años. Las reservas que existen son de una estadía de 4 días promedio. Por eso creemos que se amesetará el nivel de público a partir de los lunes. Y se verán “findes” de gran ocupación”, estimó el prestador.

“Mucha más gente, pero muy cuidadosa con el consumo. Al comerciante que no se ponga a tono no le va a funcionar el negocio...”.

Walter Sequeira, titular de la Cámara de Comercio local.

Sandwiches en la playa para abaratar costos. Una opción de siempre.
Martín Brunella

Muchos llegan sin reserva de alojamiento y recorren el balneario para negociar y encontrar las opciones más económicas.

Se incrementó el uso de tarjetas de crédito.
Martín Brunella

Los números del verano

Este verano hay menos comercios abiertos.
Martín Brunella

Por la dolarización de alquileres, hay menor oferta comercial

El contexto económico complicado no sólo está influyendo en el comportamiento de consumo de los turistas.

También se aprecia en la oferta comercial, que este año decreció en el balneario.

Es que la dolarización de los alquileres produjo que muchos propietarios de locales no lograran cerrar trato con los potenciales interesados en abrir un negocio durante la temporada. Y eso provocó que, este verano, la peatonal y las principales arterias muestren una postal diferente. Con muchos locales cerrados. Y sin ninguna perspectiva de abrir sus puertas para sumarse a las opciones recreativas, gastronómicas o de servicios.

“Los alquileres de comercios, que están en dólares, se fueron por las nubes. Y a eso hay que sumarle todos los requisitos que ahora se exigen para abrir un local. Por eso el que llega para alquilar y poner un negocio en vacaciones, esta complicadísimo. De allí tanto comercio cerrado” expresó Walter Sequeira, el titular de la cámara de comercio grutense.

Los comerciantes estables tienen un panorama distinto, pero no por eso menos complejo.

“El aumento de los servicios y la presión tributaria oprimen. No será un verano fácil para nadie” finalizó Sequeira.

Recreación y servicios, con menos ventas

Los referentes de rubros de esparcimiento y servicios notan una baja en las ventas. Y señalan que el uso de tarjetas de crédito es casi excluyente.

“El menor poder adquisitivo no es un dato nuevo. Y se reforzó este verano. El turista consume lo prioritario y deja para esparcimiento lo que le sobra, cada vez menos. Desde hace tiempo se siente una baja en el consumo” dijo Walter Zonco, titular de una empresa de excursiones. Respecto al uso de tarjetas de crédito, Zonco señaló que es “lo que se ve en la mayoría. El que consume lo financia así. Para ponerse a tono y tratar de vender, hay que ofrecer facilidades de pago. En un contexto en el que nadie pudo subir los precios para equipararlos con la inflación, para cubrir ese déficit hay que tratar de ganar volumen de ventas” finalizó el prestador.

Datos

“Mucha más gente, pero muy cuidadosa con el consumo. Al comerciante que no se ponga a tono no le va a funcionar el negocio...”.
Muchos llegan sin reserva de alojamiento y recorren el balneario para negociar y encontrar las opciones más económicas.
10% aumentó
la cantidad de turistas que llegaron en comparación a iguales fechas del 2017, para los findes de Navidad, Año Nuevo y para recibir enero junto al mar.
85% de las compras
que están realizando los turistas se están financiando con tarjetas de crédito, y sólo el 15%, contra un 70% de crédito y un 30% de contado o débito que se registraba en años anteriores.
70% de reservas
existe hasta el momento para el primer tramo de enero. Y un 15% para febrero.
4 días
es el promedio de duración que tendrán las estadías este verano. Se aguarda a un turista de fin de semana. Y que el nivel de público se amesete al llegar los lunes.
15% de pagos
de los visitantes se realizan con tarjeta de débito o al contado.

Comentarios


Las Grutas: más turistas, pero gasoleros y con 85% de gastos con tarjeta